CSIF exige una respuesta contundente ante la suspensión del servicio de trenes este fin de semana

El sindicato apuesta por reactivar la movilización en la calle, dando continuidad al movimiento “Y Huelva, cuándo?”

El sindicato CSIF ha asegurado, ante la suspensión del servicio de trenes entre Huelva y Sevilla el próximo fin de semana, que “no se debe dejar pasar esta nueva tomadura de pelo a la provincia de Huelva y volver a cruzarnos de brazos, tras las quejas que numerosos colectivos y organizaciones están haciendo públicas”. La central sindical se ha mostrado firme ante la decisión de Adif de realizar obras de mejora en la línea ferroviaria entre Huelva y Sevilla desde el viernes 8 de julio hasta el lunes 11, un fin de semana en plena época estival, dejando sin conexión por tren ambas provincias.

Por ello, el máximo responsable del sindicato en la provincia onubense, Juan Manuel Quilón, ha exigido que se dé una respuesta contundente por los “ninguneos, de forma constante, a la provincia de Huelva” y apuesta por reactivar las movilizaciones en la calle para reclamar las infraestructuras que se necesitan dando continuidad al movimiento Y Huelva, cuándo?”. El presidente provincial de CSIF ha insistido en la importancia de “volver a tomar el pulso en la calle y que el pasado 4 de marzo sea el pistoletazo de salida para emprender nuevas iniciativas a nivel social, empresarial y ciudadano”.

La suspensión del servicio de trenes “viene a poner de relieve nuevamente a la Huelva olvidada y castigada” y evidencia “la falta de previsión y preocupación ante las repercusiones que esta decisión pueda tener al realizar unas obras en pleno mes de julio perjudicando a los onubenses, a todos los turistas y visitantes que quieran utilizar este medio de transporte y a empresas y empresarios al dejar incomunicada nuestra provincia durante cuatro días por línea ferroviaria”.

Quilón lamenta cómo “mientras en otras provincias se licitan obras del AVE, en Huelva, que ya de por sí tiene unas conexiones de trenes tercermundistas y castigada por las escasas infraestructuras, se suspende durante cuatro días el servicio ferroviario con la provincia de Sevilla”.

Finalmente, el presidente de CSIF-Huelva insta a las organizaciones integrantes del movimiento “Y Huelva, cuándo?” a retomar el diálogo y dar continuidad al calendario de movilizaciones e iniciativas para reclamar las infraestructuras que necesita la provincia onubense.

CSIF lamenta la falta de políticas de empleo que generen trabajo estable en la provincia de Huelva

El sindicato viene reiterando la importancia de contar con motores de generación de empleo sólido y duradero

El número de parados registrados en Huelva aumentó en el mes de junio de 2022 en 6.958 personas con respecto al mes anterior, lo que supone un aumento del 16.72%, según los datos facilitados hoy por el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE), con lo que se alcanzan los 48.573 desempleados en Huelva. Si comparamos estos datos con los del mismo mes del año anterior observamos como el paro ha disminuido en un 13.04%.

Tras conocer los datos del paro que sitúan a la provincia de Huelva a la cabeza a nivel nacional en número de desempleados en el mes de junio, el sindicato CSIF asegura que una vez más “estas cifras reflejan los vaivenes en la creación de empleo” que depende, en gran medida, del sector de la agricultura. En este sentido, la central sindical ha lamentado cómo este mal dato “vuelve a mostrarnos que la economía onubense acusa la finalización de las campañas agrícolas más que ninguna otra provincia y, ni siquiera el sector servicios, con las contrataciones que se realizan de cara a los meses de verano, ha podido amortiguar el preocupante aumento en la destrucción de empleo”.

En este contexto, CSIF vuelve a insistir en la necesidad de la creación de puestos de trabajo estables y, para ello, pide una vez más políticas de consolidación que vayan más allá de las buenas cifras asociadas a periodos concretos del año, como ha ocurrido durante el primer cuatrimestre de 2.022. Éste es el problema que la central sindical viene denunciado de forma reiterada ante la falta de empleo estructural que se da tanto en la empresa privada como en el sector público. “El empleo que se crea en Huelva es, en su mayoría, estacional y si bien sirve de revulsivo e impulso a la economía local durante meses específicos del año, no permiten contar con un tejido productivo que afiance la creación de puestos de trabajo”.

