El Infanta Elena inicia las obras para instalar un nuevo TAC de última generación

El objetivo es «seguir potenciando su capacidad diagnóstica para poder ofrecer una respuesta más rápida, segura y completa»

El Hospital Infanta Elena de Huelva ha iniciado en estos días las obras de adecuación y remodelación de varias salas dentro de su Servicio de Radiodiagnóstico para albergar un nuevo equipo de tomografía computarizada (TAC), el segundo con el que cuenta el centro hospitalario, con el fin de «seguir potenciando su capacidad diagnóstica para poder ofrecer una respuesta más rápida, segura y completa al resto de especialidades», según ha indicado el centro hospitalario en una nota de prensa.

En este sentido, ha señalado que este nuevo equipo de TAC, que se suma al incorporado en el año 2021 también considerado «de alta gama», cuenta con «grandes prestaciones» y permitirá la realización de nuevos estudios específicos «destinados a mejorar la asistencia sanitaria que se presta a los ciudadanos».

El hospital ha apuntado que esto supone «un esfuerzo inversor importante, ya que el proyecto total supondrá una partida de más de 484.000 euros, teniendo en cuenta las obras a realizar y el coste del equipo electromédico».

Las obras que se están realizando en estos días servirán para adecuar la zona que albergará este nuevo TAC, por lo que se está actuando tanto en las salas 8 y 7, como en el área de control. El objetivo «primordial» es reorganizar los espacios para permitir la instalación del nuevo equipo, «facilitar la accesibilidad de los pacientes encamados» y «mejorar la comodidad y seguridad para pacientes y profesionales».

Para ello, han indicado que resultará «necesario» cambiar los sistemas eléctrico, de gases medicinales y de climatización, las luminarias, carpintería y solería, además de proceder al cálculo e instalación del blindaje protector o plomado de todo el recinto, con el fin de proteger de la radiación y «ofrecer una óptima seguridad a pacientes y profesionales».

El nuevo TAC, que presenta «importantes prestaciones» y que supera «en gran medida» la capacidad diagnóstica del equipo anterior, es capaz de realizar pruebas para la detección del código ictus, perfusión cerebral, atención oncológica, estudios vasculares y de Traumatología, y todo ello con una menor dosis de radiación, por lo que «supondrá una importante mejora en la capacidad diagnóstica del centro, reforzando a su vez las prestaciones con las que cuenta en general la provincia».

Desde el centro hospitalario han subrayado que se trata de «una buena noticia teniendo en cuenta la importancia de este equipo para la resolución diagnóstica del resto de especialidades», ya que «solo en lo que va de año se han realizado en el Hospital Infanta Elena cerca de 10.000 estudios de TAC a pacientes de nuestra zona de adscripción».

Los Servicios de Tecnologías de la Información y Comunicación, STIC, tendrán que participar de una forma «muy activa» en la puesta en marcha de estas instalaciones, ya que los equipos están conectados entre sí con el PACS centralizado del Servicio Andaluz de Salud y con el Centro avanzado de Diagnóstico por Imagen (CADI), permitiendo la monitorización en tiempo real del funcionamiento de los equipos, las dosis administradas y la homogeneización de protocolos diagnósticos.

Este nuevo TAC se integrará en el proyecto Huella de Energía, que tiene como objetivo que la sanidad pública andaluza disponga «de la mejor información diagnóstica por imagen que la tecnología actual pueda ofrecer», con la «mayor seguridad» para el paciente y dentro de un proyecto de desarrollo sostenible.

Además, parte de la financiación procede de la Unión Europea, a través del Mecanismo de Recuperación y Resiliencia- NextGeneration EU, dentro del Plan de inversión en equipos de alta tecnología del Sistema Nacional de Salud, incluidos en el Programa de Recuperación, Transformación y Resiliencia del Gobierno de España.

De la misma manera, el Hospital Infanta Elena ha destacado que en los últimos años se ha mejorado «significativamente» su equipamiento electromédico, «sobre todo en el área de Radiodiagnóstico», en el que «además de un primer TAC de última generación adquirido el pasado año, también se han incorporado dos nuevas salas radiológicas robotizadas, dos equipos portátiles digitales y numeroso equipamiento con las mayores prestaciones, con el que garantizar una asistencia sanitaria de calidad».

El hospital Infanta Elena estrena área de atención ciudadana para facilitar la comunicación con la población

Se trata de ayudar en la tramitación de los procedimientos

El Hospital Infanta Elena de Huelva ha habilitado una nueva área de atención ciudadana en la entrada principal del hospital con el fin de ofrecer una mejor respuesta a las necesidades de los ciudadanos, hacer más accesibles los canales de comunicación y ayudarles en la tramitación de algunos procedimientos, con el ánimo de mejorar la atención, en todos los ámbitos, que se presta en el centro.

