CSIF exige a la Junta no tener que negociar cada año las plantillas docentes sino consolidar los refuerzos Covid

El sindicato hace balance del curso escolar y considera que estos recursos humanos deben hacerse estructurales para bajar las ratios y prestar una mejor atención a la diversidad

El sector de Educación del sindicato CSIF ha exigido a la Junta de Andalucía “que no se tengan que negociar cada año las plantillas docentes, sino que se consoliden los refuerzos Covid al haberse demostrado que son imprescindibles para el sistema educativo público, e incluso se quedan cortos para ofrecer la calidad educativa que el alumnado merece”. Así se ha manifestado desde la central sindical como una de las conclusiones fundamentales del balance que hace el sindicato ahora que concluye el curso escolar 2021-2022.

Según argumenta CSIF, “la pandemia ha puesto de relieve el déficit que las plantillas que el sistema educativo público arrastraba previamente a la pandemia, por lo que los refuerzos de personal docente realizados con motivo de la Covid-19 para el curso que ahora termina, que han alcanzado los 5.000 efectivos en toda la comunidad, deben mantenerse de forma estructural, quedando consolidados en el sistema y sin tener que estar cada curso escolar negociando las plantillas, como ha sucedido estos últimos años”.

El sindicato explica que “estos recursos deben servir para reducir las ratios de alumnado por docente y para una mejor atención a la diversidad para el alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo”, un ámbito sobre el que el sindicato ha denunciado recurrentemente la falta de profesionales especialistas en Audición y Lenguaje y Pedagogía Terapéutica, así como la escasez de recursos de Orientación Educativa.

Asimismo, CSIF insiste en que “la bajada de la natalidad es una circunstancia que debe aprovechar la Administración educativa para rebajar la ratio en las aulas y no para eliminar unidades de la escuela pública, tal y como está sucediendo”.

Por otra parte, el sindicato ha celebrado el avance que se va a producir a partir de septiembre con el acuerdo para la equiparación salarial del profesorado andaluz “que los situará en una posición más justa en lo que a retribuciones se refiere,  alejándose del furgón de cola en el que se situaban respecto al resto de comunidades autónomas”. En concreto, dicho acuerdo recoge un incremento de 145 euros en el caso de los cuerpos docentes del grupo A2 y de 165 euros para los cuerpos del grupo A1, del que comenzará a cobrarse en septiembre un primer porcentaje.

“Sin embargo, las mejoras alcanzadas no son un punto y final, sino un punto de partida para continuar avanzando en la mejora retributiva del profesorado, introduciendo una cláusula de revisión salarial y atendiendo a la actual escalada precios con el consiguiente encarecimiento de la vida”, según el sector de Educación de la central sindical. En este sentido, ha subrayado que “es habitual que este colectivo no cuente con el privilegio de desempeñar su labor profesional en su localidad de residencia, con lo cual se ve muy afectado económicamente por el encarecimiento del combustible”.

Restitución de los recortes en las pagas extra de 2013 y 2014

Igualmente, CSIF considera que “ante la brutal inflación, la subida de la factura de la luz y de la cesta de la compra, es el momento de que se le restituya, como empleados públicos que son, los recortes salariales efectuados en las pagas extras de 2013 y 2014, puesto que el Ejecutivo andaluz detrajo a estos profesionales los complementos retributivos correspondientes en la percepción de las mismas”.

Por otra parte, para la central sindical “el exceso de burocracia que soportan los docentes continúa siendo una “asignatura pendiente y no supone una mejora en la atención educativa, tal y como afirma más del 79% del profesorado” insistiendo en el hecho de “desburocratizar la tarea de los docentes y arbitrar medidas que simplifiquen esta lacra”.

Como hito positivo de este pasado curso escolar, CSIF cita la Ley de Reconocimiento de la Autoridad Pública del Profesorado Andaluz, que “ha sido un paso importante para reforzar la valoración social del profesorado, si bien hay que implementar más medidas que refuercen y dignifiquen la labor docente”.

Finalmente, desde el sindicato se ha querido felicitar a los docentes nuevamente “por su ejemplaridad durante este curso escolar, aún marcado por la pandemia y las medidas anti Covid”. “Gracias al esfuerzo y a la entrega de los docentes y de los equipos directivos este curso escolar ha vuelto a desarrollarse de la mejor forma posible”, ha concluido.