Por eso, “no se puede hablar de cambio de tendencia cuando los datos son positivos, sino de patrones cíclicos con un problema de fondo que se mantiene y es, fundamentalmente, la enorme dependencia de fuentes de riqueza inestables donde el empleo es precario y, sobre todo, temporal”.

Ante esta situación, CSIF viene reiterando la importancia de contar con motores de generación de empleo estable y duradero porque sin fijeza se genera incertidumbre y esto lastra el consumo y, por tanto, la economía”. La central sindical sigue apostando por “reforzar los servicios públicos esenciales con una Administración que asuma un papel clave como motor en la generación de puestos de trabajo de calidad”.  También apunta al impulso de políticas de incentivos a la contratación, mejoras en las condiciones de los autónomos y un pacto entre las administraciones con el empleo como eje común.

CSIF denuncia que el SAS no cubrirá las sustituciones en Atención Primaria en verano

El sindicato también critica que la Junta sólo se ha contratado a la mitad de los refuerzos previstos en las zonas de playa

El plan de refuerzo estival previsto para las zonas de playa de la provincia de Huelva contemplaba la incorporación de 58 médicos, según había cifrado el Servicio Andaluz de Salud (SAS). Sin embargo, sólo se ha podido contratar a la mitad de lo previsto porque, según explica el sector de Sanidad del sindicato CSIF, “la Administración no encuentra facultativos para cubrir esas plazas de refuerzo”. En concreto, el responsable provincial de Sanidad de la central sindical, César Cercadillo, argumenta que “hay una preocupante escasez de médicos que se agrava en las provincias andaluzas por las pésimas condiciones laborales que les ofrecen y prefieren irse a otras comunidades”, ha señalado.

Desde el sindicato indican que, a la luz de estos datos, el SAS no ha podido cubrir la totalidad de los refuerzos previstos en el plan especial, por lo que, además, «tampoco cuenta con personal para cubrir las sustituciones de las trabajadoras y los trabajadores que estén de vacaciones durante los meses de verano», añaden. Cercadillo indica que “los refuerzos para las zonas de playa donde se incrementa la población en época estival se quedan a la mitad y en Atención Primaria no habrá sustituciones, por lo que serán los propios compañeros los que asuman la carga de trabajo de la parte de la plantilla que esté de descanso”, agrega el dirigente sindical, tras lo que señala que, en el caso de los hospitales, las vacaciones de los especialistas no se van a poder cubrir un año más.

Esta situación, apunta César Cercadillo, afectará directamente a los profesionales de los centros, ya que “verán incrementadas desproporcionalmente sus cargas de trabajo puesto que tendrán que asumir sus consultas y las de los compañeros que estén de vacaciones lo que redunda en más tiempos de espera, algo especialmente grave en Urgencias, menos minutos para atender a los pacientes y un colapso generalizado en la atención a los usuarios”, señala.

Por todo ello, el portavoz sindical alerta de «la peligrosa situación que se vivirá durante los meses de verano en la capital por la no cobertura de las sustituciones, con la dificultad añadida de encontrar médicos, lo que se suma a la ya de por sí mermada plantilla del SAS”, lamenta, tras lo que indica que ello tendrá “graves consecuencias para los pacientes, ya que se cerrarán programas, se reducirán las consultas de tarde tanto de médicos como de enfermeros y la gestión administrativa quedará bajo mínimos», agrega.

En cuanto a los centros de salud del capital, señala que solo tres de los nueve se quedarán abiertos por la tarde: Adoratrices, Rosales y Huelva-Centro en horario de tres a ocho de la tarde y solo para cubrir urgencias. De esta forma, indica que las consultas quedan reducidas al tramo de la mañana. Además, este sistema de atención al paciente permanecerá vigente desde el 4 de julio hasta el 29 de septiembre, añade, tras lo que indica que en el área metropolitana, playas, Andévalo y Condado hay dos puntos de Urgencias donde no habrá servicio por las tardes: La Antilla y El Rompido. Además, señala que se mantienen cerrados lo de San Bartolomé y Paterna-Escacena.

