La campofrieña Úrsula Camacho logra el ascenso a la Segunda División Nacional con el Betis

La joven futbolista de Campofrío pone la guinda a una espectacular temporada

La joven futbolista de Campofrío Úrsula Camacho, que desde 2017 triunfa en el Real Betis Balompié, ha cosechado este fin de semana un nuevo éxito deportivo. A sus 18 años, la jugadora campofrieña ha logrado el ascenso a la Segunda División Nacional Femenina tras una liguilla en la que ha sido titular en todos los partidos y una de las piezas claves de la defensa de su equipo, el Betis B Feminino, que ha conseguido un merecido ascenso tras tres años seguidos intentándolo.

La liguilla de ascenso ha puesto el broche de oro a una temporada en la que Úrsula Camacho, pese a ser juvenil, ha pertenecido a la plantilla del Real Betis B Féminas, con el que el pasado mes de mayo logró el título de campeona de liga en la Segunda Andaluza Femenina Senior de la provincia de Sevilla con unos números espectaculares, pues su equipo ganó 27 de los 28 partidos (solo se dejó un empate) y acabó con una ventaja de ocho puntos sobre el segundo clasificado: el Sevilla FC B Femenino.

Ya en la fase de ascenso, el Betis B se enfrentó en primer lugar al campeón de Huelva, el Atlético Azahar C.F., al que venció por 5 a 1 en el cómputo global de los dos partidos de la eliminatoria, tras lo que le endosó sendos 3 a 1 al Cádiz CF y a la UD Almería en las Semifinales y la Final, respectivamente, lo que ha puesto la guinda a una espectacular temporada de esta deportista de Campofrío que lleva el nombre de su pueblo y de toda la Cuenca Minera por los numerosos campos de fútbol por los que pasa a lo largo de cada temporada.

Úrsula Camacho suma así un nuevo éxito a su impecable trayectoria deportiva. Basta con realizar un breve repaso a la misma para comprobar las grandes cualidades futbolísticas y enorme proyección de esta futbolista campofrieña, que comenzó a jugar a fútbol con sólo seis años, como pre-benjamín, en la Escuela Deportiva de su pueblo, tras lo que, durante siete temporadas, formó parte de un equipo masculino de fútbol, primero en el Deportivo Campofrío F.C. (de 2010 a 2013) y después en el Nerva C.F (De 2013 a 2017).

Tras su paso por ambos clubes (en categorías Alevín, Infantil y Cadete Masculuno) y militar después durante una temporada en el Atlético Cortegana Senior Femenino, en 2017 se incorporó a las filas del Real Betis Balompié, donde inició la temporada en el equipo Juvenil Femenino de la Segunda División Andaluza y, a continuación, fue ascendida al equipo senior B.

A ello hay que sumar su trayectoria en las diferentes selecciones, donde siempre ha sido y es una de las fijas. Tras pasar por la Selección Onubense en las categorías Femenina Alevín (de 2011 a 2013), Femenina Sub 12 Infantil (de 2013 a 2014) y Femenina Sub 16 Cadete (de 2014 a 2017) y por la Selección Sevillana Femenina Sub 17 Juvenil (de 2017 a 2018), Úrsula Camacho participó en la Selección Andaluza en Categoría Infantil y, el año pasado, era una de las habituales en las convocatorias de la Selección Andaluza Femenina Sub 18, con la que en febrero disputó el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas Sub 18 celebrado en Cataluña.

Con gran técnica individual, buena colocación en el campo y gran sentido de la distribución del juego, Úrsula juega habitualmente en las posiciones de central y medio centro o pivote defensivo, si bien su principal faceta, destacada por todos sus técnicos, es su carácter y capacidad de liderazgo, hasta el punto de que ha sido la capitana de todos los equipos en los que ha militado, incluido, en su primera temporada, el Real Betis Juvenil.

Úrsula Camacho, una campurriana que triunfa en el Betis y en la Selección Andaluza de Fútbol

La sección ‘Con nombre propio’ de Tinto Noticias, dedicada a difundir la trayectoria de personas de la Cuenca Minera de Riotinto que destacan por su labor social, cultural, deportiva o profesional, no podía pasar por alto a Úrsula Camacho (Campofrío, 2001), una futbolista campurriana que, a sus 17 años, triunfa en el Real Betís Balompié y en la Selección Andaluza Femenina de Fútbol. 

