TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El peri贸dico de la Cuenca Minera

El Supremo confirma la nulidad de la autorizaci贸n ambiental de la mina de Riotinto

Comparte nuestras noticias

Atalaya recuerda que la sentencia s贸lo alude a “cuestiones administrativas” que no afectan a la actividad minera ni pone en tela de juicio la gesti贸n de la empresa, que insta a la administraci贸n a “corregir los defectos formales”

El Tribunal Supremo (TS) ha desestimado el recurso de casaci贸n presentado por Atalaya Riotinto Minera y la Junta de Andaluc铆a contra la sentencia del Tribunal Superior de Justicia de Andaluc铆a (TSJA) que el pasado 19 de septiembre anulaba la Autorizaci贸n Ambiental Unificada (AAU) concedida por la Administraci贸n auton贸mica en 2014 para la explotaci贸n de la mina de Riotinto, de modo que la sentencia ya es firme y obliga al Gobierno andaluz a subsanar los defectos administrativos de aquella concesi贸n.

Tal y como ya inform贸 Tinto Noticia, con esa sentencia, que estimaba de forma parcial una demanda interpuesta por Ecologistas en Acci贸n, el TSJA anulaba la autorizaci贸n no porque la compa帽铆a incumpliera alg煤n requisito legal, sino porque la Administraci贸n auton贸mica se la concedi贸 sin someter previamente a informaci贸n p煤blica el informe de compatibilidad ambiental, con lo que seg煤n el alto tribunal andaluz se vulneraron las obligaciones de informaci贸n y los derechos de participaci贸n ciudadana en este proceso.

En concreto, la sentencia indica textualmente que la empresa, llamada entonces Emed Tartessus, “present贸 numerosa documentaci贸n que se consideraba imprescindible para la tramitaci贸n del expediente”, pero no fue objeto de informaci贸n p煤blica, por lo que considera que la participaci贸n y la informaci贸n, que constituyen dos “pilares esenciales del tr谩mite de evaluaci贸n de impacto ambiental”, fueron desatendidas, por lo que anula la autorizaci贸n con objeto de que puedan cumplirse tales requisitos.

Adem谩s, la sentencia concreta con detalle cu谩l fue la documentaci贸n presentada por la empresa, entre la que cita informes sobre suelos contaminados, ampliaci贸n del estudio ac煤stico, aclaraci贸n sobre escombreras activas y pasivas, autorizaci贸n de aprovechamientos forestales, estudio espec铆fico de afecciones a la Red Natura 2000, adenda al Estudio de Impacto Ambiental, la matriz actualizada de valoraci贸n de impactos, aplicaci贸n de mejores t茅cnicas disponibles en el proceso de deposici贸n de est茅riles y an谩lisis de alternativas a este proceso.

La respuesta de la empresa

Tras la desestimaci贸n de los recursos por parte del Tribunal Supremo, Atalaya Riotinto Minera ha emitido un comunicado en el que recuerda que la sentencia s贸lo alude a “cuestiones formales de car谩cter administrativo” que “no tienen ning煤n efecto sobre las operaciones actuales ni futuras de la compa帽铆a”, as铆 como que “en ning煤n caso se pone en tela de juicio la gesti贸n de las instalaciones mineras e industriales que est谩 desarrollando Atalaya”, por lo que la empresa insta a la administraci贸n andaluza a “corregir los defectos formales” de la AAU concedida en 2014.

En primer lugar, la compa帽铆a asegura que “acata y respeta la decisi贸n del Tribunal Supremo de no entrar a analizar las razones de procedimiento se帽aladas por el TSJA y queda a la espera del dictamen que al respecto puedan realizar las administraciones competentes en la materia, especialmente tras las modificaciones al proyecto propuestas por la empresa y que fueron objeto de aprobaci贸n mediante una nueva Autorizaci贸n Ambiental Unificada de 17 de octubre de 2018”.

Asimismo, la empresa quiere “recordar que la sentencia del TSJA alude a cuestiones formales de car谩cter administrativo en determinadas partes del procedimiento de aprobaci贸n de la AAU del a帽o 2014. En ella se aduce que no se hab铆an expuesto p煤blicamente una serie de documentos, de entre los cientos que conforman un tr谩mite complejo y largo en el tiempo como es la Autorizaci贸n Ambiental de un proyecto minero”.

Desde la perspectiva de Atalaya, se entiende que “estas consideraciones de car谩cter formal no tienen ning煤n efecto sobre las operaciones actuales ni futuras de la compa帽铆a, descartando la propia sentencia la nulidad de pleno derecho de la autorizaci贸n ambiental”, pues el propio tribunal indica en resoluci贸n previa que no se apreciaba “una nulidad patente o manifiesta como lo demuestra el extenso procedimiento seguido y que no se acreditan da帽os o perjuicios de imposible o dif铆cil reparaci贸n ya que la AUU por s铆 misma no autoriza la actividad minera”, a帽aden.

A la vista de ello, Atalaya afirma que “en ning煤n caso la sentencia pone en tela de juicio la gesti贸n de las instalaciones mineras e industriales que est谩 desarrollando Atalaya, en cumplimiento de la ley y las autorizaciones emitidas por las autoridades competentes en materia minera y ambiental incluyendo la AAU”.

“Es por todo que Atalaya quiere volver a lanzar un mensaje de tranquilidad a sus m谩s de 400 empleados y 650 trabajadores de contratas que trabajan diariamente en sus instalaciones, sus socios, contratistas y ciudadan铆a en general, confiando en que, a la luz de las diferentes opciones que ofrece la legislaci贸n espa帽ola y andaluza, se puedan poner en pr谩ctica los mecanismos destinados a subsanar ese defecto administrativo sin que esto afecte a la buena marcha de las operaciones”, contin煤an desde la compa帽铆a.

Por ello, a帽aden, “los asesores legales de Atalaya consideran que la Administraci贸n andaluza, adem谩s de cumplir con el Fallo de la Sentencia del TSJA y corregir los defectos formales de la AAU del 2014, deber谩 tener en cuenta tambi茅n en ese proceso todas las medidas t茅cnicas y ambientales propuestas por la empresa y autorizadas en la AAU del 2018, de tal forma que se plasme claramente todas las mejoras que en la gesti贸n de las instalaciones mineras e industriales del PRT est谩 desarrollando Atalaya en estos 煤ltimos a帽os”.

“De esta manera, y desde una posici贸n de responsabilidad, Atalaya va a seguir procurando la excelencia en la gesti贸n en materia minera, ambiental y de seguridad y generando empleo y riqueza para la regi贸n a largo plazo”, concluyen.