Por todo ello, desde el CSIF entienden que los 1.283 contratos anunciados por el SAS para la provincia de Huelva son “ficticios” y suponen un “brindis al sol”, pues “la Administración sabe de más que no va a encontrar profesionales suficientes para ello”, añade el sindicato, que augura que “muchos de esos contratos que se anuncian no se realizarán, bien por falta de profesionales como en el caso de médicos o enfermeras, bien porque se tratará de contratos de muy poca duración o en lugares de difícil cobertura”. Como ejemplo, CSIF destaca que en una reciente oferta de empleo público de médicos para la provincia de Huelva solo se pudieron cubrir nueve de 66 plazas.

Falta de transparencia

CSIF también critica la «falta de información» a los representantes de los trabajadores y las trabajadoras sobre el plan de verano. “La información que ofrecen se basa en propuestas de contratación, no en contratación real e ignoramos si los datos ofrecidos por la Junta incluyen o no las interinidades o contratos de larga duración realizados en los últimos meses para cubrir puestos estructurales”, ha concluido el sindicato.

CSIF exige a la Junta no tener que negociar cada año las plantillas docentes sino consolidar los refuerzos Covid

El sindicato hace balance del curso escolar y considera que estos recursos humanos deben hacerse estructurales para bajar las ratios y prestar una mejor atención a la diversidad

El sector de Educación del sindicato CSIF ha exigido a la Junta de Andalucía “que no se tengan que negociar cada año las plantillas docentes, sino que se consoliden los refuerzos Covid al haberse demostrado que son imprescindibles para el sistema educativo público, e incluso se quedan cortos para ofrecer la calidad educativa que el alumnado merece”. Así se ha manifestado desde la central sindical como una de las conclusiones fundamentales del balance que hace el sindicato ahora que concluye el curso escolar 2021-2022.

Según argumenta CSIF, “la pandemia ha puesto de relieve el déficit que las plantillas que el sistema educativo público arrastraba previamente a la pandemia, por lo que los refuerzos de personal docente realizados con motivo de la Covid-19 para el curso que ahora termina, que han alcanzado los 5.000 efectivos en toda la comunidad, deben mantenerse de forma estructural, quedando consolidados en el sistema y sin tener que estar cada curso escolar negociando las plantillas, como ha sucedido estos últimos años”.

El sindicato explica que “estos recursos deben servir para reducir las ratios de alumnado por docente y para una mejor atención a la diversidad para el alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo”, un ámbito sobre el que el sindicato ha denunciado recurrentemente la falta de profesionales especialistas en Audición y Lenguaje y Pedagogía Terapéutica, así como la escasez de recursos de Orientación Educativa.

Asimismo, CSIF insiste en que “la bajada de la natalidad es una circunstancia que debe aprovechar la Administración educativa para rebajar la ratio en las aulas y no para eliminar unidades de la escuela pública, tal y como está sucediendo”.

Por otra parte, el sindicato ha celebrado el avance que se va a producir a partir de septiembre con el acuerdo para la equiparación salarial del profesorado andaluz “que los situará en una posición más justa en lo que a retribuciones se refiere,  alejándose del furgón de cola en el que se situaban respecto al resto de comunidades autónomas”. En concreto, dicho acuerdo recoge un incremento de 145 euros en el caso de los cuerpos docentes del grupo A2 y de 165 euros para los cuerpos del grupo A1, del que comenzará a cobrarse en septiembre un primer porcentaje.

“Sin embargo, las mejoras alcanzadas no son un punto y final, sino un punto de partida para continuar avanzando en la mejora retributiva del profesorado, introduciendo una cláusula de revisión salarial y atendiendo a la actual escalada precios con el consiguiente encarecimiento de la vida”, según el sector de Educación de la central sindical. En este sentido, ha subrayado que “es habitual que este colectivo no cuente con el privilegio de desempeñar su labor profesional en su localidad de residencia, con lo cual se ve muy afectado económicamente por el encarecimiento del combustible”.

Restitución de los recortes en las pagas extra de 2013 y 2014

Igualmente, CSIF considera que “ante la brutal inflación, la subida de la factura de la luz y de la cesta de la compra, es el momento de que se le restituya, como empleados públicos que son, los recortes salariales efectuados en las pagas extras de 2013 y 2014, puesto que el Ejecutivo andaluz detrajo a estos profesionales los complementos retributivos correspondientes en la percepción de las mismas”.

