Ponen nombre a 68 víctimas del franquismo de la Cuenca enterradas en la capital

Una investigación de la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva, realizada por José María García Márquez y Miguel Ángel Harriero, desvela la identidad de 1.099 represaliados que se encuentran en las fosas comunes de ‘La Soledad’

Las fosas comunes del cementerio de La Soledad de Huelva capital cuentan con al menos 1.437 víctimas del franquismo. Ese es el número de represaliados enterrados en el camposanto onubense entre 1936 y 1944 que han podido ser documentados en un nuevo estudio, en el que también se desvela la identidad de 1.099 de esas víctimas, de las que 68 residían en la Cuenca Minera de Riotinto: 20 en Zalamea la Real, 17 en El Campillo (Salvochea), 16 en Nerva, 12 en Minas Riotinto, dos en Campofrío y una en La Granada de Riotinto. 

Estas son algunas de las conclusiones de un nuevo trabajo de investigación de la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (Amhph), denominado ‘Las fosas comunes del cementerio de La Soledad y la represión militar en Huelva (1936-1944)’ y realizado por el historiador José María García Márquez y el investigador Miguel Ángel Harriero, quienes han documentado la disposición de las fosas a través de esta publicación, que fue presentada este lunes en el Salón de Plenos de la Diputación Provincial de Huelva.

Las 68 víctimas de la comarca objeto de TINTO NOTICIAS -El Periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- a las que se han puesto nombres y apellidos en esta publicación son las siguientes:

De Zalamea la Real

  • Cándido Caro Valonero, ejecutado por pena de muerte el 3 de septiembre de 1937
  • Alfonso Castilla Delgado, ejecutado por pena de muerte el 20 de agosto de 1937
  • Juan Domínguez Delgado, muerto por bando de guerra el 15 de diciembre de 1936
  • Rafael Domínguez García, muerto en prisión el 15 de febrero de 1942
  • Dolores Fernández Moreno, muerta en prisión el 20 de febrero de 1939
  • Domingo Fernández Seisdedos, ejecutado por pena de muerte el 30 de septiembre de 1937
  • Rufino García Delgado, ejecutado por pena de muerte el 6 de diciembre de 1939
  • Rafael García Falcón, ejecutado por pena de muerte el 30 de septiembre de 1937
  • Antonio García Millán, muerto en prisión el 23 de abril de 1943
  • Felipe Gómez Márquez, muerto en prisión el 4 de julio de 1941
  • Francisco Gómez Pichardo, muerto en prisión el 3 de agosto de 1941
  • Diego Gutiérrez Valle, muerto en prisión el 29 de junio de 1941
  • Gumersindo León Delgado, muerto en prisión el 15 de julio de 1941
  • Carmelo Malo Hacha, muerto en prisión el 11 de diciembre de 1941
  • Álvaro Moreno Romero, ejecutado por pena de muerte el 6 de diciembre de 1939
  • Juan María Nogales Núñez, ejecutado por pena de muerte el 4 de septiembre de 1937
  • Florencio Ramírez Pérez, muerto en prisión el 21 de mayo de 1941
  • Manuel Ramírez Pérez, muerto en prisión el 21 de abril de 1941
  • Juan Rodríguez Mena, muerto en prisión el 22 de junio de 1941
  • Manuel Serrano Ramírez, ejecutado por pena de muerte el 28 de agosto de 1937 

De El Campillo (Salvochea)

