El movimiento feminista muestra su repulsa por el ataque vandálico al mural del Parque Moret

La artista Cynthia Veneno asegura que «si borráis el mural 500 veces, lo pintaremos 1.000»

Desde el Movimiento Feminista de Huelva, han querido mostrar su más absoluta repulsa hacia el acto vandálico sufrido por el mural que la artista Cynthia Veneno pintó en el Parque Moret, dentro de una actividad conmemorativa organizada por las compañeras del colectivo Mujeres 24 horas. Asimismo, han mostrado su «firme rechazo a todos los actos de este tipo que en los últimos días se están extendiendo por todo el territorio del país».

Estos actos son, a juicio del Movimiento Feminista de Huelva, «muestra del odio que estamos viendo hacia el feminismo, hacia nuestro movimiento pacífico y revolucionario que sólo persigue la igualdad real entre mujeres y hombres». Es, aseguran, «una muestra de odio, en definitiva, hacia las mujeres que no podemos ni queremos callar y que gritamos para defender nuestros derechos. Y creemos firmemente que son actos cobardes, que en realidad demuestran el miedo que algunos tienen a mujeres valientes que no les temen, y que no van a ser ignoradas, porque juntas somos imparables e imborrables».

Desde el Movimiento Feminista han querido hacer suyas «las palabras de las compañeras del colectivo Mujeres 24 horas, que tienen todo nuestro apoyo»: No nos taparán. “Frente a vuestro odio, nuestra alegría. Frente a vuestra crueldad, nuestra ternura revolucionaria. Frente a vuestra censura, nuestros altavoces sororos. Nos queréis silenciadas y sumisas, nos tendréis unidas bailando y cantando. Ni un paso atrás”.

Por su parte desde la organización Mujeres 24 horas, que fue la encargada del mural participando activamente en su creación, han señalado que «queremos denunciar el acto vandálico que  ha sufrido el mural que la artista Cynthia Veneno pintó en el Parque Moret el pasado sábado, en el marco de unas de las actividades  que entorno al 8 de marzo organizó el colectivo onubense. Nuestro mural ha sido víctima del odio de unos pocos, pero nosotras continuaremos reivindicando la lucha hermana con la alegría que nos define. Son la alegría, el amor y la paz nuestros espacios de lucha y de reivindicación. Y así seguirán siendo».

De este modo han indicado que «agradecemos todas las muestras de apoyo y cariño que desde distintas organizaciones nos están llegando. Destacando el gesto inmediato del Movimiento Feminista de Huelva, así como el de muchas mujeres artistas de nuestra provincia. Poniéndose a nuestra disposición y a la de la artista, para una futura acción de reparación del mural».

A través de las redes sociales han denunciado este hecho, «que esperamos no vuelva a repetirse». Por ello queremos además pedir a las Administraciones Públicas de nuestra provincia, y al Ayuntamiento de Huelva un apoyo explícito y una repulsa pública de un acto vandálico como el que ha ocurrido. Estos delitos de odio no pueden ni deben quedar impunes».

Estamos valorando con la artista «cómo proceder para poder restaurar el mural». La propia artista, a través de sus redes sociales, ha declarado que «parece ser que a muchos les molesta que exijamos nuestros derechos y que eso se haga público en el muro de sus ciudades. Podrán borrar los muros pero no borrarán nuestras ganas de conseguir lo que es nuestro por derecho. La lucha sigue, ahora y siempre. Si borráis el mural 500 veces, lo pintaremos 1000».

 

Huelva se vestirá de morado el próximo 8 de marzo

El Movimiento Feminista llama a la población a vestirse y adornar los balcones con el color de la igualdad entre hombres y mujeres

La crisis sanitaria del coronavirus impedirá a la ciudadanía onubense manifestarse en masa el próximo 8 de marzo en defensa de la igualdad entre hombres y mujeres, como era habitual en los últimos años, pero no evitará que Huelva levante su voz contra la discriminación que sufre la mitad de la población.

El próximo 8 de marzo, Día Internacional de la Mujer, no habrá manifestación por las calles de Huelva, pero los hombres y mujeres de la ciudad sí podrán poner su granito de arena en defensa de la igualdad de género, aunque de una forma distinta.

El Movimiento Feminista de Huelva ha llamado este viernes a toda la ciudadanía onubense a vestirse de morado y adornar los balcones con motivos de ese mismo color como muestra de apoyo a la lucha por la igualdad, medidas con las que el colectivo pretende «adornar Huelva de morado», ha manifestado la portavoz del Movimiento Carmen Arenas.

Durante la presentación de los actos que llevará a cabo el colectivo el próximo 8 de marzo, Arenas ha lamentado además que las mujeres son las más perjudicadas por la pandemia, ya que «somos las que más hemos estado en los ERTE y las que hemos estado en primera línea en la lucha contra la enfermedad», pues el 84 por ciento del personal sociosanitario son mujeres, ha explicado.

Además, «no se nos ha reconocido por ello», ha proseguido la portavoz del Movimiento Feminista de Huelva, para lo que ha puesto como ejemplo el hecho de que el personal de caja de los supermercados, formado en su mayoría por mujeres, aún no ha sido vacunado.

Por su parte, la presidenta de la Asociación de Mujeres Emilia Pardo Bazán y representante de la entidad en el Movimiento Feminista, María José Fernández, ha manifestado que, «aunque este año es diferente, es muy importante seguir defendiendo nuestros derechos», tras lo que ha insistido en que «las mujeres, durante la pandemia, son las que hacen los trabajos más precarios».

En la misma línea se ha manifestado la representante del colectivo Mujeres con Discapacidad, Adelaida Sáez, para quien «necesitamos que el mensaje del movimiento feminista llegue a la población en general» el próximo 8 de marzo, tras lo que ha lamentado que «las mujeres con discapacidad nos hemos visto alejadas durante la pandemia de la vida pública y privada».

Aunque no podrá convocar a la ciudadanía a una manifestación por las calles de Huelva, el Movimiento Feminista sí llevará a cabo el próximo 8 de marzo una concentración simbólica en la Plaza de las Monjas que contará solo con la participación de 100 mujeres, todas ellas asignadas previamente por las organizaciones que forman parte del Movimiento, de forma que ninguna otra persona podrá acceder a la plaza, donde también se procederá a la lectura de un manifiesto