Por otra parte, para la central sindical “el exceso de burocracia que soportan los docentes continúa siendo una “asignatura pendiente y no supone una mejora en la atención educativa, tal y como afirma más del 79% del profesorado” insistiendo en el hecho de “desburocratizar la tarea de los docentes y arbitrar medidas que simplifiquen esta lacra”.

Como hito positivo de este pasado curso escolar, CSIF cita la Ley de Reconocimiento de la Autoridad Pública del Profesorado Andaluz, que “ha sido un paso importante para reforzar la valoración social del profesorado, si bien hay que implementar más medidas que refuercen y dignifiquen la labor docente”.

Finalmente, desde el sindicato se ha querido felicitar a los docentes nuevamente “por su ejemplaridad durante este curso escolar, aún marcado por la pandemia y las medidas anti Covid”. “Gracias al esfuerzo y a la entrega de los docentes y de los equipos directivos este curso escolar ha vuelto a desarrollarse de la mejor forma posible”, ha concluido.

Empleados públicos de Huelva protestarán en Sevilla contra su pérdida de poder adquisitivo

CSIF prosigue su calendario de movilizaciones con concentraciones en las delegaciones del Gobierno

El sindicato CSIF ha convocado para este miércoles, 22 de junio, una concentración ante la Delegación del Gobierno de España en Andalucía, en Sevilla, en la que participarán empleados y empleadas públicas de todas las provincias, medio centenar movilizados por CSIF-Huelva, para protestar por su pérdida de poder adquisitivo y para reivindicar la dignificación de su trabajo.

Tras las concentraciones provinciales que tuvieron lugar el pasado 25 de mayo, CSIF prosigue con su calendario de movilizaciones y celebra protestas este miércoles no sólo en Andalucía, sino también en el resto de comunidades autónomas y ante el Ministerio de Hacienda y Función Pública, con el objetivo de visibilizar el deterioro de sus condiciones laborales y retributivas y de reivindicar que se posibilite una prestación de servicios públicos de calidad a la ciudadanía.

Con esta concentración regional que se celebrará en Sevilla el próximo 22 de junio, la central sindical más representativa del sector público quiere trasladar a la opinión pública los recortes que este colectivo acumula desde hace más de una década, «una merma de poder adquisitivo que será de un 20% a finales de 2022 respecto a 2010», advierten. En este sentido, desde el sindicato se insta al Ministerio a sentarse ya a negociar una subida salarial.

Por este motivo, a juicio de la organización sindical, “hay que asegurar que los servidores públicos sean retribuidos con unos salarios dignos que se correspondan con la realidad que vivimos y con el momento económico actual, poniendo fin a dicha pérdida de poder adquisitivo y estableciendo los mecanismos oportunos para que no vuelva a producirse en el futuro”. A la movilización de este miércoles se suma también la asociación policial Jupol, que comparte esta reivindicación.

Desde el CSIF indican que, junto a la pérdida de poder adquisitivo, otro de los problemas que afecta a los empleados y empleadas públicas es la alta temporalidad en el empleo en las administraciones públicas, que se sitúa en el 29,2% en Andalucía, según los últimos datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), que indican que hay 175.100 temporales en el conjunto de los 599.100 asalariados totales del sector público en la región.

«El envejecimiento de las plantillas, derivado de las insuficientes ofertas de empleo público», es otra de las cuestiones que denuncia CSIF, que insiste en la necesidad de una renovación generacional.

Denuncian el mal funcionamiento de la Ventanilla Electrónica del Candidato del SAS

El CSIF alerta del «gran malestar» e «incertidumbre» que generan las dificultades en el uso de la plataforma informática

El sector de Sanidad del sindicato CSIF ha denunciado el mal funcionamiento que a su juicio padece la Ventanilla Electrónica del Candidato (VEC) del Servicio Andaluz de Salud (SAS), así como la «complejidad» que supone su uso para los procesos de solicitudes de carrera profesional, de traslados y de la Oferta de Empleo Público (OPE).

