Riotinto recuperará la Fuente del Paseo del Chocolate después de 32 años

La alcaldesa Rocío Díaz ha señalado que era uno de sus principales objetivos de legislatura

La Fuente del Paseo del Chocolate en Minas de Riotinto volverá a funcionar en el municipio después de 32 años tras las gestiones emprendidas por el ayuntamiento para su reconstrucción. Según ha informado la alcaldesa del municipio, Rocío Díaz, en un vídeo emitido a través de redes sociales, «este era uno de los principales objetivos» que tenía el equipo de gobierno desde la llegada al Ayuntamiento del municipio.

«Es verdad que algunas veces no hace falta hacer tantas cosas nuevas sino recuperar y arreglar esas que quedaron en el olvido por ello hemos recuperado el Centro Cívico dándole un nuevo toque y haremos lo mismo con está fuente que era uno de los objetivos principales después de 32 años», por lo que considera que para muchos va a ser no solo un elemento ornamental sino «un sueño para muchos vecinos que vieron funcionar la antigua fuente y que marca de alguna manera la ideosincrasia de Riotinto».

La alcaldesa de Minas de Riotinto, ha aprovechado la ocasión para «pedir perdón a todos los pequeños del municipio porque el parque está tardando más de lo que esperábamos por los trámites burocráticos con la empresa», pero adelantó que estará listo «muy pronto» y además tendrá importantes «sorpresas» que no están presentes en parque infantiles de la zona.

Campofrío restaura la Fuente-Lavadero de Las Cañadas

En la última semana se ha recuperado el empedrado que estaba completamente enterrado

Desde el Ayuntamiento de Campofrío, están trabajando en la recuperación y puesta en valor de la fuente-lavaderos de las Cañadas así como de su entorno. Esta última semana los trabajos se han centrado en la recuperación del antiguo empedrado que se encontraba completamente enterrado.

Desde el consistorio campurriano esperan que los vecinos aprecien la recuperación de este rincón del pueblo que se está realizando en las últimas semanas.

Así, se están llevando a cabo las labores de recuperación de esta pieza, olvidada en el tiempo, que forma parte del conjunto de fuente y lavaderos de Las Cañadas.
 
Se trata de una construcción del siglo XIX que mantienen el encanto de los lavaderos que servían a las mujeres de la localidad para sus quehaceres domésticos y lugar de tertulia. Era utilizado hasta hace pocas décadas.