CSIF se manifiesta el 14 de febrero por la dignificación de la labor docente

Bajo el lema ‘Sobran los motivos’, el sindicato convoca concentraciones por la ampliación de plantillas y reducción de las ratios

El sector de Educación del sindicato CSIF va a protagonizar el próximo lunes, 14 de febrero, una concentración de protesta por la dignificación de la labor docente. Bajo el lema ‘Sobran los motivos’, el sindicato se echa a la calle para defender la enseñanza pública y reivindicar, entre otras cuestiones, la ampliación de plantillas y la reducción de las ratios en las aulas, así como la equiparación salarial del profesorado andaluz y la promoción profesional de este colectivo.

Esta concentración, que se celebrará de forma simultánea en las ocho provincias andaluzas, tendrá lugar en la sede de las delegación territorial de Educación a las 10.30 horas del lunes y en ella CSIF quiere trasladar a la opinión pública que la pandemia “no puede ser un parapeto recurrente en el que se escude la Administración para evitar mejorar las condiciones laborales y retributivas del profesorado y para incumplir compromisos adquiridos”.

“Poco se ha avanzado en la negociación de aspectos como la equiparación salarial de los docentes respecto a la media nacional. En esta línea, CSIF ha detallado que el profesorado andaluz cobra entre 160 y 194 euros menos al mes, dependiendo de si pertenece al Cuerpo de Maestros o a Secundaria, respectivamente, en relación a la media de sus colegas en el resto de comunidades autónomas y ha recordado que “CSIF tiene en marcha una campaña desde 2021 bajo el lema Ahora es el momento de los docentes para que se ponga fin a este agravio comparativo”.

Además de la equiparación retributiva, CSIF reclamará con estas movilizaciones una bajada de la ratio y de la carga lectiva del profesorado con “ampliaciones de plantilla que supongan una solución de futuro para una Educación pública de calidad  que sea real”. “Ha hecho falta una pandemia para poner negro sobre blanco el grave problema de las ratios, pero no se puede estar siempre parcheando y ha llegado el momento en el que la Administración educativa dé un paso al frente e inyecte los recursos humanos que necesita al sistema educativo público andaluz”, ha argumentado la central sindical.

Carrera profesional

Las “prácticamente inexistentes” posibilidades de promoción y carrera profesional de los docentes es otro de los asuntos pendientes para el colectivo. En concreto, la central sindical reclama “que se convoque de forma inmediata el acceso a Cátedra para el cuerpo de Educación Secundaria y se salde una deuda histórica con el profesorado de Secundaria.

El exceso de burocracia, que ha sido otro de los caballos de batalla de CSIF, es otra de las denuncias que el sindicato quiere poner de relieve con sus concentraciones del 14 de febrero. Por todo ello, CSIF ha insistido en que “lo que necesita el profesorado es que se implementen las mejoras necesarias para dignificar su labor y no fuegos de artificios, como hasta ahora, por parte de la Administración”.

Un 60% de los docentes andaluces ha sufrido algún tipo de agresión física o verbal a lo largo de su carrera

El sindicato CSIF valora el Proyecto de Ley de reconocimiento de autoridad del profesorado, pero reclama instrumentos concretos y efectivos para reconocer y dignificar la labor docente

El sector de Educación del sindicato CSIF ha puesto de relieve que más del 60% del profesorado dice haberse visto afectado a lo largo de su trayectoria profesional por algún tipo de agresión física o verbal. Así se desprende de un estudio sobre convivencia escolar realizado por esta central sindical a nivel andaluz que ha contado con la participación de docentes de la provincia de Huelva.

Esto quiere decir que seis de cada diez docentes declaran haber sufrido algún episodio de este tipo a lo largo de su carrera, precisamente en el contexto actual de debate a nivel andaluz sobre el Proyecto de Ley de Reconocimiento de Autoridad del Profesorado. Además, este porcentaje se ve incrementado hasta el 68% en el caso concreto del profesorado de Secundaria.