Desde la central sindical han explicado que los fallos de la plataforma informática “están generando gran malestar e incertidumbre entre los profesionales del ámbito sanitario”, a lo que añaden que estas dificultades en las gestiones en la VEC han provocado, además, que los delegados sindicales estén recibiendo numerosas quejas por parte de los usuarios que reclaman soluciones. CSIF ha calificado esta situación de “insostenible” y ha instado a la administración “a resolver este caos e incertidumbre generada y a poner en marcha mecanismos eficaces para asesorar a las personas afectadas al no poder realizar sus gestiones correctamente”.

De hecho, el sindicato ha dirigido un escrito a la Dirección General de Personal del SAS exigiendo que, de forma inmediata, se resuelvan los problemas técnicos de la VEC y que se prolonguen los plazos para adjuntar y presentar documentación, así como para realizar diferentes procedimientos. Además, en el mismo escrito, la central sindical solicita a la Administración que habilite unidades y contrate personal para el asesoramiento técnico e informativo con el fin de subsanar las «continuas dificultades y escollos» que a su juicio está generando su propia herramienta informática, desde la que los profesionales del SAS y personas candidatas a procesos selectivos realizan trámites de forma electrónica.

Por último, desde el sindicato han destacado que esta no es la primera vez que desde CSIF se solicita el refuerzo de personal en las Unidades de Atención al Profesional (UAP) para hacer frente a las gestiones que se realizan a través de la Ventanilla Electrónica del Candidato.

CSIF critica que el borrador de la Ley de Universidades no incluye medidas que acaben con la precariedad y la alta temporalidad

Más de 1.500 profesores están perjudicados por estas prácticas «perniciosas»

El sindicato CSIF ha criticado que el anteproyecto de la reforma de la Ley Orgánica del Sistema Universitario (LOSU) no incluye medidas para estabilizar y dar continuidad laboral a los profesores sustitutos interinos en las universidades andaluzas. El nuevo borrador del reglamento universitario introduce escasas mejoras para el Personal Docente e Investigador (PDI) y en el caso del profesorado asociado, el texto tampoco contiene ninguna medida para acabar con la precariedad que arrastra este colectivo, que ronda los 1.500 profesores en las instituciones académicas andaluzas.

La central sindical ha calificado de “pernicioso” que el anteproyecto mantenga las categorías con más precariedad laboral para el acceso a la carrera académica y que además no las mejore. A su juicio, esta situación “fomenta la duplicidad y la desigualdad entre trabajadores y frena la movilidad de las plantillas, además de producir su envejecimiento”. A esta falta de equidad también contribuyen los nuevos requisitos de acreditación exigidos para el acceso a los cuerpos docentes universitarios puesto que, según el texto normativo, a partir de ahora se podrá hacer mediante convenio de cada agencia de calidad autonómica -en el caso de Andalucía, la Agencia Andaluza del Conocimiento (ACC)- con la Agencia Nacional de Evaluación de la Calidad y Acreditación (ANECA) y sin que, hasta el momento, exista un marco común de actuación y criterios entre comunidades. En este sentido, “las diferencias entre comunidades que se han ido marcando en los últimos años se acentuarían”, según explica CSIF, poniendo como ejemplo que “profesores contratados del País Vasco y Cataluña con menos requisitos de acreditación que profesores funcionarios andaluces –catedráticos y titulares- perciben menos salario”.  Además, la central sindical censura que la “interdisciplinariedad no constituya un mérito en la evaluación de la actividad del PDI.

Desde CSIF se ha celebrado la incorporación al borrador de la ley del Personal de Administración y Servicios (PAS) propuesta por el sindicato, aunque considera “inadecuada” la incorporación a esta figura sólo mediante concurso ya que, como recoge la provisión de puestos de trabajo en las OEP, debe ser por concurso-oposición y no sólo por concurso. Esta última medida afectaría muy directamente a las universidades andaluzas.

Una financiación insuficiente

En cuanto a la financiación, el anteproyecto incluye destinar como mínimo el 1% del PIB a la educación universitaria pública, un porcentaje “poco ambicioso” a juicio de la central sindical que reclama en torno a un 1,5%, situándose actualmente en el 0,8 %. Delgado ha recordado que las universidades públicas andaluzas han sufrido en los últimos años una infrafinanciación, imposible de mantener durante más tiempo.  Para CSIF, “las inversiones por alumno son manifiestamente mejorables y los planes de inversiones para investigación no deben sufrir tanto retrasos”. Así, “el desfase entre la publicación de una convocatoria competitiva de proyectos de investigación y su concesión y puesta en marcha tarda normalmente más de dos años”, apunta el sindicato.

