Las agresiones a personal de sanidad aumentaron un 68% en Huelva en 2021

El sindicato CSIF lanza una campaña bajo el lema ‘Cero Agresiones ¡Basta Ya!’

El sector de Sanidad del sindicato CSIF ha denunciado que “la falta de personal y la mala gestión de la Administración sanitaria están propiciando más agresiones a los profesionales de la sanidad pública”, que en la provincia de Huelva aumentaron un 67,8% en 2021 respecto al año anterior, pasando de 84 a 141 casos -lo que supone una agresión cada tres días-, según los datos oficiales del propio Servicio Andaluz de Salud (SAS) que hizo públicos esta central sindical el pasado mes de febrero.

Con motivo de la celebración este sábado, 12 de marzo, del Día Europeo contra las Agresiones en el Ámbito Sanitario, CSIF ha lanzado una campaña bajo el lema ‘Cero agresiones ¡Basta ya!’, con la que exige tolerancia cero frente a la violencia física y verbal y reclama más recursos y medidas de protección ante esta creciente conflictividad, agravada durante la pandemia por la falta de recursos humanos en los centros sanitarios.

Desde la central sindical se ha explicado que el alto nivel de contagios de la sexta ola, el colapso de Atención Primaria, el retraso en la atención de patologías no Covid, la presión hospitalaria y una mayor crispación social han provocado un aumento en el número de agresiones (141 en el ámbito onubense en el año 2021: 14 físicas y 127 verbales), ante lo que desde el sindicato se demanda, entre otras cuestiones, más plantilla, más personal de vigilancia, cambios normativos para combatir este tipo de conductas, mejor adaptación de los lugares de trabajo para que sean más seguros ante las agresiones, así como más campañas de sensibilización, según ha detallado.

Asimismo, CSIF pide que se facilite una mayor formación al conjunto del personal de la sanidad pública sobre cómo actuar ante casos de agresiones a profesionales de este ámbito.

Desconocimiento sobre el protocolo

Desde el sector de CSIF se explica cómo “los profesionales, en muchas ocasiones, no saben cómo activar el plan tras sufrir una agresión, en qué casos deben acudir para que se les realice un parte de lesiones o en qué situaciones pueden interponer denuncia”.

En este sentido, la organización lamenta que “los propios profesionales han normalizado situaciones de violencia verbal contra ellos”. De hecho, ha recordado que el sindicato continúa desarrollando la campaña HABLA, orientada a visibilizar y posibilitar que los profesionales que sufren este tipo de agresiones verbales las denuncien.

Por otra parte, CSIF ha expresado su “disconformidad con el hecho de que no se produzcan las reuniones trimestrales con los referentes policiales para analizar la situación, tal y como recoge el Plan de la Administración sanitaria para analizar qué tipo de medidas preventivas y de protección es necesario potenciar para reducir las agresiones”.

Potenciar la mediación de trabajadores sociales

“La sobrecarga de las Unidades de Prevención, que deberían ser reforzadas”, es otra de las deficiencias apuntadas por el sindicato, que defiende además una mayor concienciación de la ciudadanía en general, así como potenciar la figura del trabajador o trabajadora social de Atención Primaria “como agentes clave para la comunicación con colectivos potencialmente conflictivos en determinadas zonas”.

Según explica CSIF, en la actualidad dicha mediación es prácticamente “inexistente” debido a la carencia de profesionales de esta categoría para desempeñar esta labor fundamental en Primaria, que el año pasado acaparó seis de cada diez agresiones.

Más condiciones de seguridad de los lugares de trabajo

Igualmente, reclama “mejores condiciones de seguridad en los lugares de trabajo, de manera que el diseño del puesto de trabajo posibilite una salida ágil”. Por ello, CSIF aboga por “seguir avanzando en la modificación necesaria de las consultas, servicios de admisión y atención al usuario y de los distintos espacios de trabajo”.

Además, ha advertido de que “los botones antipánico no están en todos los servicios y en ocasiones no están cerca de donde se produce la agresión”, al tiempo que ha reclamado que “deben plantearse medidas estructurales o de protección colectiva, así como una dotación adecuada de vigilantes de seguridad”.

