El Gobierno impone una multa de 10.000 euros a la empresa que transportó los residuos de Montenegro a Nerva

La sanción se debe a «infracciones detectadas en el traslado de la carga»

El Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico (Miteco) ha impuesto una multa de 10.000 euros a la empresa francesa Valgo, encargada de la limpieza de residuos en Bijela (Montenegro) y su posterior envío al vertedero de Nerva (Huelva), por «infracciones detectadas en el traslado de la carga».

Según ha adelantado este viernes El País y ha confirmado a Europa Press la Subdelegación del Gobierno en Huelva, esta sanción se impone como consecuencia de «las infracciones detectadas en el traslado de la carga», concretamente, «notificación de menos carga de la transportada y en un barco distinto del consignado». Por ello, en un primer momento, el Miteco impuso a la empresa Valgo una multa de 50.000 euros.

No obstante, la empresa presentó alegaciones que el Ministerio «estimó sólo parcialmente», al considerar que «las notificaciones no se habían ajustado a lo previsto en del Reglamento (CE) nº 1013/2006 Parlamento Europeo y del Consejo».

De este modo, el Ministerio ha fijado, finalmente, una sanción de 10.000 euros, decisión que es «susceptible de recurso contencioso-administrativo ante las autoridades judiciales por parte de la empresa Valgo».

En este sentido, el ministerio resolvió en febrero de este año revocar una de las autorizaciones de traslado de residuos procedentes de Montenegro con destino al vertedero de Nerva (Huelva).

Según detalló el propio ministerio en su momento, esta decisión se adoptó en el marco de lo previsto en el Reglamento comunitario número 1013/2006, de 14 de junio de 2006, relativo a los traslados de residuos, al haberse detectado «incumplimientos» de la autorización de traslado adoptada en el expediente identificado como MNE1206 respecto a la cantidad de materiales enviados y al barco encargado del flete.

La autorización permitía el traslado de residuos identificados como «tierras y piedras que contienen sustancias peligrosas». Así, según el Miteco, las irregularidades se constataron a raíz de la inspección documental efectuada por el Seprona de la Guardia Civil el pasado día 3 de febrero en el puerto de Sevilla, donde se encontraba depositada la carga y tras una denuncia de Ecologistas en Acción.

En este sentido, han indicado que los agentes, junto a técnicos de la Junta de Andalucía, comprobaron que la cantidad trasladada era de 7.500 toneladas cuando el máximo autorizado por envío era de 7.000. Igualmente, certificaron que el transporte se había efectuado en un buque «que no se correspondía con ninguno de los que Valgo había notificado a efectos de obtener la preceptiva autorización».

En consecuencia, la Dirección General de Calidad y Evaluación Ambiental del Miteco procedió a revocar la autorización de traslado y notificó de forma oficial al órgano administrativo homólogo de Montenegro que el envío es «ilegal» en los términos previstos por el Convenio de Basilea, que regula el transporte transfronterizo internacional de residuos peligrosos y su eliminación.

De este modo, el Ministerio abrió un expediente sancionador por infracción grave en el marco de la Ley de Residuos y Suelos Contaminados, cuya sanción, en un principio, se elevó a 50.000 euros, aunque, tras las alegaciones, el Miteco ha rebajado a los 10.000 euros.

Hasta 3.000 euros de multa por entrar en la playa de La Antilla con un remolque repleto de botellines

Accedió a la orilla a través de la pasarela de madera para los peatones

La Policía Local de Lepe ha propuesto para multa con hasta 3.000 euros de sanción a un conductor que cargó la parte trasera de su todoterreno con botellines de cerveza y se adentró en la playa de La Antilla para pasar el día. El hecho de llegar casi a la orilla con el vehículo y transitar por la pasarela de madera para llegar allí le puede costar muy caro.

A través de Facebook la Policía Local de Lepe ha aclarado que «no se puede acceder a la playa con vehículos no autorizados, la Ley de Costas lo prohíbe. Aunque pueda parecer muy guay, acceder a la zona de baño con un todoterreno cargado de botellines en plan ‘colegueo’ puede derivar en sanciones que rondan los 3.000 euros, y más aún, si lo hace por una pasarela habilitada para el público y a la que se le han causado algunos desperfectos”.

 
 

Ayamonte multa a 12 personas que llegaron desde otras provincias sin justificación

También ha impuesto otras 12 sanciones por celebración ilegal de botellones

La Policía Local de Ayamonte ha llevado a cabo a lo largo del fin de semana intensos controles en el municipio con el objetivo de velar por el cumplimiento de las medidas de seguridad frente al Covid-19 y que se han saldado con 24 multas, la mitad de ellas por llegar al municipio procedentes de otras provincias o comunidades saltándose el cierre perimetral sin justificación y la otra mitad por celebración ilegal de botellones.
 
Así, los exhaustivos controles se han saldado con doce sanciones por no respetar el cierre perimetral de la provincia por parte de personas que se han desplazado hasta el municipio costeros procedentes de otras provincias y comunidades, y otras doce por la celebración de botellones ilegales.
 
Desde el Ayuntamiento se insiste en la necesidad de seguir actuando de manera responsable, respetando en todo momento las medidas de seguridad.

El Ayuntamiento de Nerva multará con 750 euros el mal uso de los contenedores

Las sanciones pueden alcanzar los 3.000 euros si hay reiteración

El Ayuntamiento de Nerva aplicará desde este mismo miércoles las medidas sancionadores que se recogen en la ordenanza municipal reguladora del Servicio de Recogida de Residuos Sólidos Urbanos, que afectan a todas las islas de contenedores.

Así lo han comunicado desde el Consistorio nervense, que pretende con ello «evitar que se repitan» las imágenes en el municipio que ilustran esta información, han destacado desde el propio Ayuntamiento, que ha pedido la «colaboración» de los ciudadanos.

A través de un bando municipal, el alcalde, José Antonio Ayala, detalla las normas básicas incluidas en la citada ordenanza y cuyo incumplimiento será objeto de las sanciones antes referidas.

En concreto, la ordenanza señala, en primer lugar, que «el día autorizado para depositar muebles y otros enseres» es el lunes, así como que la recogida de los mismos «se realiza previa llamada al teléfono 959 310 310 o dando aviso en el Ayuntamiento».

A continuación se indica que está prohibido tanto «depositar residuos fuera de los contenedores» como «arrojar escombros» dentro y fuera de los mismos., tras lo que la ordenanza señala, por último, que no se pueden «apoyar muebles y enseres sobre fachadas de edificios».

El alcalde añade a todo ello, además, otra norma básica que afecta al servicio y cuyo incumplimiento será objeto de la misma sanción: «Prohibido echar comida a gatos y otros animales sobre acerados, calzada, puentes y otros elementos de la vía pública».