Este estudio señala además que el 91,84% del profesorado considera que la conflictividad está presente en los centros educativos de forma bastante asidua, de los que el 56,84% sostiene que dicha violencia de baja intensidad les afecta a diario y un 35% dice que se produce ocasionalmente, frente a un 8% que dice verse afectado de forma excepcional.

En este sentido, CSIF se muestra convencido de que “la forma de reconocer la importancia del profesorado en el sistema educativo es otorgarle la condición de autoridad pública en el ejercicio de su actividad profesional a través de una Ley” y ha apuntado que, según el citado sondeo, el 76,05% del profesorado de Secundaria cree que es positivo dicho reconocimiento. Asimismo, los profesionales de Primaria tienen una valoración positiva sobre el reconocimiento como autoridad pública del profesorado en un 69,69%.

La Ley, para llevar medidas a la práctica

CSIF apunta que la futura Ley andaluza “no debe ser un fin en sí misma, sino un medio que propicie la adopción efectiva de medidas dirigidas a mejorar la convivencia, reducir la conflictividad y dignificar la labor docente”. Entre otros asuntos, el sindicato ha propuesto que se dé carácter decisorio a los claustros, protección integral a los docentes -con asistencia jurídica y psicológica en casos de agresión- así como la defensa y protección de la imagen del personal docente en los medios de comunicación.

La bajada de ratio ha sido otro de los extremos reclamados por CSIF, que ha destacado la coincidencia en los testimonios aportados por el profesorado sobre cómo los refuerzos Covid implementados en el presente curso 2020-2021 han servido también para mejorar sustancialmente la convivencia en los centros educativos. Por ello, la central sindical ha vuelto a exigir a la Administración el mantenimiento para el curso próximo de estos efectivos, “por razones de salud pública, de calidad educativa y de convivencia escolar”. En concreto, CSIF propone una bajada de ratios de cinco alumnos o alumnas de media en todos los niveles educativos.

 

 

 

CSIF detecta mayor preocupación entre los docentes por las afecciones vocales ante el uso continuado de mascarilla en clase

Con motivo del Día de la Voz, que se conmemora este viernes, recuerda la importancia de las medidas de prevención, como mantener una correcta higiene vocal y control postural y aprender coordinación fono respiratoria

El sector de Educación del sindicato CSIF ha detectado en el último año una mayor preocupación entre el colectivo de docentes andaluces por las afecciones de la voz ante el uso continuado de la mascarilla al impartir docencia.  Así lo ha defendido este viernes, con motivo del Día de la Voz, la central sindical que ha recordado que la voz es “la principal herramienta de trabajo que tiene el profesorado. De ahí la importancia de identificar los riesgos y prevenir lesiones”.

“El uso de mascarilla y la distancia social ha afectado a la comunicación, y para un colectivo como el de los docentes, ha supuesto además un desafío en su desempeño profesional”, ha puntualizado la central sindical que recalca cómo los nódulos en las cuerdas vocales son la única enfermedad profesional reconocida al profesorado.

Durante este año de pandemia, CSIF ha detectado un aumento de las consultas relacionadas con los trastornos y las enfermedades vocales y el uso de mascarilla durante las clases, que el sindicato vincula con el “sobresfuerzo” que muchos docentes realizan tratando de que el mensaje llegue con la mayor claridad posible al alumnado.

Ante la pérdida de la visibilidad de la articulación del habla, que es un apoyo visual notable para la comprensión, “muchas veces se tiende a forzar la voz, lo que puede desembocar en lesiones vocales, especialmente entre los docentes, que realizan un esfuerzo intenso y repetitivo”, ha explicado CSIF. Además, el uso de mascarilla también produce una “falta de coordinación fono respiratoria” que altera la comunicación.

Desde el ámbito de la Prevención de Riesgos Laborales (PRL), CSIF recuerda que la Administración educativa dispone de sistemas de microfonía para amplificar el sonido de la voz para aquellos docentes con afecciones reconocidas. “Hemos detectado que muchos profesores y profesoras desconocen que a través de las propias unidades de PRL podemos reclamar dispositivos amplificadores en caso de enfermedad profesional”, ha subrayado el sindicato.

No obstante, CSIF considera que la formación en materia de prevención debe ser la principal baza para evitar cualquier tipo de lesión y afección en el ámbito profesional, al tiempo que defiende que es necesario un mayor esfuerzo por parte de las administraciones para la formación del colectivo docente en técnicas preventivas. 