Satse y FTPS protestan en Riotinto por los recortes de personal sanitario

Cerca de 400 profesionales, entre enfermeras, fisioterapeutas y técnicos, no han sido renovados tras la finalización de sus contratos a 31 de octubre

Delegados del Sindicato de Enfermería, SATSE, y del Sindicato FTPS en Huelva se concentran nuevamente este martes, 16 de noviembre, en el Hospital Minas de Riotinto para exigir el mantenimiento de todos los contratos que finalizaron el 31 de octubre de 2021 y la cobertura de manera inmediata de las vacantes de larga duración, imprescindibles todos ellos para el funcionamiento de los centros sanitarios. La protesta tendrá lugar a las 11.00 horas a las puertas del citado hospital.

Según denuncia estos sindicatos, la Consejería de Salud y Familias se ha pronunciado afirmando que no todos los contratos que finalizan a 31 de octubre en la Sanidad Pública en Andalucía van a ser renovados. Además, el Sindicato de Enfermería y el FTPS advierten que se va a dilatar en algunos meses más la adjudicación de los cientos de vacantes sin cubrir con interinidades que, desde hace un año y medio se han producido en los centros sanitarios de toda Andalucía.

Según denuncian estos sindicatos, cerca de 400 profesionales, entre enfermeras, fisioterapeutas y técnicos, no han sido renovados tras la finalización de sus contratos a 31 de octubre. Además, el Sindicato de Enfermería y el FTPS advierten que se va a dilatar en algunos meses más la adjudicación de los cientos de vacantes sin cubrir con interinidades que, desde hace un año y medio se han producido en los centros sanitarios de toda Andalucía.

Alertan de un posible «colapso administrativo» en la Delegación de Igualdad

El CSIF denuncia «falta de personal» y califica de «parche» los planes de choque

El sindicato CSIF ha denunciado la «falta de personal» que a su juicio se produce en la Delegación Territorial de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación y ha alertado de que hay servicios con “una precaria situación de efectivos humanos” tales como el de tramitación de Renta Mínima de Inserción Social, el Servicio de Protección de Menores, Acción e Inserción Social, los puntos de información, los Centros de Valoración de Discapacidad (con una lista de espera de un año) o el Servicio de Personal y Nóminas, “un servicio raquítico y con un enorme volumen de trabajo”, lamentan.

El sindicato asegura que advirtió a principios del mes de junio de la situación y alertaba sobre la posibilidad de llegar a “un colapso administrativo” en el caso de mantenerse la situación de “precariedad” en cuanto a efectivos. Este es el supuesto, detallan, del Servicio de Personal y Nóminas, que se encuentra «bajo mínimos» y sin jefatura de servicio para gestionar las contrataciones de sustituciones por vacaciones del periodo estival para los servicios esenciales de la Delegación como el Centro Protección de Menores y la Residencia de Personas Mayores, añaden.

Ante la «gravedad» de la situación que según el CSIF se produce en muchos servicios, el sindicato considera que los planes de choque o las contrataciones por exceso o acumulación de tareas no son la solución, ya que los seis meses que duran estos contratos son “a todas luces insuficientes”, agregan. La central sindical explica que cuando el empleado público se inserta y ajusta al organigrama de trabajo se produce la finalización de su contrato, volviendo a sobrecargar al resto del personal doblemente, por falta de personal y por las tareas que dejan pendientes los compañeros que cesan.

CSIF concreta que se han realizado más de 250 baremaciones para 130 contrataciones y se han dado casos en los que el personal ha tenido que trabajar en jornada de mañana y tarde debido a la falta de efectivos, lo que ha provocado «situaciones de estrés laboral y tensión en la plantilla de empleados públicos», según el sindicato.

La central sindical asegura que ha comprobado, además, la cantidad de puestos desdotados de la Relación de Puestos de Trabajo (RPT), así como la baja tasa de reposición, que no llega ni al 10% de las vacantes que se generan anualmente, señalan. Por ello, ha solicitado a través de un escrito a la Consejería de Igualdad, Políticas Sociales y Conciliación que “de manera urgente se tomen las medidas adecuadas que subsanen la falta de personal para poder prestar unos servicios públicos de calidad a la ciudadanía”, que pasan por “la imprescindible cobertura de los puestos dotados y vacantes así como la dotación de los puestos necesarios para ello”, añaden.

Según el sindicato, el principal problema reside en que la relación de puestos de trabajo “no satisface las necesidades que demanda la actual situación económica y social, por lo que la Administración debe articular un procedimiento de revisión y actualización de la RPT para adaptarla a las circunstancias actuales y a la realidad social”.