Para ello, según ha informado la Junta en una nota de prensa, se han llevado a cabo una serie de obras de mejora y organización encaminados a facilitar la asistencia, «ganando en seguridad para profesionales, pacientes y familiares».

Ubicado en una nueva sala, más amplia y accesible para los usuarios, el objetivo de este proyecto de mejora que ha afectado también a todo el espacio de entrada al centro, ha sido dotar al departamento de Atención al Ciudadano de las herramientas necesarias para brindar un servicio «más ágil, más cercano, humanizado y de calidad». Considerada la puerta de entrada al Hospital, esta área es la encargada en muchas ocasiones de orientar a pacientes y familiares para un buen uso de las prestaciones y servicios que brinda el centro hospitalario y el Servicio Andaluz de Salud en general.

La delegada de Salud y Familias en Huelva, Manuela Caro, acompañada del director gerente del Hospital Infanta Elena, Antonio Carrión, ha visitado las nuevas instalaciones y conocido de la mano de los propios profesionales «la importancia de una labor, a veces desconocida, que permite ganar en tranquilidad para los ciudadanos, ya que tienen a su disposición un servicio capaz de orientarlos en sus necesidades, además de contribuir a establecer cauces de colaboración y comunicación más seguros y generadores de mayor confianza en los pacientes y en sus familias».

Con una inversión de más de 83.000 euros, las mejoras realizadas en toda la entrada principal, han afectado también al área de Centralita y a los accesos a los pasillos de Consultas Externas, al área de Administración y cafetería general y a la zona de Hospitalización y han permitido ampliar los espacios, facilitar la circulación de pacientes y profesionales con mayor seguridad en plena época de Covid y mejorar la comodidad de todos.

Además, se han llevado a cabo también algunas actuaciones para embellecer el área e incorporar elementos de la nueva imagen corporativa de la institución sanitaria.

El Servicio de Atención al Ciudadano se encuentra abierto al público de lunes a viernes desde las 8 de la mañana a las 10 de la noche y se encarga, entre muchas otras cuestiones, de informar sobre las dudas que puedan sufrir los pacientes sobre ubicación y forma de contacto con los diferentes servicios asistenciales del hospital, el funcionamiento de los mismos, las medidas de control de visitas y acompañamiento del centro, así como de la gestión y tramitación de las reclamaciones, sugerencias y agradecimientos que quieran realizar los usuarios.

Entre sus cometidos se encuentra también la información y registro de las Voluntades Vitales Anticipadas y del asesoramiento, información y gestión de la segunda opinión médica para aquellos ciudadanos que la soliciten, de forma que conozcan las posibilidades que ofrece y en qué casos está autorizada, así como de los programas de libre elección de médico y centro hospitalario, que se encuentran incluidos entre los derechos garantizados por el Servicio Andaluz de Salud.

Es precisamente en este servicio donde los ciudadanos pueden solicitar toda aquella documentación clínica incluida en su historia de salud, así como los informes médicos pertinentes. Un volumen de trabajo que requiere de más de un millar de intervenciones al año y que implica la coordinación de diferentes servicios del centro hospitalario con el fin de facilitar dichos trámites al poder realizarlo en una ventanilla única, que es la encargada de recabar la información y tramitarla.

Así, el centro hospitalario ha señalado que «conscientes de la importancia de la comunicación en todo el proceso de atención sanitaria», desde la Unidad se ha potenciado en gran medida el contacto directo con los ciudadanos, pero también y de una forma más intensa tras la llegada de la pandemia, a través de un teléfono directo, el 959 01 51 40, que se encuentra a disposición de los usuarios para solicitar información fiable sobre cualquiera de estos aspectos.

Desde el servicio se gestionan también las ambulancias para el transporte de pacientes que lo necesiten y que suponen más de 2.500 intervenciones en apenas un año.

El Hospital Infanta Elena continúa así en la línea de modernización y actualización de sus instalaciones y equipamiento, que viene llevando a cabo en los dos últimos años y que se encuentra incluidas en el Plan de Mejora de las Infraestructuras Sanitarias de la Consejería de Salud y Familias. «Todo con el fin de ofrecer la mejor asistencia sanitaria ganando en seguridad y en salud para todos».

Finalizan las obras de mejora en el Infanta Elena para evitar colapsos por el covid

La inversión de la Junta de Andalucía ha sido de 1,9 millones de euros

El Hospital Infanta Elena de Huelva ha finalizado las obras de reforma y remodelación del Hospital de Día Médico, con una inversión de más de 1,9 millones de euros, que permitirá mejorar «sustancialmente» la atención que se presta a los pacientes que requieren de una atención rápida especializada sin necesidad de requerir ingreso, evitando hospitalizaciones y favoreciendo el seguimiento a los pacientes frágiles y hacer así frente a la pandemia.