Entre ellas, la central sindical recuerda la importancia de mantener una adecuada higiene vocal, a través de constante hidratación, evitar comidas copiosas y las bebidas muy frías o muy calientes. Es esencial no forzar la voz. Igualmente, se recomienda un control postural consciente y aprender coordinación fono respiratoria, todas ellas medidas sencillas pero muy eficaces para ayudar a prevenir afecciones de la voz.

 

CSIF exige negociar ya la equiparación salarial de los docentes andaluces, que cobran menos que la media nacional

Así lo pone de relieve un estudio sobre los salarios del profesorado realizado por CSIF en el ámbito andaluz, que inicia una campaña bajo el lema “Ahora es el momento de los docentes

El sindicato CSIF ha exigido a la Junta de Andalucía “que se siente ya a negociar la equiparación salarial del profesorado andaluz, que cobra entre 130 y 166 euros al mes menos respecto a la media de sus compañeros en el resto de comunidades autónomas”, según un estudio realizado por el sindicato correspondiente a los salarios de 2019 y que analiza los distintos cuerpos docentes.

Ésta es una de las reivindicaciones que CSIF incluye en una campaña que acaba de lanzar en el ámbito andaluz bajo el lema “Ahora es el momento de los docentes”, con la que la central sindical quiere “trasladar a la ciudadanía que es el momento de que el profesorado vea negro sobre blanco que hay avances y que se cumplan los compromisos adquiridos por la clase política”, según ha manifestado la central sindical.

El estudio sobre equiparación elaborado por CSIF indica que un maestro o maestra en cualquier punto andaluz que inicia su carrera docente (sin tiempo de servicio), con unos emolumentos brutos de 2.275,18 euros, cobra 131 euros menos que la media de lo que cobra un maestro en España, llegando a ser la diferencia de 160 euros mensuales a medida que se aproximan a la jubilación, con 30 años de tiempo de servicio.

En los cuerpos de profesorado técnico de Formación Profesional la situación es similar, y la carrera de un docente comienza con un salario bruto de 2.392,72 euros, lo que supone 130 euros menos que la media nacional. Dicha cifra, tras una carrera docente de 30 años, representa una diferencia respecto a la media de 166 euros menos.

En el cuerpo de Secundaria se comienza la carrera docente con más de 145 euros menos en relación a la media (2.566,83 euros de emolumentos) y a los 30 años de tiempo de servicio los profesores y profesoras cobran 159 euros menos que la media del conjunto del país.

En virtud de dicho estudio, que analiza los salarios de los docentes al inicio de su carrera, a los 15 y a los 30 años de tiempo de servicio, los profesionales andaluces de la enseñanza pública, independientemente del cuerpo al que pertenezcan, cobran menos durante toda su carrera que la media de sus compañeros en el conjunto del país.

Por eso, CSIF ha puesto de manifiesto “la necesidad de que dicha diferencia salarial en negativo para los docentes andaluces se corrija” y ha considerado que “no caben dilaciones para negociar y subsanar de forma urgente tal discriminación”.

En primera línea durante la pandemia

En este sentido, CSIF ha argumentado que “la negociación para la equiparación salarial entre los docentes andaluces con los de otras comunidades estaba pendiente desde antes del inicio de la pandemia” y ha considerado que “es hora de solventar esta discriminación y de reconocer el trabajo de los docentes que, además, durante esta pandemia han estado en primera línea, con aulas masificadas y medidas de seguridad insuficientes y que han permitido la reactivación económica al facilitar también la conciliación de la vida laboral y familiar”.

Por otra parte, a través de la campaña, que usará en redes sociales el hashtag #AhoraEsMomentoDocentes, se demandará que la reducción de la natalidad se traduzca en ratios inferiores que posibiliten una mayor calidad educativa, y no en supresión de unidades de la escuela pública.

En esta línea, CSIF reivindica la consolidación de la plantilla docente que este año ha sido contratada como consecuencia de la Covid-19. “La ampliación para el presente curso escolar debe consolidarse e incluso debe ampliarse, ya que en la última década la plantilla docente ha crecido un 1,9%, frente al alumnado, que se ha incrementado en un 20%”, según ha explicado el sindicato.

