El Infanta Elena estrena un TAC que multiplica la capacidad de diagnóstico

Detecta ictus, cánceres y otras enfermedades con menos dosis de radiación

El Hospital Infanta Elena ha incorporado dentro de su Servicio de Radiodiagnóstico un nuevo equipo de tomografía computarizada (TAC) de altas prestaciones, el segundo de estas características con el que cuenta el centro hospitalario, con el fin de seguir potenciando su capacidad diagnóstica para poder ofrecer una respuesta más rápida, segura y completa al resto de especialidades.

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva, Bella Verano, acompañada de la responsable de Salud en la provincia, Manuela Caro, han visitado este martes las nuevas instalaciones junto con el director gerente del hospital, Antonio Carrión, destacando la apuesta de la Consejería de Salud por la mejora de las infraestructuras del centro hospitalario en estos últimos años y la apuesta realizada en inversiones y obras de mejora.

Este nuevo equipo de TAC, que viene a sumarse al incorporado en el año 2021 también considerado de alta gama, cuenta con grandes prestaciones y permitirá la realización de nuevos estudios específicos destinados a mejorar la asistencia sanitaria. “Un esfuerzo inversor importante”, según ha destacado la delegada del Gobierno, “ya que el proyecto total ha requerido de una partida de más de 476.000 euros, teniendo en cuenta las obras y el coste del equipo electromédico”.

Para la instalación del nuevo TAC han tenido que realizarse durante los últimos meses una serie de obras para adecuar la zona, que han afectado a las salas 8 y 7 y al área de control. El objetivo primordial ha sido reorganizar los espacios para permitir la instalación del nuevo equipo, facilitar la accesibilidad de los pacientes encamados y mejorar la comodidad y seguridad para pacientes y profesionales.

Para ello se ha procedido a cambiar los sistemas eléctrico, de gases medicinales y de climatización, las luminarias, carpintería y solería, además de proceder al cálculo e instalación del blindaje protector o plomado de todo el recinto, con el fin de proteger de la radiación y ofrecer una óptima seguridad a pacientes y profesionales.

El nuevo TAC, que presenta importantes prestaciones y que supera en gran medida la capacidad diagnóstica del equipo anterior, es capaz de realizar pruebas para la detección del código ictus, perfusión cerebral, atención oncológica, estudios vasculares y de Traumatología, y todo ello con una menor dosis de radiación. Solo el año pasado se llevaron a cabo en el Hospital Infanta Elena más de 12.500 estudios de TAC a pacientes de su zona de adscripción, ha informado la Junta de Andalucía.

Una vez más los Servicios de Tecnologías de la Información y Comunicación, STIC, han participado de una forma muy activa en la puesta en marcha de estas instalaciones, ya que los equipos están conectados entre sí con el PACS centralizado del Servicio Andaluz de Salud y con el Centro avanzado de Diagnóstico por Imagen (CADI), permitiendo la monitorización en tiempo real del funcionamiento de los equipos, las dosis administradas y la homogeneización de protocolos diagnósticos.

Este nuevo TAC se integra en el proyecto Huella de Energía, que tiene como objetivo que la sanidad pública andaluza disponga de la mejor información diagnóstica por imagen que la tecnología actual pueda ofrecer, con la mayor seguridad para el paciente y dentro de un proyecto de desarrollo sostenible. Esta inversión está financiada por la Unión Europea, a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia- NextGeneration EU, instrumento financiero de la inversión C18.I1 Plan de inversión en equipos de alta tecnología del SNS, del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España

El Hospital Infanta Elena ha visto mejorar significativamente su equipamiento electromédico en los últimos años, sobre todo en el área de Radiodiagnóstico, en el que además de un primer TAC de última generación adquirido el pasado año, también se han incorporado dos nuevas salas radiológicas robotizadas, dos equipos portátiles digitales y numeroso equipamiento con las m

La delegada de Salud pide respeto a la investigación sobre los presuntos contratos irregulares en Riotinto

Manuela Caro defiende la gestión del centro hospitalario tras el cese de la jefa de personal

La delegada de Salud y Consumo de la Junta de Andalucía en Huelva, Manuela Caro López, ha pedido respeto para el trabajo del grupo de Policía Judicial de la Guardia Civil en la investigación abierta por la comisión de presuntos delitos de prevaricación en la contratación del personal de Hospital de Riotinto y que destapó este periódico el pasado domingo.

La delegada ha utilizado para manifestarse una página de la red social Facebook dedicada los profesionales y usuarios del centro hospitalario y que cuenta con 1.300 miembros. Concretamente, ha respondido a un usuario que compartió en dicho grupo la noticia de este periódico.

En su post Caro ha asegurado que todos los ciudadanos, sin excepción, deben “respetar las leyes, normas y procedimientos. En los casos judicializados, lo que debemos hacer todos es respetar el trabajo de la policía judicial y esperar a lo que determinen los jueces”.

