TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

El general que llamó a incendiar El Campillo pierde la Medalla de Huelva 82 años después

Comparte nuestras noticias

El Pleno del Ayuntamiento aprueba por unanimidad la retirada del distintivo a Queipo de Llano

El general franquista Gonzalo Queipo de Llano, que en los albores de la guerra civil española llamó a “incendiar” el municipio minero de El Campillo -entonces llamado Salvochea- “hasta hacerlo desaparecer”, ha perdido este miércoles 31 de octubre, más de 82 años después de aquellos sucesos, la Medalla de Huelva que el Ayuntamiento de la capital onubense le concedió en julio de 1938.

La medida ha sido aprobada por unanimidad de todos los grupos políticos de la Corporación Municipal, que han votado favorablemente a la retirada de esa concesión que aún tenía uno de los principales protagonistas del levantamiento militar que precedió a la dictadura franquista, quien llamaba públicamente, a través de Radio Sevilla, a “incendiar Salvochea hasta hacerla desaparecer”.

La retirada de la Medalla de Huelva ha sido propuesta por el Equipo de Gobierno Municipal del PSOE, que pretende con ello mantenerse “firme en el cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica, por la que se reconocen y amplían derechos y se establecen medidas en favor de quienes padecieron persecución o violencia durante la guerra civil y la dictadura”, ha subrayado el portavoz del equipo de gobierno municipal, Manuel Gómez Márquez.

Esta medida se suma a la que el Ayuntamiento de Huelva hizo efectiva en septiembre pasado, cuando el Pleno anuló el título de Hijo Adoptivo de la ciudad que también poseía Queipo de Llano. Además, durante aquella sesión plenaria, de la que también se hizo eco Tinto Noticias -el periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, el Ayuntamiento también le quitó el mismo título a Gregorio Haro Lumbreras, el comandante que el 19 de julio de 1936 conducía a los miembros de la columna minera de Riotinto hacia Sevilla para acabar con el golpe de estado franquista y que, poco antes de llegar a su destino, acabó traicionándolos y organizándoles una emboscada en La Pañoleta (Camas).