Según CSIF resulta “preocupante” que se dejen en manos de los claustros de las instituciones académicas de enseñanza superior los temas “más espinosos” y que en los porcentajes de ponderación para la elección de rector “se minore al personal técnico, de gestión y administración y servicios, así como al PDI no permanente”.  

Con respecto al estudiantado, el sindicato considera “problemáticos” los artículos del nuevo anteproyecto de la LOSU sobre el aumento de su participación en la creación de los planes de estudio, las guías docentes y en la evaluación de la actividad docente. 

Por el contrario, CSIF valora como muy positivo que el anteproyecto de ley recoja su propuesta para que las administraciones públicas puedan fomentar programas competitivos de financiación para fortalecer la capacidad investigadora y la innovación docente.

Por último, el sindicato ha exigido que el documento de reforma universitaria, recientemente presentado por el ministro de Universidades, Joan Subirats, sea negociado con los sindicatos y resto de agentes implicados, dada la “amplitud y profundidad” de los cambios que incluye en relación a borradores anteriores. “No es en absoluto democrático hurtar la opinión y la negociación de los colectivos afectados y sus representantes en un tema tan complejo como el de las universidades”, ha finalizado.  

CSIF se moviliza contra la pérdida de poder adquisitivo de los empleados públicos

La central sindical se ha concentrado en la subdelegación del Gobierno

El sindicato CSIF ha comenzado este miércoles una campaña de movilizaciones que se ha iniciado con una concentración de protesta en la subdelegación del Gobierno, repitiéndose de forma simultánea a nivel nacional, por la mejora del empleo público, la recuperación de derechos de las empleadas y los empleados públicos y contra la pérdida de poder adquisitivo de este colectivo, que supone más del 15% en la última década. A esta concentración se ha sumado la organización JUSAPOL, en representación de la Policía Nacional y la Guardia Civil, “para hacer un frente común ante la injusticia que están sufriendo los trabajadores y trabajadoras del sector público que han sido la hucha donde las diferentes administraciones han metido la mano ante cualquier crisis económica o financiera de las que nunca han sido culpables”, explicaba el presidente provincial de CSIF en Huelva, Juan Manuel Quilón.

En este sentido, el portavoz sindical ha recordado que “llevamos contribuyendo al Pacto de Rentas desde 2010, pero el Gobierno se niega a negociar una subida salarial. Los empleados públicos necesitan sueldos acordes al trabajo que desarrollan y no pueden seguir sufriendo más recortes”. Ante la ausencia de negociación y diálogo por parte de la Administración para recuperar los derechos perdidos, “CSIF inicia hoy un calendario de movilizaciones que tendrá su continuidad con más iniciativas a nivel autonómico, el próximo 22 de junio en Sevilla, y también en el ámbito nacional en el mes de septiembre”, precisaba Quilón.

Desde CSIF se ha asegurado que “las empleadas y los empleados públicos se sienten maltratados ya que, a la pérdida de poder adquisitivo hay que sumar el déficit y el envejecimiento estructural de las plantillas y la alta de temporalidad de empleo en el conjunto de las Administraciones Públicas”. En concreto, en la provincia de Huelva hay, actualmente, más de 33.000 trabajadores y trabajadoras del sector público que se ven afectados por los recortes acumulados en derechos salariales y laborales.

El presidente provincial de CSIF también ha hecho alusión a la labor del colectivo durante la pandemia: “el conjunto de empleados públicos ha realizado un sobreesfuerzo para que el país saliera adelante y trabajamos a diario para ofrecer un servicio público de calidad a nuestros ciudadanos, a pesar de las grandes dificultades que han tenido que asumir las plantillas del SEPE, la Seguridad Social, la Sanidad, la Educación, la Justicia o las Fuerzas de Seguridad”.

Por ello, la central sindical exige que “se les conceda los recursos justos y necesarios para que puedan seguir realizando su trabajo al servicio de toda la ciudadanía con la misma efectividad y profesionalidad demostrada en los últimos años”.

