TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

El agua de grifo de la Cuenca Minera, la segunda mejor valorada por los chefs

Comparte nuestras noticias

Una muestra recogida en Nerva, procedente del embalse del Jarrama, queda en segunda posición, por encima de las embotelladas, en una cata a ciegas realizada por cinco expertos

La empresa pública Giahsa ha llevado a cabo este miércoles una singular iniciativa para conmemorar el Día Mundial del Agua, que se celebra este viernes en todo el mundo. En concreto, la sede central de la compañía ha acogido una cata de aguas en la que han participado cinco expertos y reconocidos chefs y hosteleros de la provincia y que se ha realizado sobre cinco muestras de agua, tres procedentes de suministros de la provincia, concretamente de grifos de Aljaraque, Nerva y Rociana del Condado (con origen en los embalses del Chanza, Jarrama y Corumbel, respectivamente) y dos de marcas comerciales embotelladas.

La cata, que ha contado con la presencia de la presidenta de la Mancomunidad de Servicios (MAS), Laura Pichardo, y del director ejecutivo de Giahsa, Manuel Domínguez Limón, ha sido realizada por Antonio Ramón Macías, de El Cerrojo (Alosno); Diego García, de La Bohemia (Huelva), Francisco José Díaz, de Las Meigas (Huelva); Txema Martín, de La Mirta (Aljaraque); y Manuel Bernal, de Pura Vida (Punta Umbría), quienes han llevado a cabo la cata a ciegas sobre muestras numeradas del uno al cinco y han plasmado posteriormente una valoración sobre sus principales características, relativas a factores como brillo, transparencia, limpidez, fluidez, frescura o aroma.

Cata_DMA_19_02

El agua mejor valorada ha sido la procedente del Corumbel, seguida de la del Jarrama, cuya muestra recogida procede de un grifo de Nerva, y de la del Chanza, mientras que las dos muestras de agua embotellada de marcas comerciales han quedado en cuarto y quinto lugares.

Calidad avalada por expertos

Los expertos han coincidido en señalar la calidad del agua del grifo de la provincia de Huelva, una calidad que consideran que debe ir pareja con los productos que emplean para desarrollar su trabajo diario. Por ello, como ha indicado Laura Pichardo, “nada mejor que este grupo de reconocidos chefs de la provincia para poner en valor uno de los tesoros que nos ofrece nuestra provincia, el agua del grifo”.

La idea de Giahsa este año para celebrar el Día Mundial del Agua se ha centrado en “una actividad que nos permite dar visibilidad a algo que a diario pasa tan desapercibido como es la calidad del agua”. Detrás del gesto, ha recordado Pichardo, “de abrir el grifo de nuestra casa hay unos recursos naturales extraordinarios y el trabajo de muchos hombres y mujeres empeñados en ofrecer el mejor servicio a nuestros usuarios”.

El director ejecutivo de Giahsa, Manuel Domínguez, ha recordado que el pasado año, “para conmemorar el Día Mundial del Agua, pusimos en marcha la campaña Progrifo en colaboración con la Asociación Española de Operadores Públicos (AEOPAS) bajo el lema ‘H2O con H de Huelva’, con la que estamos fomentando el consumo del agua del grifo, un agua que, como hoy nos han demostrado este grupo de profesionales de la restauración con su cata y posterior veredicto en sobre cerrado, es más saludable, más económica y más ecológica”, ha subrayado.

Domínguez ha agradecido la colaboración de los cinco chefs de la provincia, “que han atestiguado en esta novedosa experiencia algo que sabíamos y que hoy confirmamos desde la perspectiva de los expertos: que el agua de Huelva es una de las mejores del mundo y que desde Giahsa velamos porque llegue en esas condiciones de calidad desde la naturaleza a nuestros hogares”.

La empresa, que gestiona el ciclo integral del agua en toda la Cuenca Minera de Riotinto, ha destacado que el agua que se suministra desde Giahsa llega a casi 150.000 hogares de la provincia de Huelva “en perfectas condiciones de calidad y salubridad después de someterse a un cuidado y complejo proceso de potabilización” en las Estaciones de Tratamiento de Agua Potable (ETAPs), un total de 11 distribuidas por la provincia, que reciben el agua bruta desde embalses y otras captaciones superficiales y subterráneas.

Posteriormente se distribuye desde depósitos de abastecimiento que regulan el caudal de producción. “El resultado en los grifos es la obtención de un agua limpia, inodora y de sabor agradable, según la normativa europea, libre de sustancias como materia orgánica, inorgánica y microorganismos”, han concluido.