El alcalde de La Granada sale en defensa de Eduardo Casanova tras los insultos por su vestido

Asegura que el actor podría pasear por el municipio como quisiera sin sufrir críticas

El alcalde de La Granada de Riotinto, José Justo Martín Pizarro, ha salido este miércoles en defensa del actor y director Eduardo Cananova después de plantarse en la gala de los Goya con un vestido de tonos negros y rosas por lo cual ha recibido numerosos insultos homófobos en redes sociales.

José Justo Martín, a través de la página de Facebook del Ayuntamiento, ha indicado que «desde nuestra localidad queremos apoyar al pedazo de actor Eduardo Casanova, que tantas horas de risa nos ha dado en cualquiera de los papeles que ha interpretado» a lo que ha añadido que quieren trasladarle al actor que «cada uno puede vestir como le plazca la obligación de todos es respetarnos».

«Estoy seguro que de nuestros vecinos solo encontrarías el máximo respeto y aquí en La Granada de Rio Tinto podrías pasear por nuestras calles y senderos con las prendas que te diera la gana sin necesidad de soportar comentarios como los vertidos en las redes sociales», ha señalado el primer edil

El alcalde de Encinasola vierte insultos contra un medio de comunicación en Facebook

La Asociación de la Prensa de Huelva exige una rectificación pública del primer edil Ángel Méndez

La Asociación de la Prensa de Huelva condena y rechaza de forma tajante los insultos vertidos a través de la página oficial de Facebook del Ayuntamiento de Encinasola contra el periódico digital  tras la publicación de un artículo sobre la incidencia de la Covid 19 en el municipio serrano.

Según han constatado desde la Asociación de la Prensa de Huelva, la noticia publicada por este medio de comunicación cumple con todos los estándares de rigor y seguimiento estricto de los puntos recogidos en el Código Deontológico de la Profesión Periodística, por lo que no caben los insultos y acusaciones vertidas por el alcalde, Ángel Méndez, y menos utilizando un canal oficial de comunicación del Ayuntamiento, por lo que desde la Asociación de la Prensa de Huelva exigimos la retirada inmediata de ese comunicado con acusaciones “muy graves” hacia este medio de comunicación que comprometen su dignidad y la veracidad sobre la que se rige su labor y su medio de vida.

Por estos motivos, desde la asociación profesional exigimos también del Ayuntamiento de Encinasola una rectificación pública en la misma página de Facebook en la que han vertido estas acusaciones.

Las expresiones utilizadas en esta publicación de Facebook respecto a la profesionalidad y rigor de este medio, no solo son «injustificadas» sino que “alientan el odio contra este medio de comunicación” por lo que se trata de hechos “especialmente graves”.

Desde la APH emplazamos al Ayuntamiento a que matice cuanto quieran respecto de la noticia por los medios habituales, es decir a través de un comunicado de prensa con una redacción sin ofensas o directamente comunicándose con los periodistas implicados en la redacción, para que su visión de los hechos también pueda quedar recogida sin necesidad de atentar contra la dignidad profesional de este medio ni de los profesionales que lo conforman.

En todo caso desde la APH lamentan la utilización de expresiones insultantes que consideramos fuera de lugar en cualquier ámbito de la administración pública.

 

 

Seis meses de cárcel por insultar a una médica en Nerva

El juez condena a la acusada por un delito de atentado a funcionario público

Una mujer ha sido condenada a seis meses de prisión por un delito de atentado a funcionario público cometido en mayo de 2017 en el centro de salud de Nerva, cuando la condenada insultó a una médica y se mostró violenta ante ella.

Así se establece en una sentencia dictada por el Juzgado de lo Penal número 2 de Huelva, si bien la condenada no ingresará en prisión si no delinque durante los dos próximos años, ya que el juez ha suspendido la pena con ese condicionante.

El juzgado considera probado que la condenada insultó a la médica y se mostró violenta ante ella cuando ésta indicó que no era necesario derivar a su hija al Hospital de Minas de Riotinto, momento en el que, según la sentencia, se dirigió a la facultativa en estos términos:

«Sinvergüenza, hija de puta, no tienes ni puta idea de lo que haces, qué coño haces allí, te voy a dar dos hostias»

Asimismo, el juez también considera probado que la condenada amenazó a la médica con denunciarla por «no hacer su trabajo», así como que tiró una silla de la consulta y abrió y cerró la puerta de la misma con violencia.