Empleo público

Junto a la pérdida de poder adquisitivo, CSIF ha alertado sobre la alta temporalidad en el empleo en las Administraciones Públicas, que se sitúa en el 29,2% en Andalucía. Si bien en el último año la cifra de empleados públicos ha crecido un 8% en la provincia onubense hasta llegar a los 33.411 trabajadores, CSIF ha alertado hoy de que se trata, en su mayoría de personal temporal. En este sentido, el presidente provincial de CSIF ha advertido de que “se necesita mayor personal estructural y que se amplíen efectivos para prestar los servicios públicos esenciales y que las ofertas de empleo que se van aprobando son bienvenidas pero insuficientes y, además, deben ejecutarse”. Quilón recordaba que “la pandemia de la Covid-19 puso de manifiesto las carencias del sector público en materia de recursos humanos, especialmente en ámbitos esenciales como la Sanidad y la Educación. Por eso, ahora es momento de que la Administración dimensione adecuadamente los servicios públicos con empleo de calidad”.

Otra de las reivindicaciones de CSIF en la concentración de hoy ha sido el desarrollo y la implantación real del teletrabajo ya que en la Administración General del Estado (AGE) no existe aún una normativa específica, mientras que el sector privado ya cuenta con una regulación clara. Se ha criticado, igualmente, que la modalidad laboral no presencial no haya sido una prioridad tampoco para la Junta de Andalucía, donde aún no se ha desarrollado un protocolo concreto al respecto.

Finalmente, en la concentración de protesta celebrada hoy, desde CSIF se ha querido en poner nuevamente “la profesionalidad y la dedicación de los trabajadores y las trabajadoras de lo público, que son los que han hecho posible, especialmente en la pandemia, el mantenimiento de servicios públicos esenciales para la ciudadanía”.

CSIF denuncia la falta de medios y el intrusismo que soportan los vigilantes de Seguridad Privada

Recientemente se ha conmemorado el Día Nacional de la Seguridad Privada y, coincidiendo con esta efeméride, la central sindical ha reclamado una mayor protección para este colectivo

El sindicato CSIF ha reivindicado la importante labor que desarrollan los vigilantes de seguridad y ha denunciado la falta de medios y el intrusismo al que se enfrenta este colectivo coincidiendo con la celebración del Día Nacional de la Seguridad Privada que se ha conmemorado recientemente.

La central sindical destaca que, “pese a las dificultades a las que se enfrenta el personal de la Seguridad Privada por falta de medios y por el constante intrusismo que padece en el ejercicio de su profesión, este colectivo demuestra un intenso esfuerzo por garantizar la seguridad y el bienestar de la ciudadanía, fruto de un compromiso y una preparación exhaustiva”.

El sector de Empresa Privada de CSIF lamenta las pérdidas socioeconómicas que ha sufrido el colectivo de vigilantes de seguridad privada, que rondan el 30% en las tres últimas décadas, y considera que es necesario “introducir medidas que eviten el deterioro de sus condiciones laborales y repongan parte de los derechos arrebatados al colectivo”.

Asimismo, la central sindical lamenta que “en repetidas ocasiones, los vigilantes de seguridad privada siguen siendo víctima de agresiones, por lo que hace un llamamiento a las empresas del sector para que tomen las medidas necesarias de protección y garanticen así la seguridad y la salud de las plantillas.

Desde CSIF, finalmente, también se reclama un mayor control para evitar el grave problema del intrusismo que padece el colectivo de vigilantes, pese a que la ley 5/2014 de Seguridad Privada es “muy clarificadora” con respecto a su contratación por parte de empresas autorizadas y que su incumplimiento “se encuentra severamente castigado”.

CSIF denuncia la falta de recursos de Orientación Educativa, Pedagogía Terapeútica y Audición y Lenguaje en los centros escolares de Huelva

La central sindical reclama un refuerzo en las contrataciones de este personal docente y que se establezca una ratio máxima de alumnado por profesional

El sector de Educación del sindicato CSIF ha denunciado la falta de recursos tanto materiales como personales que padece la atención a la diversidad en la enseñanza pública. A pesar del incremento del personal docente especialista de Pedagogía Terapéutica (PT) y de Audición y Lenguaje (AL) durante estos últimos cuatro años, según esta central sindical, “resulta absolutamente insuficiente para atender al creciente número de casos existentes en los centros educativos”.