Es la primera manifestación pública de la Delegación de Salud desde que un trabajador del Hospital de Riotinto denunciara a la Jefa de Personal del Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, E.G.H., por favorecer, presuntamente, la contratación de un familiar.

En la denuncia, tal y como destapó Tinto Noticias, se especifica que la persona favorecida habría obtenido irregularmente 5,100 puntos baremados en ‘experiencia NO SAS’ de la bolsa de trabajo del Servicio Andaluz de Salud. Con estos puntos, el familiar de la jefa de personal alcanzó los 37 puntos totales que le valieron para acceder al cargo de sustitución de celadores del centro hospitalario.

En el comentario, además, la delegada de Salud hace referencia a los “gestores que también tiene sus competencias” -en una clara alusión a la dirección del hospital que ha apartado de su cargo a la jefa de personal- y ha asegurado que “cada cual debe ejercer sus competencias y respetar la competencias de cada cual”.

Manuela Caro termina su escrito con un “saludo a todos mis compañeros de muchos años”. Y es que la ahora delegada territorial de Salud y Consumo ha sido enfermera del Hospital del Riotinto, además de concejal del Ayuntamiento de El Campillo.

Tras el post, aparecen otros dos comentarios en lo que se advierte que el supuesto enchufe de la jefa del personal no sería el único y que «cuando acabe la investigación más de uno se sorprenderá».

El hospital guarda silencio

Mientras que la delegada de Salud se manifiesta abiertamente en redes sociales, la dirección del centro hospitalario guardia silencio. Tinto Noticias ha tratado de ponerse en contacto con algún responsable pero, aseguran, que no harán declaraciones.

Fuentes de la delegación añadieron que el hospital está colaborando con los agentes y ha entregado la documentación que se le ha solicitado. De hecho, la semana pasada la Guardia Civil se personaba en Riotinto, concretamente en las oficinas aleñadas conocidas como las caracolas, para recoger la documentación que ayudará a esclarecer este presunto caso de enchufismo.

Mientras la investigación avanza, la jefa de personal sigue apartara de sus funciones. Por el momento su puesto no ha sido sustituido por otro trabajador y el centro ha optado porque las funciones las asuma el director económico administrativo, que está al frente de la la Unidad de Atención al Profesional (UAP) desde el pasado 27 de diciembre.

Concentración de repulsa contra la agresión a la enfermera de Moguer

El ataque se produjo cuando la sanitaria trataba de evitar que una mujer se autolesionara

El sindicato CCCOO ha condenado hoy la agresión que sufrió una enfermera en el centro de salud del municipio de Moguer el pasado 2 de diciembre durante el ejercicio de sus funciones. La condena ha tenido lugar en una concentración de repulsa convocada por la junta de personal de Atención Primaria de Huelva.

El sindicato, a través del secretario general del Sindicato Provincial de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO de Huelva, Juan José Rodríguez González, ha condenado que “nuevamente se haya materializado la nefasta costumbre de agredir a las personas que nos cuidan” y ha explicado que “la agresión se produjo cuando la enfermera intentaba evitar que la agresora se lesionara a si misma en una crisis de ansiedad bastante aparatosa”.

Ante situaciones como esta, que no son aisladas, desde CCOO se exige a la dirección de los Distritos Huelva-Costa y Condado-Campiña, que “doten de vigilantes de seguridad a todos los centros de salud, una medida que se hace imprescindible ante las continuas agresiones que venimos sufriendo el personal de la sanidad pública en el ejercicio de nuestras tareas asistenciales con los ciudadanos y en tanto no se implementan soluciones transversales a medio plazo”.

Juan José Rodríguez ha subrayado que “actualmente en Huelva, tan sólo los centros de salud de Lepe y El Torrejón cuentan con la protección de vigilantes de seguridad, y en alguno como en el de Isla Cristina, donde se implantó este servicio tras varias agresiones, fue retirado tras un mes escaso”.

En esta línea, el máximo responsable del área de sanidad del sindicato en la provincia ha querido puntualizar que “actos de protesta, como el de hoy, están bien y deben seguir realizándose, pero no son suficientes ya que de nada sirve que la dirección de distrito participe en las concentraciones si paralelamente se desentiende de la seguridad de los y las trabajadoras”.

CCOO denuncia que, “desde primeros de año, la seguridad en los centros sanitarios está sufriendo importantes recortes, tanto en número de efectivos como en el horario de prestación del servicio, especialmente en los hospitales”.

Para el Sindicato, “resulta lamentable que la administración sanitaria anteponga cuestiones económicas a la seguridad de sus trabajadores y trabajadoras en el desempeño de sus funciones para con la población y exige que deje de ser cicatera y asuma que la integridad física y psíquica de su personal no tiene o no debe tener precio”.

