Un total de 10 municipios de la Sierra continúan con restricciones de agua

Aracena y Aroche ya disfrutan de un servicio las 24 horas al acometerse diferentes obras

Un total de diez municipios de la sierra de Huelva continúan con las restricciones nocturnas de agua que la empresa Giahsa viene realizando desde el pasado mes de julio debido a «la dilatada sequía como por los efectos de la ola de calor de las últimas semanas, que ha disminuido aún más las reservas de los acuíferos al tiempo que ha provocado un aumento del consumo». Por su parte, Aracena y Aroche disfrutan desde el pasado viernes de un servicio completo tras acometerse diferentes obras.

De este modo, en la comarca de la Sierra de Aracena y Picos de Aroche se mantienen diez municipios con restricciones en horario nocturno como son Cala, Cortelazor, Cumbres de Enmedio, Cumbres Mayores, Cumbres de San Bartolomé, Higuera de la Sierra, Hinojales, Puerto Moral, Santa Olalla del Cala y Valdelarco.

En esta línea, estas restricciones se producen desde las doce de la noche hasta las siete de la mañana, aunque en algunos municipios se ha tenido que ampliar a los fines de semana, ya que «no es posible garantizar la continuidad de los recursos durante esos dos días completos». No obstante, Giahsa ha tenido que adelantar a las 22,00 horas el inicio del corte en Cumbre Mayores, mientras que desde el pasado viernes en Higuera de la Sierra, Puerto Moral y las aldeas de La Umbría y Valdezufre (Aracena) la interrupción también se produce en la franja de entre las cuatro y las seis de la tarde.

Asimismo, tanto Aracena y Aroche que venían sufriendo dichas restricciones, desde el pasado viernes vuelven a contar con un servicio completo de agua.

Al respecto, según ha explicado la empresa a través de sus redes sociales, en el caso de Aracena, Giahsa realizó la pasada semana «los trabajos para equipar el denominado pozo Rafael 3, consistentes en la instalación de una bomba a cincuenta metros de profundidad, la tubería de extracción y la alimentación eléctrica, así como la conexión con la red de abastecimiento», una obra que según la empresa ha posibilitado que «los niveles de depósito se hayan recuperado razonablemente».

Por su parte, en Aroche, Giahsa ha llevado a cabo las obras destinadas a mejorar la capacidad de extracción en las captaciones subterráneas que abastecen a la localidad, concretamente en el pozo La Belleza 3.

En otro orden de cosas, la empresa suministradora está complementando la situación con el aporte de agua mediante camiones cisterna y desarrollando un trabajo técnico en toda la zona, tanto en la reparación de fugas y averías como en la localización de fraudes y excesos de consumo.

Además, desde la empresa pública se están reiterando los llamamientos a la moderación en el uso de agua y a que se supriman en lo posible todo lo que no sea estrictamente necesario, especialmente en riegos y piscinas.

De este modo, Giahsa ha detallado que las reservas de los «precarios» acuíferos de la zona están «bajo mínimos y la situación se está viendo agravada prácticamente por días», por lo que «todo lo que se pueda ahorrar permitirá disponer de agua por más tiempo».

En la misma línea, Giahsa ha pedido también paciencia a los usuarios durante el restablecimiento del suministro cada día a las siete de la mañana. En muchos lugares, especialmente en las zonas altas de los municipios, desde que se abre la salida del depósito hasta que se terminan de llenar las redes de abastecimiento «pueden pasar incluso horas».

Por otro lado, Giahsa ha recomendado que no se abran los grifos a partir de las 12 de la noche, de manera que las redes no se queden vacías y de ese modo el restablecimiento del suministro en todos los hogares sea más rápido.