  • Juan Aguilar Guerrero, ejecutado por pena de muerte el 30 de diciembre de 1941
  • Graciano Expósito Iglesias, ejecutado por pena de muerte el 6 de diciembre de 1939
  • Antonio Gómez Vázquez, muerto en prisión el 20 de mayo de 1938
  • Joaquín González Félix, ejecutado por pena de muerte el 28 de agosto de 1937
  • Tomás Monteagudo Rodríguez, muerto en prisión el 8 de abril de 1942
  • Manuel Monteagudo Rodríguez, ejecutado por pena de muerte el 20 de diciembre de 1941
  • Manuel Moreno Romero, ejecutado por pena de muerte el 13 de mayo de 1937
  • Manuel Noguera García, ejecutado por pena de muerte el 7 de noviembre de 1939
  • Damián Oliva López, ejecutado por pena de muerte el 13 de enero de 1939
  • Recaredo Pérez Domínguez, ejecutado por pena de muerte el 7 de noviembre de 1939
  • Juan Pozuelo Díaz, ejecutado por pena de muerte el 1 de abril de 1937
  • Manuel Rodríguez Rodríguez, ejecutado por pena de muerte el 7 de noviembre de 1939
  • Manuel Rodríguez Ruiz, muerto en prisión el 10 de junio de 1941
  • Joaquín Rodríguez Simeón, muerto en prisión el 12 de septiembre de 1941
  • Sebastián Rodríguez Vázquez, ejecutado por pena de muerte el 17 de octubre de 1937
  • José Trigo Carrasco, muerto en prisión el 20 de abril de 1941
  • Juan Vázquez Bernal, muerto en prisión el 29 de abril de 1941

De Nerva

  • Antonio Calero Rodríguez, muerto en prisión el 24 de julio de 1939
  • Francisco Cordero Cortés, muerto en prisión el 29 de abril de 1942
  • Gregorio Delgado Gelado, muerto en prisión el 19 de septiembre de 1941
  • Urbano Domínguez Delgado, ejecutado por pena de muerte el 15 de septiembre de 1943
  • Antonio Domínguez Esteban, muerto en prisión en abril de 1942
  • Ramón Fernández Delgado, muerto en prisión el 24 de marzo de 1942
  • Vicente Ferrer Vargas, muerto en prisión el 4 de enero de 1942
  • Francisco García Aradilla, ejecutado por pena de muerte el 15 de septiembre de 1943
  • Juan García Torices, muerto en prisión el 10 de septiembre de 1943
  • Enrique Herrada Domínguez, ejecutado por pena de muerte el 17 de abril de 1939
  • Antonio Infantes Martín, muerto en prisión el 12 de mayo de 1941
  • Juan Jurado Olmedo, muerto en prisión en julio de 1941
  • Antonio Martín Pagador, muerto en prisión el 26 de abril de 1942
  • Emilio Prado Castilla, muerto en prisión el 17 de noviembre de 1940
  • Demófilo Romero Lancha, ejecutado por pena de muerte el 21 de julio de 1937
  • Rafael Vázquez Moreno, muerto en prisión el 1 de agosto de 19411

De Minas de Riotinto

  • José Alonso Hernández, ejecutado por pena de muerte el 30 de enero de 1942
  • Guillermo Augusto Rodríguez, muerto en prisión el 13 de marzo de 1942
  • José Cortés Parra, muerto en prisión el 28 de junio de 1941
  • Emilio Gómez González, muerto en hospital por herida de arma de fuego el 21 de septiembre de 1940
  • Antonio López Cáceres, ejecutado por pena de muerte el 31 de julio de 1940
  • Juan López González, muerto en prisión el 15 de agosto de 1941
  • Manuel López González, muerto en prisión el 15 de junio de 1941
  • José Ortega Feria, muerto en prisión el 25 de junio de 1941
  • Pedro Rodríguez Acevedo, muerto en prisión el 7 de abril de 1941
  • Antonio Rodríguez Caballero, muerto en prisión el 2 de marzo de 1942
  • Francisco Rúa Ríos, ejecutado por pena de muerte el 28 de agosto de 1937
  • Manuel Sánchez Díaz, muerto en prisión el 28 de julio de 1941

De Campofrío

  • Alfonso López Pérez, muerto en prisión el 2 de abril de 1942
  • Benjamín Ruiz Martín, muerto en prisión el 1 de abril de 1942

De La Granada de Riotinto

  • Benito Burguillo Martín, muerto en prisión el 7 de mayo de 1941

El estudio es fruto del proyecto ‘Investigación y Difusión sobre la Fosa Común del Cementerio Municipal (La Soledad) de Huelva’, desarrollado por la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (Amhph), que ha contado para ello con una subvención de la Dirección General de Memoria Democrática de la Junta de Andalucía, concedida el 12 de noviembre de 2018.