La Cuenca Minera contará con otra ambulancia medicalizada para casos de emergencias

El equipo móvil dará cobertura a Minas de Riotinto, Valverde del Camino y Calañas

La Cuenca Minera y el Andévalo Central contarán desde hoy con un nuevo equipo sanitario móvil para reforzar la atención de emergencias y urgencias a los usuarios de ambas comarcas. Se trata de una ambulancia medicalizada, denominada Delta, que dará cobertura los 365 dias del año y que tendrá su base en la localidad de Calañas, según ha indicado la Junta en una nota de prensa.

La consejera del ramo, Catalina García, ha visitado este lunes este dispositivo con motivo de su entrada en funcionamiento, «el tercero de este tipo que incorpora el área sanitaria», dirigido en este caso a prestar cobertura a las comarcas del Andévalo central y la Cuenca Minera, concretamente a la población de las Zonas Básicas de Salud (ZBS) de Calañas, Valverde del Camino y Minas de Riotinto. Los otros dos se ubican en Aroche y Aracena y su radio de acción comprende los municipios de la Sierra.

García ha manifestado que «con este tercer equipo móvil se mejora la accesibilidad del conjunto de la ciudadanía residente en el área sanitaria a este tipo de asistencia, incrementándose los recursos disponibles y reduciendo a la vez las cronas y los tiempos de respuesta, lo que supone en definitiva un importante avance en la calidad de la atención a las urgencias y emergencias en el ámbito extrahospitalario en este enclave de la provincia».

El comienzo de actividad de este nuevo equipo Delta ha ido precedido de la contratación de los cuatro médicos y cuatro enfermeras que conforman su plantilla, a los que se suman los técnicos de emergencias que aporta la empresa de ambulancias. En este sentido, entre el personal requerido y la adquisición del material y la dotación de equipamiento, su funcionamiento «conlleva una inversión anual por parte de la Administración autonómica que asciende a un total de 590.000 euros».

Esta modalidad de dispositivo «presta servicio de manera ininterrumpida las 24 horas del día, los 365 días del año», y lo lleva a cabo mediante una ambulancia medicalizada de soporte vital avanzado, «es decir, con una alta capacidad de resolución que le permite atender y estabilizar a los pacientes en el mismo lugar donde se haya producido el suceso, ya sea a nivel domiciliario o en vía pública, antes de ser trasladados al centro hospitalario si fuera necesario».

Para ello, aparte de personal cualificado para abordar esta clase de asistencias, está dotado de todo el equipamiento tecnológico correspondiente: monitor-desfibrilador, electrocardiograma, respirador, material para inmovilización de pacientes, instrumental pediátrico y material farmacológico, entre otros elementos destacados.

La consejera ha señalado que la puesta en marcha del nuevo equipo en Calañas permite también «reforzar y apoyar» la labor que desarrollan en este mismo apartado los Servicios de Urgencias de Atención Primaria (SUAP) de los centros de salud situados en su radio de influencia: Calañas, Valverde del Camino, El Cerro de Andévalo, Minas de Riotinto, Zalamea la Real y Nerva, dotados de sus respectivas ambulancias.

De esta forma, en caso de producirse una urgencia o emergencia fuera del centro sanitario o ser necesario el traslado de un paciente al hospital ante prioridades 1 y 2, el Delta se encarga en lugar de que se tengan que movilizar los profesionales de los SUAP, «propiciando que estos puedan permanecer en su centro y continúen ofreciendo asistencia a la ciudadanía».

La creación de estos equipos móviles es una de las principales medidas incluidas en el Plan Andaluz de Urgencias y Emergencias (PAUE) de la Consejería de Salud y Consumo, que ha impulsado la extensión en la provincia de una red de dispositivos de este tipo en Atención Primaria que alcance a toda la población onubense, integrada ya por un total de nueve.

Así, García ha apuntado que a este último en la localidad calañesa hay que añadir los otros dos que también se circunscriben al Área Sanitaria Norte, cuatro en el Distrito Huelva-Costa y dos más en el Distrito Condado-Campiña.

Dentro de dicha red también se encuentran como recursos para la atención a las urgencias y emergencias los dos Equipos Móviles de Cuidados Avanzados (EMCA), asimismo denominados Unidades de Cuidados Enfermeros (UCE), existentes en Huelva: uno con base en la capital y otro en el municipio de Almonte.

El Centro Coordinador de Urgencias y Emergencias 061 es el encargado de la activación de estas unidades móviles, las propias del 061 y los SUAP y DCCU de la provincia en función de las necesidades que se presenten, conformando un amplio número de recursos en este ámbito a disposición de la ciudadanía onubense.

