Cortan al tráfico la calle Ángel Muriel desde el próximo lunes por obras

Durante cuatro meses, estará prohibido el acceso de vehículos desde la rotonda del Centro de la Comunicación ‘Jesús Hermida’ hacia la avenida de Italia

Las obras que está llevando a cabo el Ayuntamiento de Huelva para la nueva ordenación y ampliación de la calle Ángel Muriel afectarán a la circulación de vehículos en toda la zona. En concreto, a partir del próximo lunes 23 de enero, la calle quedará totalmente cortada al tráfico rodado, mediante el cierre integral del acceso desde la rotonda del Centro de la Comunicación ‘Jesús Hermida’, donde confluyen las vías José Luis García Palacios, Presidente Adolfo Suárez y Villa de Madrid en la glorieta Arquitecto José Pablo Vázquez Hierro, hacia la avenida de Italia.

Como consecuencia de este cambio en la circulación, el acceso a la calle Castilla desde la avenida de Italia sólo será posible desde la avenida de la Ría. Un itinerario que tendrán que seguir también los residentes de la calle Escritor Hermenegildo de la Corte.

Por lo que respecta al transporte público, de manera excepcional, se permitirá únicamente a los autobuses de EMTUSA llegar hasta la calle Castilla a través de la avenida de la Ría, propiciando un giro controlado semafóricamente desde la calle Víctor Fuentes Casas.

El teniente de alcalde de Urbanismo, Medioambiente y Transición Ecológica, ha señalado que “se trata de una situación provisional, mientras se ejecutan unas obras que tienen un plazo de ejecución de unos cuatro meses para resolver definitivamente los problemas de accesibilidad peatonal y la mejora del tráfico rodado en la conexión del Casco Antiguo con Pescadería y el Ensanche Sur”. Gómez ha insistido en que “es una actuación fundamental para la revitalización de la comunicación entre el Centro y el Ensanche Sur, potenciando el tránsito peatonal y rodado hacia el Muelle del Tinto y el Paseo de la Ría” sin embargo continúa “a pesar de los beneficios, las molestias para los vecinos durante las obras serán inevitables, por lo que debemos pedir disculpas y comprensión durante estos meses de obras, en los que los conductores deberán extremar la precaución, respetando en todo momento la señalización provisional y atendiendo las indicaciones del personal de la obra”.

De esta forma, el teniente de alcalde ha manifestado la importancia de informar a la ciudadanía, tras la reunión mantenida ayer con los representantes vecinales de la zona.

NUEVO ORDENACIÓN

La obra en la calle Ángel Muriel, con una inversión íntegramente municipal de medio millón de euros, tiene por objeto ampliar la sección viaria actual, pasando a tener tres carriles para vehículos y un nuevo acerado junto a la antigua Estación de Tren, que permitirá dar continuidad al recorrido peatonal con la zona del Ensanche. De este modo, se consigue un acerado completo de la calle, habilitando un nuevo espacio peatonal accesible con zonas de estancia y arbolado.

El ámbito de la ampliación de la calle Ángel Muriel, tiene una superficie total de 5.130 metros cuadrados, correspondiente al área de unión de la rotonda del Ensanche Sur y el viario peatonal junto al Antiguo Colegio Ferroviario. Se incluye en este entorno una ampliación del espacio ocupado tradicionalmente por las edificaciones y vallado de la antigua estación. El nuevo viario linda al Sur con la rotonda de la calle Villa de Madrid y la calle Presidente Adolfo Suárez; al Oeste con las nuevas edificaciones de la calle Escritor Hermenegildo de la Corte y calle Castilla, al Este con antiguas instalaciones de RENFE; y al Norte con la Avenida de Italia.

El eje del nuevo vial conectará la intersección de la rotonda de Villa de Madrid y Presidente Adolfo Suárez con la Avenida de Italia, con dos carriles de entrada dirección Avenida de Italia y un carril de salida del Centro hacia el Ensanche Sur. Se garantiza tanto desde la nueva calle, como desde la calle Sevilla el acceso a la gasolinera, que mantendrá su servicio; incluyendo además los encuentros con los viarios adyacentes y la rotonda, así como la intervención en la Avenida de Italia.

El proyecto contempla la dotación de mobiliario urbano y la conservación del arbolado actual y su ampliación con Jacarandas, Tipuanas y Pinos en la zona de la rotonda, trasplantando las palmeras existentes, que se ubicarán a ambos lados de uno de los pasos de peatones.

Además, se prevé la señalización y la semaforización de tres intersecciones y de sus pasos de peatones, los cuales funcionarán con pulsador bajo demanda en el inicio de la calle Ángel Muriel junto a la rotonda de la calle Villa de Madrid con avenida Presidente Adolfo Suárez; en la calle Ángel Muriel intersección con calle Castilla; y en la avenida de Italia, intersección con la calle Rábida.