Antes, la Amhph, presidida por el campillero Fernando Pineda, firmó un convenio con el Ayuntamiento de la capital que permitió a la asociación la digitalización de los documentos necesarios para avanzar con la mayor rapidez posible en la búsqueda de la identidad de las víctimas.

La entidad memorialista impulsó este proyecto tras recibir, por parte de familiares de víctimas del franquismo, numerosas peticiones de ayuda para la exhumación de las fosas comunes del cementerio de La Soledad, donde recientemente se llevó a cabo, a instancias de su nieta, la exhumación del vecino de El Cerro de Andévalo Pedro Masera Polo, que aún está pendiente del informe sobre su identidad en base al ADN entregado, a pesar de que en su Expediente de Defunción y Enterramiento consta el lugar exacto de su inhumación.

El objetivo del proyecto era encontrar los nombres de los aún desconocidos, conocer el total de los asesinados allí inhumados, localizar con mayor precisión las inhumaciones y exhumaciones producidas y, por último, aminorar los riesgos de errores que aparecen frecuentemente en este tipo de trabajos.

Los autores

Los autores del estudio ‘Las fosas comunes del cementerio de La Soledad y la represión militar en Huelva (1936-1944)’ son el historiador José María García Márquez, conocido en Huelva por ser el encargado de la digitalización de los expedientes de los Consejos de Guerra Sumarísimos de Urgencia, abiertos al público en la web de la Diputación Provincial, y el investigador Miguel Ángel Harriero Capilla, responsable de Investigación de la Amhph.

El nuevo trabajo de investigación fue presentado este lunes en el Salón de Plenos de la Diputación Provincial de Huelva en un acto que contó con la presencia, además del presidente de la asociación y de los autores del estudio, del presidente de la Diputación, Ignacio Caraballo, y de la concejala del Ayuntamiento de Huelva Esther Cumbreras.

Tres vecinos de Calañas fueron asesinados en la Cuenca Minera durante la guerra y la posguerra

De los 194 vecinos de Calañas y sus diferentes entidades que fueron asesinados durante la guerra y la posguerra en distintos puntos de la provincia, tres de ellos murieron en la Cuenca Minera de Riotinto, concretamente, dos en Zalamea la Real y uno en Nerva, mientras que 147 fueron asesinados en el término calañés, otros 30 en Huelva capital, 4 en El Cerro, 3 en Trigueros, 2 en Villanueva de las Cruces, 1 en Aracena y otros 2 en los municipios pacenses de Fregenal de la Sierra y Llerena, más otro en la zona del Ebro. Además, en Calañas se les dio muerte a otras 20 personas más procedentes de El Cerro, Alosno, Moguer, Valverde del Camino y Villanueva de las Cruces. Con estos datos encima de la mesa quedaron inauguradas este viernes, en La Zarza-Perrunal, sus I Jornadas de Memoria Histórica, enmarcadas en el ciclo que la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (AMHPH) desarrolla en desde el pasado otoño en cinco localidades onubenses.

La inauguración corrió a cargo del presidente de la AMHPH, el campillero Fernando Pineda, del alcalde pedáneo de la entidad, Juan Manuel Serrano, y del delegado del Gobierno de la Junta en Huelva, Francisco Romero, que es, además, natural de La Zarza, por lo que ha mostrado «especial interés en compartir con sus vecinos estos momentos que recuerdan episodios muy duros de la historia de nuestra provincia», ha dicho Pineda, quien ha agradecido el gesto, agradecimiento que hace extensible a Juan Manuel Serrano y también al alcalde del municipio de Calañas, Mario Peña. «Todos ellos nos han dado toda clase de facilidades para que pudiéramos desarrollar el trabajo previo que requiere organizar unas jornadas como estas», ha señalado el presidente de la AMHPH.