Por todo ello, la central sindical considera finalmente que ni el nuevo plan de choque para la tramitación de la Renta Mínima de Inserción ni los llevados a cabo en el Servicio de Protección de Menores ni en el Centro de Valoración de Discapacidad solventan la situación estructural de falta de efectivos que existe y que repercute directamente en la atención que presta a la ciudadanía.

El personal educativo acude mañana a tres puntos autocovid para inmunizarse

Los Distritos Huelva-Costa y Condado-Campiña activan los dispositivos del estadio Nuevo Colombino y los recintos feriales de Aljaraque y Bonares para vacunar contra el Covid-19 en el mismo día a un total de 3.600 profesionales de los centros educativos

 

Los Distritos Sanitarios Huelva-Costa y Condado-Campiña activan mañana sábado sus tres puntos de Auto-Vacunación, ubicados en el estadio Nuevo Colombino de la capital y los recintos feriales de las localidades de Aljaraque y Bonares, con el objetivo de vacunar durante la jornada a un total de 3.600 profesionales de los centros educativos de su radio de influencia.

Esta actuación se enmarca en la Estrategia de Vacunación de Andalucía frente al Covid-19 impulsada por la Consejería de Salud y Familias, a la que esta semana se han incorporado el profesorado y el resto de personal del ámbito de Educación dentro de los grupos priorizados.

Las personas citadas mañana en los tres Auto-Vacunas son profesionales de hasta 55 años de edad que desarrollan su labor en los centros de Educación Especial, Infantil, Primaria y Secundaria, que recibirán la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca.

La particularidad de estos dispositivos es que los usuarios convocados acuden directamente en sus vehículos y son vacunados sin necesidad de bajarse de los mismos, lo que agiliza considerablemente el proceso. Se trata de unos espacios que cuentan con todas las medidas requeridas para garantizar que el operativo se lleve a cabo en las mismas condiciones de seguridad que en un centro sanitario y que se van a seguir poniendo en marcha cuando sea necesaria la vacunación masiva de determinados colectivos.

El circuito concluye con una zona de aparcamiento habilitada para que las personas vacunadas permanezcan en sus vehículos al menos durante 15 minutos con objeto de observar posibles efectos de la vacuna.

Un equipo integrado por cuatro enfermeras y un técnico de emergencias con ambulancia será el encargado del desarrollo de este dispositivo sanitario en cada uno de los tres puntos de Auto-Vacunación.

Grupos priorizados

La vacunación contra el Covid-19 continúa avanzando a buen ritmo en la provincia de Huelva y el resto de Andalucía, a la espera de que se incremente la cantidad semanal de dosis recibidas.

Hasta el momento, las vacunas se han distribuido a las personas pertenecientes a los primeros grupos de riesgo definidos: usuarios de  residencias de mayores y personal sanitario y sociosanitario de primera línea de Covid-19 (grupos 1 y 2), y se está completando en el resto de profesionales sanitarios y sociosanitarios que no son primera línea (grupo 3), entre los que se incluye al personal de farmacias, ópticas, resto de centros sociosanitarios, clínicas odontológicas, de fisioterapia, podología y psicología y otros profesionales que atienden a pacientes sin mascarilla y durante un tiempo superior a 15 minutos, así como las trabajadoras de ayuda a domicilio.

También está en marcha la vacunación de los mayores de 80 años (grupo 5) no inmunizados previamente y que pueden desplazarse a los centros de vacunación, y desde esta semana se ha iniciado en los docentes y el resto de personal de Educación (grupo 6). Los siguientes en acceder al programa serán las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (grupo 6 también) y los grandes dependientes en domicilio (grupo 4).

En esta nueva fase, la provincia de Huelva ha ampliado a 37 los puntos de vacunación disponibles en atención primaria (24 en centros de salud, 5 en dependencias municipales, 3 Auto-Vacunas y 5 unidades móviles). A ello hay que añadir 6 equipos en hospitales (3 en el Juan Ramón Jiménez, 2 en el Infanta Elena y 1 en el de Riotinto).

Tras la última actualización de la Estrategia de Vacunación de Andalucía, las personas de 55 años en adelante reciben la vacuna de Pfizer y por debajo de esa edad, la de AstraZeneca.