La titular autonómica de Salud y Consumo, que ha estado acompañada en el acto por la consejera de Inclusión Social, Juventud, Familias e Igualdad, Loles López; la delegada del Gobierno andaluz, Bella Verano; el alcalde de Calañas, Mario Peña; la delegada territorial, Manuela Caro, y la directora gerente del Área Sanitaria Norte de Huelva, María Paz Pérez.


La sede del nuevo equipo Delta de Calañas se aloja en un edificio de titularidad del Ayuntamiento, que, además de ceder sus espacios al Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, ha asumido las obras de rehabilitación y reforma necesarias para su adecuación. En la planta baja se distribuyen las zonas de estar del personal y en la primera planta los dormitorios y aseos. También se ha habilitado un aparcamiento especial destinado a la ambulancia.

Por ello, la Consejería de Salud y Consumo ha expresado su «agradecimiento» al Consistorio calañés por su colaboración «en la realización de este importante proyecto de mejora de la atención sanitaria a sus vecinos y los de las localidades del entorno».

El Área Sanitaria Norte homenajea a sus 41 profesionales jubilados este año

Les agradece su trayectoria de dedicación al cuidado de la salud de la población

El Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, el dispositivo del Servicio Andaluz de Salud (SAS) responsable de la asistencia a los vecinos residentes en las comarcas onubenses de la Sierra, Cuenca Minera y parte del Andévalo, ha organizado hoy un emotivo acto de despedida a los 41 profesionales que se han jubilado durante este año, en el que se ha querido reconocer su larga trayectoria de dedicación al cuidado de la salud de la población de esta zona de la provincia.

La jornada ha estado presidida por la delegada territorial del ramo, Manuela Caro, en compañía de la gerente del área sanitaria, María Paz Pérez, y su equipo directivo, que ha dedicado unas palabras de agradecimiento a los compañeros jubilados, a la vez que se les ha hecho entrega de un distintivo conmemorativo como recuerdo a sus años de dedicación a la labor asistencial.

De los 41 profesionales que en 2022 han finalizado su etapa laboral en el área sanitaria, 27 pertenecen al Hospital de Riotinto y 14 a los centros de salud y otros dispositivos de atención primaria. Por categorías, 5 son auxiliares administrativos, 2 administrativos, 7 auxiliares de enfermería, 7 celadores, 11 enfermeras, 1 técnico de laboratorio, 1 técnico de función administrativa, 1 telefonista, 1 veterinario y 5 médicos (1 facultativo hospitalario, 3 médicos de familia y 1 pediatra de atención primaria).

Este acto de homenaje, que se celebra tradicionalmente en estas fechas, se enmarca en las diferentes actividades organizadas por el área sanitaria con motivo del periodo navideño, en el que se da una especial respuesta tanto a los profesionales como a los pacientes que tienen que pasar las fiestas ingresados y sus acompañantes.

CSIF celebra la renovación a los 12.000 profesionales del SAS pero exige que se hagan plantilla estructural

En Huelva, CSIF estima que se podrían beneficiar unos 700 profesionales aproximadamente

La Central Sindical Independiente y de Funcionarios (CSIF), sindicato más representativo en las administraciones públicas y primera fuerza sindical multiprofesional del Servicio Andaluz de Salud, ha celebrado el anuncio realizado por el presidente de la Junta, Juanma Moreno, sobre la renovación de los 12.000 profesionales contratados en su día como refuerzo Covid y a los que expiraba el contrato a 31 de diciembre próximo, y que en Huelva, CSIF cifra aproximadamente en unos 700 los profesionales que se beneficiarían.

CSIF ha exigido “que estos efectivos se hagan estructurales dentro del sistema sanitario público andaluz, ya que también son estructurales las necesidades que están cubriendo, como ha quedado sobradamente demostrado”.

El presidente del Sector de Sanidad de CSIF Andalucía, Victorino Girela, tras conocerse la renovación de dichos contratos, ha criticado que no se haya negociado con las organizaciones sindicales dicho plan de renovación, al tiempo que ha lamentado la “falta de transparencia” que existe por parte de la Administración sanitaria al respecto en relación a la información facilitada a los representantes de los trabajadores y trabajadoras. “Desconocemos el número, categorías y duración de lo que se va a contratar”, ha señalado.

A juicio de Victorino Girela, “de nuevo juegan con el lenguaje ya que se trata de contratos que se irán incorporando paulatina y progresivamente, a partir de la segunda o tercera semana de enero próximo, y además ello dependerá de las necesidades que demanden las direcciones de los centros, que forman parte de la propia Administración”, según ha argumentado el presidente de CSIF Sanidad Andalucía.

Asimismo, el responsable de CSIF ha indicado que “se desconoce cuántos de esos contratos tendrán continuidad en el tiempo, por lo que es lógico pensar que al no ser plantilla estructural, una parte importante no se prolongarán más allá de los seis meses anunciados”, al tiempo que ha asegurado que “no todos los contratos que se están haciendo son de seis meses o un año”.