El delegado del Gobierno de la Junta de Andalucía en Huelva subrayó durante su intervención que el Ejecutivo autonómico apoya la celebración de estos actos porque son «una oportunidad para recordar nuestra historia y porque es de justicia recordar y honrar a alrededor de 200 víctimas de La Zarza- Perrunal, Sotiel, La Torerera y de Calañas que se esforzaron por conseguir un régimen democrático».

Entre estas víctimas se contabiliza una decena de mujeres que fueron ultrajadas, a veces, únicamente por ser mujeres. «Por eso, aprovecho estas jornadas para homenajear aquí a Amparo Ramírez González, ama de casa, de 32 años que fue asesinada en El Perrunal, el 21 de agosto de 1936; a Asunción García, de 32 años, y Ana Pérez, de 49 años de La Torerera, quienes corrieron la misma suerte el 6 de octubre; a Isabel Rodríguez, el 8 de noviembre, así como al menos a otras seis mujeres más. Muchas otras fueron encarceladas, vejadas, paseadas, rapadas,…», afirmó Romero.

«Quiero resaltar -añadió- que la inclusión de la Memoria Democrática en la Consejería de Presidencia y Administración Local demuestra un impulso muy importante por parte del Gobierno andaluz, fortaleciendo la posición de nuestra comunidad autonómica que ya se encuentra en la vanguardia en el desarrollo de políticas públicas de memoria». Junto a ello, la Ley 2/2017, de 28 de marzo, de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía ha supuesto un punto de inflexión de un largo camino que se inició hace casi dos décadas, concretamente en 1999, y que ahora se consolida.

Este año, además, hay un importante incremento presupuestario para el desarrollo de la Ley de Memoria Democrática de Andalucía, en capítulos destinados a estudios, jornadas y en actuaciones específicas en fosas y al proceso posterior de identificación genética que supone un incremento del 154% con respecto a 2017.

De acuerdo con esta ley, es la Administración de la Junta de Andalucía la obligada a realizar las actuaciones necesarias para recuperar e identificar los restos de víctimas desaparecidas y de elaborar mapas de localización de restos, así como la responsable de autorizar la localización, exhumación e identificación de restos y de autorizar la construcción o remoción de terrenos en los que se tenga conocimiento de la existencia de restos.

Relativo a la reparación a las víctimas, la legislación encomienda a la Administración de la Junta de Andalucía que promueva medidas de reparación y reconocimiento de las víctimas en el marco del Plan Andaluz de la Memoria Democrática, y declara el 14 de junio como el día de su recuerdo y homenaje. En relación a las fosas comunes en cementerios, la Junta de Andalucía impulsará el protocolo de actuación para dignificar las fosas comunes de las víctimas y asegurar su conservación para ser exhumadas en los cementerios municipales.

En la Ley de Memoria se recoge también la creación del Consejo Andaluz de la Memoria Histórica y Democrática de Andalucía que promoverá la creación de un Grupo de trabajo o comisión independiente. Ese grupo creará en las distintas provincias Puntos de Atención a las Víctimas. En este sentido, Huelva cuenta ya con la Oficina de Memoria Democrática, que viene desarrollando funciones de información y asesoramiento, asuntos de actuaciones específicas en fosas, de Lugares de Memoria Democrática y fundamentalmente establecer relación con familiares de víctimas, ayuntamientos, colectivos memorialistas, así como informar de ayudas de subvenciones y proyectos vinculados con la memoria.

Por su parte, el alcalde pedáneo agradeció «enormemente» a la AMHPH que haya tenido a bien elegir esta zona de la provincia para celebrar este cuarto encuentro memorialista. Serrano quiso destacar que «la represión allí fue muy cruel y que los episodios vividos marcaron la vida de muchas personas que no han podido olvidar y cuya dignidad no ha sido tenida en cuenta aún, por lo que ha destacado que la Ley andaluza ayudará mucho a que la gente sienta que se les tiene en cuenta y que su sufrimiento pueda ser resarcido».