Otras reivindicaciones

La defensa del Concursillo como medida de conciliación, así como una mayor oferta de vacantes en el Concurso de Traslados, son otras las cuestiones que CSIF plantea a través de esta campaña, con la que también se quiere trasladar la importancia de minorar la precariedad laboral a través de importantes ofertas de empleo público que atiendan las necesidades reales del sistema educativo, cumpliendo siempre con los principios de igualdad, mérito y capacidad.

La eliminación de burocracia para el colectivo docente es otra de las cuestiones que se incluyen entre las reivindicaciones de la campaña de la central sindical. También se denuncia que “apenas existe carrera profesional para la mayoría de los cuerpos docentes y que, por lo tanto, no se está premiando ni incentivando de ningún modo al profesorado más experto y con una implicación demostrada en el desempeño de sus funciones, que innova e investiga”, según ha explicado el sindicato.

Del mismo modo, esta acción reivindicativa de CSIF Educación en el ámbito andaluz insta a que se convoque de forma inmediata en la comunidad andaluza el acceso a Cátedra para el cuerpo de Educación Secundaria, al igual que se ha hecho en otras comunidades autónomas, como por ejemplo Navarra, que lo hizo en 2019, y Cataluña, en 2010. Las comunidades de Madrid, Asturias, Murcia, también llevaron a cabo convocatoria de acceso a Cátedra en 2011, mientras Castilla y León lo ha hecho en este curso y Cantabria ha anunciado que lo hará.

El personal educativo acude mañana a tres puntos autocovid para inmunizarse

Los Distritos Huelva-Costa y Condado-Campiña activan los dispositivos del estadio Nuevo Colombino y los recintos feriales de Aljaraque y Bonares para vacunar contra el Covid-19 en el mismo día a un total de 3.600 profesionales de los centros educativos

 

Los Distritos Sanitarios Huelva-Costa y Condado-Campiña activan mañana sábado sus tres puntos de Auto-Vacunación, ubicados en el estadio Nuevo Colombino de la capital y los recintos feriales de las localidades de Aljaraque y Bonares, con el objetivo de vacunar durante la jornada a un total de 3.600 profesionales de los centros educativos de su radio de influencia.

Esta actuación se enmarca en la Estrategia de Vacunación de Andalucía frente al Covid-19 impulsada por la Consejería de Salud y Familias, a la que esta semana se han incorporado el profesorado y el resto de personal del ámbito de Educación dentro de los grupos priorizados.

Las personas citadas mañana en los tres Auto-Vacunas son profesionales de hasta 55 años de edad que desarrollan su labor en los centros de Educación Especial, Infantil, Primaria y Secundaria, que recibirán la primera dosis de la vacuna de AstraZeneca.

La particularidad de estos dispositivos es que los usuarios convocados acuden directamente en sus vehículos y son vacunados sin necesidad de bajarse de los mismos, lo que agiliza considerablemente el proceso. Se trata de unos espacios que cuentan con todas las medidas requeridas para garantizar que el operativo se lleve a cabo en las mismas condiciones de seguridad que en un centro sanitario y que se van a seguir poniendo en marcha cuando sea necesaria la vacunación masiva de determinados colectivos.

El circuito concluye con una zona de aparcamiento habilitada para que las personas vacunadas permanezcan en sus vehículos al menos durante 15 minutos con objeto de observar posibles efectos de la vacuna.

Un equipo integrado por cuatro enfermeras y un técnico de emergencias con ambulancia será el encargado del desarrollo de este dispositivo sanitario en cada uno de los tres puntos de Auto-Vacunación.

Grupos priorizados

La vacunación contra el Covid-19 continúa avanzando a buen ritmo en la provincia de Huelva y el resto de Andalucía, a la espera de que se incremente la cantidad semanal de dosis recibidas.