“Aprovechan las contrataciones propias de esta época del año (cobertura de vacaciones, permisos, alta frecuentación por Gripe y ajustes de jornada,etc..) para vender una gran oferta de contratos, cuando la realidad es que no son estructurales en la inmensa mayoría de los casos, y además dan continuidad a una situación de provisionalidad sin garantías de continuidad”, ha criticado Girela.

“Sin embargo, las necesidades que existen van a exigir de todos estos profesionales y de algunos más para paliar la situación de colapso de la atención primaria y urgencias y  las listas de espera  tanto de consulta de especialidades como quirúrgicas”, ha asegurado.

Aunque CSIF valora el anuncio realizado por el presidente sobre renovación de contratos porque “menos es nada”, “sabemos que de nuevo son fuegos de artificio, porque hay contrataciones, pero no son ni tan estables, ni tan correctoras de la problemática asistencial que hay en el SAS. No son todas las que necesitamos, ni solucionamos las deficiencias y colapso de la Atención Primaria”.

Déficit de profesionales, según los cálculos del sindicato

“Se contratarán los 959 médicos por un años y del resto de categorías (unos 11.000 profesionales) por seis meses, pero siguen siendo eventuales, cuando realmente deberían convertirse en plantilla estructural, y aún así nos faltarían entre 18.000 y 20.000 trabajadores adicionales para acercarnos a las ratios para una más adecuada asistencia sanitaria”, ha puntualizado.

En concreto, el responsable de CSIF Sanidad Andalucía ha cifrado en 600 el déficit de profesionales de Fisioterapia, en más de 7.000 los de Enfermería, así como en más de 4.000 el personal técnico en cuidados de enfermería (TCAE). Igualmente, la sanidad pública andaluza adolece de falta de médicos (más de 3.000), administrativos (1.500), y otras categorías como Trabajador Social, Terapeuta Ocupacional, Celadores, Celadores-conductores, pinches, mantenimiento, personal de lavandería, etc.. que, según los cálculos del sindicato, acumularían un déficit de unos 3.000.

El Campillo acoge las XII Jornadas de Salud y Participación del Área Sanitaria Norte

El encuentro aborda la atención frente al covid-19, las acciones contra la violencia de género y la colaboración con el movimiento asociativo

El Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva ha organizado hoy, en colaboración con el Ayuntamiento de El Campillo, sede de esta actividad, sus ya tradicionales Jornadas de Salud y Participación Ciudadana, dirigidas a las asociaciones ciudadanas en general y de pacientes en particular, entidades municipales y otras instituciones y colectivos de esta zona de la provincia onubense.

La delegada territorial del ramo, Manuela Caro, ha inaugurado, junto al alcalde de la localidad, Juan Carlos Jiménez, las jornadas, que a lo largo de sus 12 ediciones “se han convertido en un espacio de encuentro fundamental entre el Área Sanitaria Norte y los ciudadanos a los que ofrece asistencia: la población residente en las comarcas onubenses de la Sierra, Cuenca Minera y parte del Andévalo”, ha comentado.

La responsable en Huelva de Salud y Consumo ha destacado la “importancia” de celebrar periódicamente este encuentro de participación ciudadana, “con el que se brinda a los habitantes de este enclave de la provincia la posibilidad de reforzar su cercanía y sentirse partícipes de la institución responsable de su atención sanitaria”.

El programa de las jornadas se ha dividido en tres bloques principales. En el primero, a cargo de la directora gerente, María Paz Pérez, se ha presentado el informe de actividad en el último año del área sanitaria, con especial mención al abordaje de la pandemia y el desarrollo de los planes de contingencia, adaptación de los recursos y puesta en marcha de protocolos diseñados para garantizar la asistencia tanto a los pacientes afectados por Covid-19 como al resto de usuarios con otras patologías, así como las inversiones en obras ejecutadas en este periodo para la mejora de las infraestructuras y los servicios con este mismo cometido.

En este apartado, y tal y como se hizo en la edición del año pasado, un profesional de primera línea asistencial, en este caso Eladio Sánchez, médico de familia en el consultorio de Encinasola, perteneciente a la Unidad de Gestión Clínica de Cumbres Mayores, ha compartido las acciones llevadas a cabo desde su ámbito para atender los brotes de Covid-19 registrados en una pequeña localidad como esta.

El segundo bloque se ha centrado en la violencia de género y, concretamente, las medidas que está impulsado el área sanitaria para obtener la acreditación de ‘Centro Comprometido contra la Violencia de Género’ que concede la Consejería de Salud y Consumo a través de la Agencia de Calidad Sanitaria de Andalucía. Este certificado reconoce la labor de los centros del sistema sanitario público de Andalucía en la atención a las mujeres víctimas de maltrato y en la lucha contra esta lacra social.