El primer día de las jornadas contó con la conferencia del historiador Cristóbal García, profesor de Historia Contemporánea de la Universidad de Huelva y experto en la historia de Huelva y su provincia de mitad del siglo XX, tras lo que, el sábado, el evento concluyó con la conferencia del responsable de Investigación de la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (AMHPH), Miguel Ángel Harriero, y con los testimonios de los investigadores locales Juan José García Tornero y Pedro Márquez Fernández, que se esforzaron por buscar datos sobre los sucesos ocurridos en esta zona de la provincia de Huelva después del golpe de Estado que dio lugar a la guerra civil española. La AMHPH concluyó de este modo la cuarta de las cinco jornadas que componen el ciclo que viene desarrollando desde el pasado otoño y que “busca desenterrar una verdad demasiado tiempo silenciada”, ha dicho el presidnete de la asociación, Fernando Pineda.

Mas allá de los cerca de 200 vecinos que fueron asesinados en el término de Calañas, en su mayoría por los bandos de guerra (fusilamientos sin juicio alguno) y los consejos de guerra (sentencias con una «apariencia» de legalidad), «quienes sobrevivieron tuvieron que padecer también los castigos económicos derivados de los decretos y comisiones de incautación de bienes, que bajo el principio de que la guerra la tenían que pagar quienes la habían perdido practicaron la rapiña sobre familias y vecinos que habían apoyado la legalidad republicana», señaló Cristóbal García, quien pronunció una conferencia el viernes por la tarde ante el numeroso público asistente.

A partir de febrero de 1939, «la jurisdicción de Responsabilidades Políticas, artilugio jurídico franquista -adujo el profesor-, ejerció el castigo y control sobre los considerados enemigos del bando sublevado». Este experto en la Historia de la provincia de Huelva de mitad de siglo XX ilustró estas ideas con documentación referida directamente a La Zarza y El Perrunal, «aldeas que dada su condición de núcleos mineros y electoralmente afines a la izquierda durante la República padecieron con encono y minuciosidad la justicia de los sublevados».

Miguel Ángel Harriero, por su parte, mostró el sábado documentos del Archivo Municipal de Calañas, que ha rastreado minuciosamente en las semanas previas a estas jornadas; y ha destacado también que los más de 100 expedientes de prisiones de vecinos de la Zarza-Perrunal se encuentran en el Archivo Histórico Provincial; y los 67 consejos de guerra que se llevaron a cabo contra los calañeses y calañesas se ncuentran digitalizados por la Diputación Provincial.

Harriero, que ha estudiado los otros archivos municiales de los municipios en los que ya se han celebrado las jornadas (Aljaraque, Gibraleón y Beas), ha experimentado en esta ocasión algo especial porque es nieto de Miguel Harriero Márquez, natural de La Zarza, del cual ha mostrado los datos de alistamiento al «Glorioso Ejercito Salvador», tal cual figura en los documentos, «alistamiento forzoso a los 17 años, otra de las múltiples formas de represión y control que los sublevados utilizaron en la provincia y de las menos estudiadas hasta el día de hoy», resaltó.

Por su parte, el investigador local Juan José García Tornero hizo un recorrido por la memoria de La Zarza, «esa que se ha ido contando de padres a hijos», documentada con un listado de asesinados realizado por un vecino de la localidad. Entre los hechos que contó sobresale la exposición en el Pago de los cuerpos de los asesinados en La Zarza, según consta en uno de los expedientes digitalizados por la Diputación Provincial, que incluye fotografía de dicha exposición pública. El abogado Pedro Márquez Fernández expuso la importancia de la aplicación de la Ley de Memoria Histórica de la Junta de Andalucía y adujo que «a pesar de la brutalidad de la represión, no hemos sido capaces aún de recuperar la verdad, de hacer justicia y reparar el daño ocasionado por el franquismo». Márquez se preguntaba el motivo por el que la sociedad española «se ha olvidado de quienes cometieron el delito de ser fieles a la legalidad» y lamentó que los españoles «no hayamos sido capaces de realizar una segunda transición».