Asimismo, CSIF pone de relieve la falta de profesionales de Orientación Educativa en los centros de Educación Primaria y Secundaria, “lo que dificulta una atención adecuada al alumnado con necesidades específicas de apoyo educativo, así como la detección precoz de posibles casos”.

Así se desprende de los datos obtenidos en una reciente encuesta lanzada por CSIF y en la que se recoge el sentir general del profesorado de estas especialidades educativas y la realidad sobre las circunstancias en la que desarrolla su trabajo.

Por este motivo, el sindicato ha manifestado la necesidad de que la Administración “solucione de una vez los problemas que llevamos registrando año tras año por el insuficiente número de profesionales de PT y AL”. En este sentido, ha reclamado un refuerzo de las plantillas de estos docentes para poder ofrecer una adecuada atención educativa. Resulta revelador, según los datos recabados en la provincia de Huelva en la mencionada encuesta, que más del 44% del profesorado de Pedagogía Terapéutica atienda semanalmente en torno a una veintena de alumnos (entre 16 y 20). Esta situación se repite entre los especialistas de Audición y Lenguaje, dado que el 40% atiende entre 16 y 20 alumnos en una semana.

 Estos profesionales denuncian que el número de sesiones semanales para atender al alumnado que posee necesidades específicas de apoyo educativo (un 68,33% de los encuestados asegura que sólo puede dedicarle dos sesiones a la semana) es “absolutamente ridículo y a todas luces insuficiente”, no permite una atención educativa de calidad y genera frustración, estrés y ansiedad entre los profesionales de la atención a la diversidad.

Profesionales compartidos para varios centros

Por otra parte, CSIF ha subrayado que a la falta de recursos materiales y elevadas ratios por docente, se suma la obligación de muchos profesionales de tener que atender a escolares en más de un centro educativo, lo que afecta a un 21,67% de maestros, de los que un 61,54% tiene que compartir jornada laboral en dos instalaciones educativas, un 15,3% en tres instalaciones educativas a la semana y un 23% en cuatro o más.

Todo ello contribuye a atender a un elevado número de alumnos pero con un escaso número de sesiones que ofrecer, tal y como corrobora el 93,3% del personal encuestado, que considera “insuficiente” el número de las sesiones que dedica al alumnado que presenta necesidades específicas de apoyo educativo, lo que imposibilita una atención individualizada que sea eficaz y beneficiosa para los menores.

Estas circunstancias, a juicio de la central sindical, “afectan negativamente al tiempo que dedican al alumnado que presenta necesidades específicas de apoyo educativo y es un riesgo añadido para el profesorado, debido a los desplazamientos entre centros que se ve obligado a realizar en la jornada laboral”.

“Es prioritario que en todos los centros educativos exista al menos uno de estos maestros y maestras especialistas a tiempo completo”, según indica el sindicato CSIF, que ha reivindicado también un refuerzo en las plantillas de los profesionales de Orientación Educativa.

El colectivo de profesorado de PT y AL critica las dificultades a las que se enfrenta a diario para dar una respuesta educativa adecuada y de calidad al alumnado con necesidades específicas por la escasez de medios y espacios con los que cuenta. En este sentido, un 46,6% de los encuestados considera “insuficientes” los recursos materiales y un 51,67% califica de “mejorables” las condiciones espaciales disponibles.

Los resultados de la encuesta también ponen en evidencia el elevado número de trámites burocráticos. En este sentido, el 93,3% de los entrevistados manifiesta “sentirse habitualmente abrumado por la cantidad de trámites administrativos que tiene que asumir en su quehacer docente, tiempo que impide en muchas ocasiones buscar materiales y diseñar actividades más atractivas y motivadoras para el alumnado”. Dicha carga burocrática “va en menoscabo también de la atención educativa de calidad de la que es merecedor el conjunto del alumnado andaluz y, en especial, el alumnado que necesita un apoyo educativo específico”, considera CSIF.

En suma, según los resultados de la encuesta de la central sindical, estos profesionales exigen los recursos materiales y personales necesarios “para brindar una atención educativa de calidad y mejorar las condiciones laborales de los profesionales de la atención a la diversidad”.