El último bloque de las jornadas ha consistido en una mesa redonda sobre la colaboración con el movimiento asociativo de salud en El Campillo, localidad referente en Huelva en el asociacionismo de pacientes. De hecho, dos de las entidades presentes en la jornada, AFA, en representación de los familiares y enfermos de Alzheimer, y ASPROMIN (Asociación Protectora de Personas con Discapacidad Intelectual de la Cuenca Minera) nacieron en el municipio y progresivamente han ido ampliando su actividad hasta extenderse al conjunto de la provincia. La otra participante, ACAMACUM (Asociación de Lucha contra el Cáncer de la Cuenca Minera), posee también una importante trayectoria en la comarca.

Fomento de la participación ciudadana

La convocatoria de estas jornadas es una de las actuaciones centrales del Plan de Participación Ciudadana del Área de Gestión Sanitaria Norte de Huelva, una estrategia que persigue fomentar la proximidad entre los profesionales sanitarios y la población que atienden, de manera que se eliminen posibles barreras y se incorpore la escucha activa de los usuarios y su opinión como un elemento clave en la gestión de los servicios y, en definitiva, de avance asistencial.

Así, esta cita se plantea como una oportunidad para la ciudadanía no solo de conocer el funcionamiento diario del sistema sanitario y los circuitos de trabajo que en él se desarrollan, sino también de ofrecer su opinión y valoración sobre las actuaciones que se realizan en el mismo, estableciéndose de esta forma con el usuario un clima de diálogo que contribuye a una mejor relación con su centro sanitario y sus profesionales y que incide, a su vez, en un mejor nivel de salud de la población.

Con tal fin desde el área sanitaria se ha invitado a las jornadas a las 42 asociaciones ciudadanas, en su mayoría vinculadas a la salud, y a los 36 ayuntamientos y 12 institutos de educación secundaria (IES) de su zona de influencia.

Junto con esta actividad, el área sanitaria ha constituido en los últimos años dentro de este mismo objetivo comisiones de participación en sus centros de salud y el Hospital de Riotinto. La finalidad de estos órganos es incluir los criterios ciudadanos en sus diferentes actividades asistenciales, permitiendo a los usuarios colaborar con los equipos asistenciales para mejorar y hacer más humana y cercana la atención sanitaria.

La exposición ‘Un reto milenario’ llega al Hospital de Riotinto

La muestra hace un recorrido por la historia de la investigación del cáncer

El Hospital de Minas de Riotinto acoge desde este miércoles 23 de noviembre la exposición sobre investigación en cáncer ‘Un reto milenario’, una muestra en la que se hace un recorrido a lo largo de la historia para conocer cómo ha ido evolucionando la investigación en cáncer y cómo ha influido su conocimiento en la supervivencia de esta enfermedad.

Desde la Asociación Española contra el Cáncer (AECC) en Huelva han destacado que la exposición «se remonta al inicio de los tiempos y muestra cómo en épocas tan lejanas como la prehistoria ya podemos encontrar vestigios del cáncer, lo que pone de manifiesto que el cáncer no es una enfermedad de una época reciente».

La muestra vuelve la vista al pasado para poner en valor la ciencia como un medio esencial para abordar enfermedades, así como el trabajo de los investigadores y su aportación a lo largo de la historia para conocer y mejorar la supervivencia en cáncer, entre los que se encuentran los hitos acaecidos en el último siglo: la secuenciación del genoma o la inmunoterapia.

No obstante, la exposición tampoco se olvida del futuro, donde la investigación oncológica dirige sus esfuerzos hacia una mayor comprensión del proceso tumoral y el perfeccionamiento del diagnóstico de los diferentes tumores, así como hacia diseñar nuevas estrategias terapéuticas para enfrentar la enfermedad.

La exposición puede disfrutarse también en su edición digital en el siguiente enlace: https://view.genial.ly/634558f283b882001967d489

Cisneros calcula que la Covid habría matado a un cuarto de la población si no hubiera habido vacunas

El doctor imparte una conferencia organizada por la Academia de Ciencias, Letras y Artes de Huelva

El Jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Virgen del Rocío en Sevilla, José Miguel Cisneros, ha calculado que, de no haber contado con vacunas contra la COVID-19, este virus habría provocado la muerte de un cuarto de la población mundial.

Esta ha sido una de las muchas y valiosas aportaciones del doctor Cisneros durante la conferencia ‘Las enfermedades infecciosas en 2050’ organizada por la Academia de Ciencias, Artes y Letras de Huelva, en la que el también jefe del ‘Grupo de Investigación en Resistencia Bacteriana y Antimicrobianos. CIBERINFEC’ del Instituto de Biomedicina de Sevilla repasó su libro en el que, con la misma denominación y al que se puede acceder de forma gratuita en la red, hace un repaso del presente y el posible futuro de las enfermedades infecciosas más importantes, concluyendo, principalmente, que estas serán “uno de los problemas de salud más importantes en 2050”.

