Vecinos de Berrocal y La Granada protestan por los recortes sanitarios

Unas 300 personas de 20 municipios se concentran frente a la delegación de Salud de la Junta de Andalucía

Alcaldes, alcaldesas, otros representantes municipales y vecinos de una veintena de localidades onubenses afectadas por recortes en sus consultorios médicos o centros de salud (entre ellas Berrocal y La Granada de Riotinto) han participado este jueves en una concentración frente a la sede principal de la Delegación del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva.

En dicha acción de protesta han participado unas 300 personas, y el principal objetivo de la misma ha sido volver a reclamar, como lo vienen haciendo desde hace ya casi un año, la restitución de las urgencias 24 horas y otros servicios sanitarios suprimidos desde que se inició la actual pandemia de coronavirus en marzo de 2020.

Los asistentes han exhibido pancartas reivindicativas, así como han lanzado todo tipo de proclamas dando visibilidad a sus reivindicaciones, así como una portavoz del Movimiento Vecinal ‘Urgencias ya’ de San Bartolomé de la Torre, Peña González, en esta ocasión también en representación de los vecinos de todos los municipios afectados por los recortes sanitarios, ha procedido a la lectura de un manifiesto.

González ha definido en primer lugar las reivindicaciones sanitarias de dichas localidades como un «derecho», toda vez que ha remarcado que, concluido verano «sin haber obtenido respuesta por parte de la Junta de Andalucía a las numerosas movilizaciones e innumerables solicitudes de cita del último año, nos volvemos a encontrar para seguir reivindicando este ataque a la Sanidad Publica que venimos sufriendo desde hace ya más de 18 meses».

La portavoz vecinal también ha enumerado los municipios afectados por esta situación: Almonte, Beas, Berrocal, Cala, Cortelazor, Escacena del Campo, El Almendro, El Rocío, La Granada de Riotinto, Linares de la Sierra, La Nava, La Herrería, Matalascaña, Mazagón, Moguer, Paterna del Campo, Paymogo, Puebla de Guzmán, San Bartolomé de la Torre, San Silvestre de Guzmán, Santa Ana la Real y Valdelarco, a lo que ha añadido que regresan a las movilizaciones «más fuertes, mas unidos y con más ganas que nunca, para seguir reclamando unos servicios sanitarios públicos acordes con las necesidades de estas poblaciones», así como «para salvaguardar el derecho más básico, el de la Salud».

Peña González también ha indicado en el manifiesto no entender «porque la ciudadanía de todos estos municipios tiene que desplazarse en caso de urgencia al centro de Salud asignado, cuando sabemos que el tiempo en algunos casos es absolutamente vital», así como «porque por el simple hecho de ser pueblos pequeños nos cerraron nuestros centros médicos, lo cual recorta y debilita el derecho a la Salud de la ciudadanía en función del lugar donde residen».

También ha señalado que «desde el respeto a la Junta de Andalucía, le exigimos que el desembolso de los fondos Covid que está poniendo a su disposición el Gobierno de España garantice la reapertura de nuestros centros de salud y servicios de urgencias, y sirvan para restituir la cartera de servicios».

«La Covid-19 nos ha enseñado a lo largo de estos duros meses de pandemia que hay que reforzar el sistema sanitario, no recortarlo, ni suprimirlo, ya que lo único que esto ha causado es el colapso de los centros por exceso de demanda, y el deterioro psicológico de los profesionales sanitarios, a los que hoy, les decimos más que estamos con ellos», ha proseguido.

Por último la representante vecinal hizo alusión al anuncio realizado ayer por el Gobierno andaluz sobre la restitución en los centros de salud de los distritos de Huelva de la petición de cita previa presencial. Una noticia que, según prosiguió, «nos alegra enormemente» por lo que «solo esperamos que no se quede en meras palabras, sino que sea de inmediato», insistiendo en que igualmente «todas y todos los que hoy nos encontramos ante esta Delegación, así como aquellos vecinos que están en los pueblos, también esperamos que de inmediato sean restituidos los servicios de urgencias, y reabiertos los centros médicos actualmente cerrados».

Los alcaldes y alcaldesas participantes, entre los que se encontraba la presidenta de la Diputación de Huelva y primera edil de San Bartolomé de la Torre, María Eugenia Limón, se manifestaron en esta misma línea.

Así, en el caso del alcalde de Moguer, Guastavo Cuéllar, en cuyo municipio está afectado por los recortes el centro médico de Mazagón, quiso mostrar su «apoyo incondicional a la Sanidad Pública y a todas y todos los profesionales sanitarios, los cuales nos consta que están reclamando lo mismo que nosotros en sus respectivos centros de trabajo con el fin de mejorar la atención primaria».

Por su parte la primera edil de El Almendro, María Alonso Mora, lamentó que «después de un año y medio, nuestro centro de salud siga cerrado, obligando a los vecinos a desplazarse a Villanueva de los Castillejos para recibir atención médica». Todo ello, añadió, «a pesar de que desde el Ayuntamiento hemos ofrecido soluciones a la Delegación de Salud.

Macarena Robles, teniente de alcalde del Ayuntamiento de Almonte, indicó que en los tres núcleos de población de dicha localidad –Almonte, El Rocío y Matalascañas- «se está viendo mermada la atención sanitaria» ya que, entre otros recortes, los dos segundos no cuentan actualmente con servicio de urgencias durante las 24 horas «a pesar de que hay 30 kilómetros de distancia entre Matalascañas y Almonte, y de que en El Rocío residen habitualmente unas 2.000 personas, que se elevan hasta las 50.000 los fines de semana».  

Igualmente precisó que se ha propuesto a la Delegación de Salud la contratación de médicos por parte del Ayuntamiento «para suplir dichas carencias», pero «nos lo han negado», y por ello los vecinos «necesitan respuestas inmediatamente».

Finalmente Juan Salvador Domínguez, alcalde de Paterna del Campo, quien subrayó el apoyo de numerosos colectivos vecinales a las reivindicaciones, también lamentó al cierre desde hace ya un año y medio del servicio de Urgencias de su localidad, reclamando su «inmediata apertura».