La médica zalameña María José Marín convierte al covid en obra de arte

Una médica onubense, María José Marín, ha creado ‘Desde mi casa…, desde tu casa’, un cuadro que lleva al arte al COVID-19, que ha creado, precisamente, aprovechando las más de tres semanas que ha estado en su casa sin trabajar precisamente por haber enfermado de coronavirus.

Se trata de una obra que ha firmado con el nombre de ‘Telita’, con el que ha realizado varias exposiciones en los últimos años, aunque en esta ocasión, precisamente por ser una de los miles de sanitarios enfermos de coronavirus, ha querido aprovechar su experiencia en el arte para plasmar su propia visión “del bicho”.

Natural de Zalamea la Real, y médica de familia desde hace varios años, Marín ha dicho que realizar esta obra “es una necesidad de plasmar con otras de mis grandes pasiones, la pintura, lo que he vivido y vivo en estos momentos de coronavirus, como ejercer la medicina, enfermar, sentir miedo dentro de mi casa al sentirme invadida por ese bicho y al final recuperarme y volver a ver la luz y de nuevo salir a seguir luchando para echar de nuestras vidas el bicho”.

Esta médica de 49 años ha formado parte “del muro de contención que ha evitado y evita que los pacientes terminen saturando los hospitales», con lo que recuerda que “he estado fuera de casa luchando, me he enfermado y desde dentro y mirando por mi ventana he sentido miedo, pero ahora estoy de nuevo recuperada con ganas de volver a salir y decir a todos que desde ahí, desde casa, y en la calle con prudencia y distancia, venceremos”.

“La pintura, junto con la medicina, es otra de mis grandes pasiones y donde me evado y suelto todo mi interior. Es algo que practico desde la infancia por hacerlo heredado de mi vía paterna. Mi abuelo, mi tío y mi padre pintan, con lo cual yo no sé cuándo aprendí a usar un pincel, creo que venía en mí. He ido buscándome en la pintura y sy totalmente autodidact ya que en mis lienzos y colores no quiero técnicas ni reglas, es mi libertad absoluta donde me permito expresarme sin ningún dogma establecido”, explica la artista, añade que combina óleo, acrílico y materiales de todo tipo, “y en la textura y el color he encontrado mi yo mas primario y auténtico. Firmo como ‘Telita’, que es un nombre familiar y he tenido la suerte de ver mis cuadros dos veces expuestos en Madrid, que tampoco es algo que me apasione, porque forman parte de mi mundo más interior”.

‘Desde mi casa…, desde tu casa’ ha salido adelante con una técnica mixta de óleo y acrílico sobre lienzo, y lo ha definido como “un cuadro necesario para hablar y plasmar desde mi otro lenguaje lo que he vivido y vivo aquí, como el miedo, la fuerza y al final la luz y las ganas insaciables de vencer esta situación”.

María José Marín ha realizado varias exposiciones, siempre bajo el pseudónimo de ‘Telita’, con un estilo autodidacta y “con mi libertad absoluta, donde me permito expresarme sin ningún dogma establecido”.

Seis meses de cárcel por insultar a una médica en Nerva

El juez condena a la acusada por un delito de atentado a funcionario público

Una mujer ha sido condenada a seis meses de prisión por un delito de atentado a funcionario público cometido en mayo de 2017 en el centro de salud de Nerva, cuando la condenada insultó a una médica y se mostró violenta ante ella.

Así se establece en una sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 2 de Huelva, si bien la condenada no ingresará en prisión si no delinque durante los dos próximos años, ya que el juez ha suspendido la pena con ese condicionante.

El juzgado considera probado que la condenada insultó a la médica y se mostró violenta ante ella cuando ésta indicó que no era necesario derivar a su hija al Hospital de Minas de Riotinto, momento en el que, según la sentencia, se dirigió a la facultativa en estos términos:

«Sinvergüenza, hija de puta, no tienes ni puta idea de lo que haces, qué coño haces allí, te voy a dar dos hostias»

Asimismo, el juez también considera probado que la condenada amenazó a la médica con denunciarla por «no hacer su trabajo», así como que tiró una silla de la consulta y abrió y cerró la puerta de la misma con violencia.