Según ha indicado la Junta en una nota de prensa, este es un nuevo proyecto que se integra en el Plan de Infraestructuras Sanitarias desarrollado por la Junta de Andalucía en los últimos meses, con el objetivo de mejorar sus infraestructuras y poder contar con nuevos espacios para reforzar la seguridad, multiplicando también su capacidad asistencial de cara a las necesidades surgidas ante la pandemia por Covid-19.

La delegada de la Junta en Huelva, Bella Verano, ha visitado este martes el centro acompañada de la delegada territorial de Salud y Familias, Manuela Caro y el director gerente del Hospital Infanta Elena, Antonio Carrión, para conocer las nuevas instalaciones, así como el resto de las obras de reforma y renovación realizadas en el centro.

Las mismas se han llevado a cabo tanto en las zonas destinadas a actividad asistencial y hospitalización, como en otras áreas de apoyo, «favoreciendo así la comodidad, la seguridad y la calidad de la atención sanitaria que se presta a los ciudadanos».

Ambas responsables provinciales han destacado la importancia de estos nuevos dispositivos asistenciales, que incorporan mejoras en cuanto a optimización de espacios y medidas de seguridad, y que «van a suponer un importante salto cualitativo para el Hospital a medio plazo, ya que permitirán ampliar las prestaciones sanitarias con las que cuenta el centro, generando una mayor satisfacción en usuarios y profesionales».

Además, contar con estas nuevas instalaciones implica también que, en un momento como éste, en el que resultan necesarias todas las áreas asistenciales, el Hospital pueda contar con nuevas zonas de atención sanitaria para hacer frente al aumento de demanda asistencial con mejores y más amplias infraestructuras para atender a los pacientes «con las mayores garantías».

A este nuevo Hospital de Día Médico se suma también el ala derecha de hospitalización de la segunda planta del centro hospitalario, en la que se llevó a cabo la renovación de sus instalaciones, mejorando así las 10 habitaciones de hospitalización general con las que cuenta, e «incidiendo directamente en la comodidad de los pacientes y en la seguridad de la atención, así como en la optimización de los recursos energéticos y en la mejora de la accesibilidad de las personas con dificultades de movimiento o discapacidad».

Las dos áreas asistenciales, situadas en la zona de hospitalización, suponen ahora un «respiro» para el centro hospitalario, que cuenta con «mejores infraestructuras» para la atención de los pacientes en una etapa en la que el volumen de ingresos ha aumentado significativamente ante el enorme aumento de contagios en su zona de referencia.

Esta circunstancia ha obligado a la activación de una nueva fase de su Plan de Contingencia, que contempla la puesta en marcha de nuevas medidas de reorganización de la asistencia, además de la habilitación de otros espacios asistenciales alternativos para ofrecer una respuesta adecuada a los ciudadanos.

Ambas delegadas del Gobierno autonómico han querido también con esta visita ofrecer su apoyo a los profesionales del centro hospitalario, conscientes de su esfuerzo y de su implicación en estos últimos meses de pandemia, así como conocer de cerca las medidas que se están impulsando desde el centro hospitalario y transmitir el reconocimiento expreso del Gobierno andaluz por su labor.

Además de las obras en el área de hospitalización, se han llevado a cabo también numerosas actuaciones en todo el centro hospitalario, con el fin de aumentar los espacios disponibles y favorecer la doble circulación de pacientes y profesionales.

En este sentido, se ha reformado toda la entrada principal del hospital, centralita y sala de espera de pacientes, así como el Servicio de Información al Usuario y los accesos a la zona de consultas externas, de cafetería y administración y del área de hospitalización. Gracias a estas actuaciones se han eliminado puertas innecesarias y se están instalando nuevos dispositivos para informar y dirigir a los pacientes a las diferentes áreas con una mayor seguridad y control.

También se ha llevado a cabo la reforma de toda el área de Lencería, la construcción de nuevos vestuarios, con el fin de aumentar los espacios disponibles y garantizar la distancia de seguridad entre los profesionales, mientras se dan los últimos retoques para la habilitación de la parte baja del edificio de almacén adyacente y la construcción de un nuevo edificio de Servicios Generales, con el fin de albergar los talleres y áreas de mantenimiento del hospital.

Todo esto, para facilitar el trabajo de los profesionales y liberar también espacio en el edificio principal, lo que va a favorecer la ampliación de nuevos servicios para seguir creciendo en recursos y prestaciones.

Unas obras que se han llevado a cabo con el objetivo de estar preparados, no solo para dar respuesta a la intensa actividad asistencial prevista en el centro, sino también a los posibles rebrotes que, como está sucediendo en estos días, pudieran producirse a consecuencia de la pandemia por Covid-19, y «hacerlo de la manera más segura posible, tanto para profesionales como para pacientes y familiares».