Basta con realizar un breve repaso a su trayectoria para comprobar las grandes cualidades futbolísticas y enorme proyección de Úrsula, que comenzó a jugar a fútbol con sólo seis años, como pre-benjamín, en la Escuela Deportiva de su pueblo, tras lo que, durante siete temporadas, ha formado parte de un equipo masculino de fútbol, primero en el Deportivo Campofrío F.C. (de 2010 a 2013) y después en el Nerva C.F (De 2013 a 2017).

Úrsula, con el Campofrío

Tras su paso por ambos clubes (en categorías Alevín, Infantil y Cadete Masculuno) y militar después durante una temporada en el Atlético Cortegana Senior Femenino, en 2017 se incorpora a las filas del Real Betis Balompié, donde inicia la temporada en el equipo Juvenil Femenino de la Segunda División Andaluza y, a continuación, es ascendida al equipo senior B, que ocupa la primera posición de la tabla y está llamado a disputar la liguilla de ascenso a la Segunda División Femenina.

A ello hay que sumar su trayectoria en las diferentes selecciones, donde siempre ha sido y es una de las fijas. Tras pasar por la Selección Onubense en las categorías Femenina Alevín (de 2011 a 2013), Femenina Sub 12 Infantil (de 2013 a 2014) y Femenina Sub 16 Cadete (de 2014 a 2017) y por la Selección Sevillana Femenina Sub 17 Juvenil (de 2017 a 2018), Úrsula Camacho ha participado en la Selección Andaluza en Categoría Infantil y, actualmente, es una de las habituales en las convocatorias de la Selección Andaluza Femenina Sub 18, con la que viene de disputar el Campeonato de España de Selecciones Autonómicas Sub 18 celebrado el pasado mes de febrero en Cataluña.

Úrsula, con la Selección Andaluza Sub 18

Con gran técnica individual, buena colocación en el campo y gran sentido de la distribución del juego, Úrsula juega habitualmente en las posiciones de central y medio centro o pivote defensivo, si bien su principal faceta, destacada por todos sus técnicos, es su carácter y capacidad de liderazgo, hasta el punto de que ha sido la capitana de todos los equipos en los que ha militado, incluido, en su primera temporada, el Real Betis Juvenil.

Las aspiraciones de Úrsula no son otras que «seguir creciendo poco a poco», como futbolista y como persona, en un club importante como el Real Betis Balompié, donde posee, asegura, «un cuerpo técnico excepcional» que se encarga en todo momento de formar y mejorar a todas las jugadoras de la cantera. Además, está convencida de que está «en el mejor sitio» para ello, donde compagina su labor deportiva con sus estudios de Bachiller y, próximamente, universitarios.

En lo deportivo, su objetivo es, a corto plazo, disputar y ganar la liguilla de ascenso a la Segunda División del Futbol Femenino y, a largo plazo, como la gran mayoría de jugadoras de cantera, debutar y jugar en la Primera División del Futbol Femenino y, si es posible, con su equipo, el Real Betis Balompié.

Sus padres, Francisco Javier Camacho y María del Mar Cañado, se sienten «orgullosos» de su hija y valoran de forma «muy positiva» la decisión adoptada por Úrsula, que con 16 años ha dado un vuelco a su vida al dejar sus estudios en el IES Cuenca Minera, sus compañeros y, sobre todo, la casa de sus padres en Campofrío, para ir a vivir en una ciudad como Sevilla, donde convive en un piso con otros estudiantes y se ha matriculado en un nuevo instituto para jugar en un club en el que las exigencias son máximas.

Úrsula, con el Betis Juvenil

«Ella es una niña muy valiente y nosotros la hemos apoyado y la apoyamos en todo momento», destacan los padres, convencidos de que «Úrsula, mejor que nadie, sabe que sus objetivos y metas sólo podrá conseguirlos dando este paso tan importante en su vida. Todos estos sacrificios de nuestra hija son recompensados -añaden- porque hace lo que más le gusta, jugar al futbol, y además, en el equipo de toda su vida, el Betis.