Estas jornadas que se vienen celebrando pretenden, entre otras cuestiones, incentivar el trabajo de los investigadores locales, ya que, «al encontrarse en el territorio, tienen a su alcance la posibilidad de rastrear los datos cotejándolos con testimonios de las propias víctimas que aún viven o que han dejado en sus familiares el recuerdo de aquellos días horribles que nunca debieron existir», ha señalado Pineda, quien ha reiterado su agradecimeinto a la Junta de Andalucía por su aportación económica para poder celebrar este ciclo. El presidente de la AMHPH ha puesto el acento en la importancia que va a tener para el futuro el contenido de estos actos, conferencias, exposiciones y charlas porque, «aunque no sea suficiente, estos pueblos saben más ahora que antes de lo que realmente pasó y nuestro deber es exponerlo con absoluta libertad y darle toda la difusión posible», concluyó.

La represión franquista en la Cuenca Minera se analiza este fin de semana en La Zarza

La Zarza-Perrunal, dependiente de Calañas, acoge este fin de semana su primer encuentro de memoria histórica, enmarcado en el ciclo que la Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (AMHPH) desarrolla en la provincia desde el pasado otoño. En este cuarto encuentro de los cinco previstos, los memorialistas sacarán a la luz datos y sucesos ocurridos en esta zona de la provincia durante la guerra civil y la posguerra.

Las jornadas, que comienzan a las 18.00 horas de este viernes 19 de enero, serán inauguradas por el presidente de la AMHPH, Fernando Pineda, y por el alcalde pedáneo de La Zarza, Juan Manuel Serrano, a quien la asociación le agradece «profundamente», al igual que al alcalde de Calañas, Mario Peña, la colaboración que han prestado ambos «para que los investigadores pudieran rastrear los archivos municipales en busca de información que nunca antes había salido a la luz».

La jornada de este viernes contará con la conferencia del historiador Cristóbal García, profesor de la Universidad de Huelva y experto en la historia de Huelva y su provincia de mitad del siglo XX. Su exposición, titulada ‘La represión franquista en La Zarza-Perrunal’, arrojará luz sobre esta etapa negra de la historia de España. Según ha adelantado el profesor García, la represión en esta zona fue «brutal porque toda la Cuenca Minera y zonas colindantes ofrecieron una gran resistencia a los que dieron el golpe de Estado y fueron sembrando la muerte por toda la provincia, donde se contabilizan miles de asesinados».

Estas jornadas se hacen para «acabar con la indiferencia que aún persiste y de la que no hemos logrado librarnos a lo largo de estos 40 años de democracia; pero también con la indolencia, porque no podemos permitirnos permanecer ajenos a lo que ocurrió. Las injusticias tienen que conocerse para resarcir a las víctimas de sus sufrimiento y también para que aprendamos lecciones que nos ayudarán a evitar que vuelva a ocurrir algo semejante», ha dicho Fernando Pineda.

La jornada del sábado contará con los testimonios de vida y también se podrán conocer detalles más precisos gracias a la exposición que ofrecerá el investigador de la asociación Miguel Ángel Harriero, quien ha rastreado los archivos municipales en las semanas previas a estas jornadas y ha contabilizado más de 200 personas asesinadas.

La Asociación de Memoria Histórica de la Provincia de Huelva (AMHPH) tiene el objetivo de «fomentar la investigación municipal para conseguir la elaboración de censos reales de asesinados y represaliados en estos municipios», trabajo que se está desarrollando gracias a la ayuda económica de la Junta de Andalucía, «muy sensibilizada con este tema de gran calado social y que la sociedad española no ha superado aún, 80 años después de que los hechos ocurrieran, 40 años después de la llegada de la democracia», ha argumentado Pineda.

En esta primera fase, que comprende un «ambicioso» proyecto con el que la asociación pretende ser la referencia de la memoria histórica en la provincia, se han realizado investigaciones en los archivos municipales de Aljaraque, Beas, Gibraleón y Calañas. Solo queda San Juan del Puerto, cuyo encuentro se celebrarerá el próximo mes de febrero, con el que concluirá este ciclo.