En este sentido, advirtió de que, aunque las previsiones pueden ser erróneas, la situación actual “nos lleva a unas estimaciones de que vamos a ir a peor en todas las infecciones si no cambiamos”, apoyándose en que la Organización Mundial de la Salud establece que el cambio climático y la contaminación es la principal amenaza para la salud mundial “y este problema no tiene visos de mejorar”. Además, entre los 10 principales riesgos para la salud, cinco son infecciones.

El doctor Cisneros explicó que el cambio climático y la globalización “favorecen la propagación de virus y bacterias”, por lo que apostó por “adelantarnos, investigar para identificar los virus con más riesgo de salto entre especies entre los miles de virus animales que hay y que las nuevas pandemias que están por venir no nos coja de nuevo desprevenidos”.

El Jefe del Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Universitario Virgen del Rocío en Sevilla, que fue quien diagnosticó el primer caso de COVID local en España, hizo un repaso a la evolución de la pandemia, sobre la que resaltó la necesidad de “cambiar algunas cosas como el diagnóstico y la confianza en los profesionales”, si bien también destacó las cosas que se hicieron bien, como “la cultura de la investigación generada que propició la puesta en común de resultados de diferentes estudios para conseguir vacunas en un plazo de tiempo impensable”.

En este contexto, también lanzó un mensaje positivo sobre la COVID, afirmando que actualmente “estamos en una situación estable, sin incremento de casos y sin que estos tengan la muerte como repercusión, a pesar de la relajación total de medidas como las mascarillas o aglomeraciones”. A su juicio, esto “se debe a las vacunas, que es el invento del siglo, y también a la inmunidad de grupo conseguida, que dificulta la propagación del virus”.

El doctor Cisneros también repasó la evolución de otras infecciones importantes y que inciden de manera determinante en la vida de las personas, tales como la gripe, las infecciones de transmisión sexual, el VIH, el virus del Nilo Occidental, el virus Crimea-Congo, o los virus por bacterias multirresistentes.

En ese sentido, el ponente hizo hincapié en “la necesidad de hacer un buen uso de los antibióticos, puesto que se ha demostrado que su uso terapéutico excesivo aumenta el riesgo de resistencias bacterianas y que la reducción de su uso a lo estrictamente necesario mejora su eficiencia.” En ese mismo sentido, pidió un cambio en la cultura de los pacientes para que no confundan la restricción terapéutica del uso de antibióticos a lo estrictamente necesario con una prescripción médica insuficiente o inadecuada.

Tanto el presidente de la Academia de Ciencias, Artes y Letras de Huelva, Emilio Pascual, como el académico de número el doctor Antonio Pereira Vega, encargado de moderar el debate posterior a la conferencia, agradecieron la presencia del doctor José Miguel Cisneros, del que, además de su contrastada profesionalidad, destacaron su valía humana.

En este sentido, Antonio Pereira destacó que el conferenciante ha sido investigador principal de 18 proyectos de investigación nacionales e internacionales y es autor de más de 230 artículos científicos sobre antimicrobianos, resistencia bacteriana, infecciones asociadas a la atención sanitaria y programas de administración de antimicrobianos. El doctor Cisneros también es socio de honor de diversas sociedades científicas nacionales y ha recibido el premio Salud Investiga 2012, el de Médico Ilustre del real Colegio de Médicos de la provincia de Sevilla en 2017 y el Premio Manuel Moreno López de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica (SEIMC) 2021.

Esta conferencia-coloquio se enmarca en el programa de actividades del nuevo curso académico de la Academia de Ciencias, Artes y Letras de Huelva inaugurado el pasado 11 de noviembre y que tendrá continuidad en nueva conferencia que se celebrará el próximo lunes 28 de noviembre sobre avances en la investigación de la enfermedad de Alzheimer, cuyos detalles serán anunciados en breve.

Sobre la ACALHU

La Academia de Ciencias, Artes y Letras de Huelva es una corporación de derecho público, constituida el 30 de noviembre de 1998, que tiene como principal objetivo promover y difundir la cultura en el entorno local y provincial, en todos sus campos: ciencias, artes y letras. Sus 26 académicos numerarios actuales provienen de muy diversos medios: Universidad, empresas, actividades artísticas, profesiones liberales y otras. Además de una dilatada experiencia en el ámbito de su dedicación profesional, todos ellos tienen como denominador común su interés por la cultura en sus más diversas manifestaciones. Las actividades de la Academia han abarcado hasta hoy muy diversos campos, incluidas conferencias, exposiciones artísticas, conciertos, premios, radiodifusión y otras.