 

CSIF se concentra en el Infanta Elena para pedir la derogación de la orden que «aniquila derechos» a los sanitarios

El sindicato se ha concentrado de nuevo este martes, junto al resto de organizaciones de la Mesa Sectorial de Sanidad, en protesta por la citada norma y espera que la rectificación de la Junta se lleve cuanto antes al BOJA

El sindicato CSIF se ha vuelto a concentrar este martes, junto al resto de fuerzas sindicales con representación en la Mesa Sectorial de Sanidad, en protesta por la orden de 8 de noviembre que “vulnera los derechos de los profesionales de la sanidad pública y cuya derogación aún no se ha materializado de forma efectiva pese al compromiso arrancado a la Administración sanitaria al respecto”.

Por este motivo, en esta nueva protesta la central sindical ha apremiado a la Junta a “derogar de manera urgente la orden que aniquila los derechos de los profesionales” y ha asegurado que el sindicato continuará movilizándose hasta que “la rectificación de la Junta se lleve al Boletín Oficial de la Junta de Andalucía”.

En este sentido, CSIF ha recordado que la citada norma supone “un atropello a los derechos de los profesionales de la sanidad pública”, un colectivo que supera los 6.700 trabajadores y trabajadoras en la provincia de Huelva, y ha explicado que, “si bien este lunes acogimos con optimismo el compromiso de la Administración de llevar al papel su rectificación y derogar la orden, hasta que esta norma no quede anulada de forma efectiva, vamos a seguir movilizándonos”.

Esta concentración, que se ha repetido en todas las provincias andaluzas, se ha desarrollado con normalidad y respetando las medidas de seguridad que impone la pandemia, con un número limitado de personas por parte de cada organización sindical. Desde CSIF se considera que “no todo vale con la excusa de la crisis de la Covid-19 en la que, además, los profesionales del sistema sanitario están dando lo mejor de sí y afrontan ahora una presión asistencial enorme”.

“Entendemos que no es de recibo que, cuando aún no se han podido recuperar del trabajo que han tenido que desempeñar en la primera ola del Sars CoV2, afronten exhaustos esta segunda ola y, además, se les pague con una orden unilateral que les niega derechos laborales fundamentales como vacaciones, permisos, licencias o conciliación familiar además de imponer jornadas laborales abusivas sin los descansos obligatorios”, concluye la central sindical.

La próxima concentración será el jueves 19 de noviembre en la sede del Distrito Huelva-Costa y continuarán la próxima semana en el hospital de Riotinto y el centro de salud de El Torrejón.

 

Recogen firmas para mejorar la carretera hacia el Infanta Elena por el «peligro» para los usuarios

La falta de iluminación y de arcén, entre los principales problemas de una vía que muchos utilizan

Miembros del comité de empresa del Hospital Infanta Elena de Huelva han iniciado una campaña de recogida de firmas para lograr mejoras en la vía de acceso al centro sanitario ya que entienden que esta carretera es “peligrosa” para los usuarios ya que son muchos las que la utilizan y algunos lo hacen “andando o en bicicleta” por falta de medios por lo que temen que “pueda ocurrir una desgracia”.

Fuentes del Comité de Empresa han indicado a Tinto Noticias que se trata de una carretera “muy transitada” ya que además de los usuarios del hospital es utilizada por varias empresas que tienen actividad en la zona y varios servicios de la Diputación provincial por lo que su falta de arcen y de iluminación en la zona la hacen “verdaderamente peligrosa para muchos de los que la utilizan”.

Además, denuncian que llevan años reclamando el adecentamiento de esta vía y que incluso se ha aprobado hasta dos veces en el pleno del Ayuntamiento de Huelva (la primera llevada a cabo por Izquierda Unida y la segunda por el grupo Adelante Huelva) pero que hasta el momento el Ayuntamiento no ha ejecutado las obras para mejorar la seguridad.

La carretera de acceso al Hospital Infanta Elena, actualmente incluida en el callejero de la ciudad como Calle Doctor Pedro Naranjo, ha cumplido 35 años desde su construcción. Esta vía fue instalada de manera provisional para enlazar este hospital con la ciudadpara convertirse en la única vía de acceso, no sólo al Hospital, sino también al Colegio Público Sagrada Familia, al Centro residencial de Mayores Virgen del Rocío, al servicio de ambulancias, laboratorio, las instalaciones de Canal Sur y otros inmuebles, “en unas condiciones que provocan las quejas continuas de sus usuarios y usuarias”.

Desde la Junta de Personal han insistido a Tinto Noticias que llevarán a cabo “cuantas acciones sean necesarias” para recordar el compromiso municipal y arreglar esta carretera que merece “el mismo trato que el resto de calles de Huelva” más si cabe teniendo en cuenta el uso que tiene la misma.