Hasta el momento, las vacunas se han distribuido a las personas pertenecientes a los primeros grupos de riesgo definidos: usuarios de  residencias de mayores y personal sanitario y sociosanitario de primera línea de Covid-19 (grupos 1 y 2), y se está completando en el resto de profesionales sanitarios y sociosanitarios que no son primera línea (grupo 3), entre los que se incluye al personal de farmacias, ópticas, resto de centros sociosanitarios, clínicas odontológicas, de fisioterapia, podología y psicología y otros profesionales que atienden a pacientes sin mascarilla y durante un tiempo superior a 15 minutos, así como las trabajadoras de ayuda a domicilio.

También está en marcha la vacunación de los mayores de 80 años (grupo 5) no inmunizados previamente y que pueden desplazarse a los centros de vacunación, y desde esta semana se ha iniciado en los docentes y el resto de personal de Educación (grupo 6). Los siguientes en acceder al programa serán las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado (grupo 6 también) y los grandes dependientes en domicilio (grupo 4).

En esta nueva fase, la provincia de Huelva ha ampliado a 37 los puntos de vacunación disponibles en atención primaria (24 en centros de salud, 5 en dependencias municipales, 3 Auto-Vacunas y 5 unidades móviles). A ello hay que añadir 6 equipos en hospitales (3 en el Juan Ramón Jiménez, 2 en el Infanta Elena y 1 en el de Riotinto).

Tras la última actualización de la Estrategia de Vacunación de Andalucía, las personas de 55 años en adelante reciben la vacuna de Pfizer y por debajo de esa edad, la de AstraZeneca.

Denuncian «restricciones» en las pruebas del covid a los docentes

El CSIF critica las «incidencias, retrasos y dificultades» del colectivo de mutualistas de Muface

El sector de Educación del sindicato CSIF ha denunciado las «dificultades e incidencias» con las que asegura se están encontrando los docentes mutualistas de Muface que reciben la asistencia sanitaria a través de compañías concertadas a la hora de acceder a las pruebas diagnósticas de Covid-19. En este sentido, la central sindical ha exigido una solución inmediata y urgente ante los retrasos y restricciones que estos docentes -y sus familiares adscritos a la mutualidad- están encontrando.

En concreto, «se han detectado numerosas incidencias en las que los mutualistas indican las trabas que tienen que afrontar, como por ejemplo la imposibilidad de acceder a una prueba PCR, ya que lo que se efectúa en la mayoría de los casos es una prueba de antígenos», advierte el sindicato.

Además, añade que, según las directrices de Muface, en el caso de los familiares de los docentes adscritos a la mutualidad, las compañías sólo atienden aquellos casos con síntomas de especial gravedad, «quedándose fuera los casos leves, las personas que han tenido un contacto estrecho con un positivo Covid y aquellos que tienen que someterse a una operación quirúrgica», agrega.

Los mutualistas se encuentran “en tierra de nadie”, según denuncia CSIF, que considera que «la sanidad pública les deniega las pruebas por tener la sanidad concertada (sobre este hecho incide también la saturación que afrontan los centros de salud), mientras que las compañías concertadas aseguran que no están autorizadas para indicar las pruebas diagnósticas por los protocolos y se limitan a aquellos casos con síntomas de especial gravedad».

Asimismo, la central sindical explica que cuando los mutualistas consiguen que les prescriban la PCR al tener síntomas graves, esta se demora hasta una semana desde que se asiste a consulta, con el consiguiente riesgo de contagios intrafamiliares. Además, CSIF asegura que también ha detectado que Muface no pone en marcha el protocolo de contactos estrechos con la Seguridad Social cuando se comunica un positivo.

“En esta situación, muchos funcionarios docentes se ven obligados a sufragar de su bolsillo sus pruebas PCR y las de sus familiares para no arriesgarse a sufrir males mayores por carecer de un diagnóstico del Covid-19 a tiempo”, lamenta la central sindical, que ha puesto de manifiesto cómo “no es de recibo que los docentes mutualistas de MUFACE que reciben asistencia sanitaria a través de compañías se vean discriminados de este modo”.

La central sindical ha subrayado finalmente que “se trata de los profesionales que están haciendo posible este complicado curso escolar, exponiendo su salud al estar en contacto con numerosos grupos de alumnos y alumnas”. Precisamente por ello, desde CSIF se exige que estos retrasos y restricciones dejen de producirse, “porque lo que está en juego es, en última instancia, la salud de los docentes y la del conjunto de la comunidad educativa”, concluye.