El Juan Ramón Jiménez es reconocido internacionalmente por su atención a los pacientes con cáncer

La certificación QOPI acredita sus estándares de calidad asistencial

El Servicio de Oncología Médica del Hospital Universitario Juan Ramón Jiménez ha sido acreditado con la certificación internacional QOPI (Quality Oncology Practice Initiative), otorgada por la Fundación ECO y la Sociedad Americana de Oncología Clínica (ASCO, por sus siglas en inglés), y que reconoce su excelencia en la atención de los pacientes con cáncer.

El Servicio liderado por el Dr. Juan Bayo ha recibido este reconocimiento internacional por cumplimentar una serie de indicadores de calidad asistencial que han sido definidos por ASCO y que contribuyen a mejorar tanto la experiencia del paciente, como sus posibilidades de curación.

Para el doctor Bayo, “esta acreditación supone un reconocimiento al trabajo que venimos desarrollando desde el hospital por ofrecer el mejor servicio posible a la población onubense afectada por estas patologías, a la vez que un importante estímulo para seguir mejorando. En este sentido, quiero poner en valor que nuestra unidad se encuentra al mismo nivel de las mejores del país en cuanto a prestaciones y tratamientos disponibles, tal y como refrendan reconocimientos de este tipo, y que los elevados niveles de calidad y seguridad que ahora se acreditan, junto con la humanización y la participación ciudadana, son nuestros signos de identidad”. “Todo esto no sería posible sin el compromiso y el trabajo continuado de todos los profesionales que integran la unidad, desde médicos a enfermeras, auxiliares y celadores, y también del Servicio de Farmacia con su colaboración indispensable en este proceso, así como el apoyo que recibimos por parte del equipo directivo del centro”, ha añadido.

Un equipo de expertos de la Fundación para la Excelencia y la Calidad de la Oncología (ECO) -colaboradora en España de ASCO y encargada de realizar los procesos nacionales de auditoría-, ha evaluado el grado de cumplimiento de los distintos aspectos clave en la asistencia oncológica, cuya realización acredita a los hospitales como centros de alto rendimiento. Entre los factores analizados destacan la seguridad del paciente, sus necesidades y expectativas, su bienestar emocional, el seguimiento de su dolor -y si existe un plan de atención para el mismo-, junto a la preparación adecuada de quimioterapia por parte del equipo de farmacia hospitalaria y su correcta administración en el Hospital de Día por parte del personal de Enfermería.

El doctor Rafael López, presidente de la Fundación ECO, ha querido reconocer el constante esfuerzo de los diferentes actores que diariamente intervienen en el abordaje del cáncer en el Hospital Juan Ramón Jiménez -tanto personal sanitario, como gestores y/o pacientes-, por su incesante implicación en la mejora continua del proceso asistencial. “El Juan Ramón Jiménez se suma a una lista de ya trece centros españoles que consiguen esta acreditación otorgada por la Fundación ECO y ASCO, que reconoce la máxima excelencia de la atención a los pacientes con cáncer. Una noticia excepcional para los pacientes oncológicos en nuestro país y, en esta ocasión, de la provincia de Huelva”, ha celebrado López.

Certificación QOPI en España

Actualmente, disponen de esta certificación QOPI en nuestro país el Hospital General de Valencia, el Hospital Universitario Central de Asturias, el Instituto Oncohealth de la Fundación Jiménez Díaz en Madrid, el Hospital Clínico San Carlos de Madrid, el Hospital Clínico Universitario Virgen de la Arrixaca de Murcia, el Hospital Internacional HC Marbella de Málaga, el Hospital Universitario 12 de Octubre, el Hospital General Universitario Morales Meseguer y el Hospital Universitario Puerta de hierro Majadahonda.

Junto a ellos, el Hospital Universitario Ramón y Cajal de Madrid, el Instituto Valenciano de Oncología y el Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela son los tres hospitales nacionales que han conseguido reacreditarse.

A escala mundial, son más de 300 hospitales entre Estados Unidos, Brasil, Grecia, España, Rumanía y Arabia Saudí los que han logrado este sello. Siendo España el tercer país -por detrás de Estados Unidos y Brasil- con más centros que participan en el programa de calidad y certificados con QOPI a nivel mundial.

Sobre la Fundación ECO

La Fundación ECO es una red de expertos en Oncología, fundada en 2009. Creada por los responsables de los departamentos de Oncología Médica de los principales hospitales españoles, está orientada a lograr excelencia y calidad en esta especialidad. Busca y desarrolla soluciones y herramientas que permitan avanzar en la lucha contra el cáncer. Los profesionales de la Fundación ECO promueven la calidad en tres áreas principales: la calidad en la atención al paciente, la educación médica especializada y el apoyo a la investigación. Más información en www.fundacioneco.es y en sus redes sociales de Twitter y LinkedIn.