El Gobierno pone reparos al proyecto de Fertiberia para los fosfoyesos

El Miteco insta a la empresa a presentar un estudio de impacto ambiental que integre la totalidad de la zona 4

Un informe del Ministerio para la Transición Ecológico y el Reto Demográfico (Miteco) sobre el proyecto de restauración de Fertiberia para las balsas de fosfoyesos de Huelva pone reparos al plan presentado por la compañía, concretamente por la ausencia de «un Estudio de Impacto Ambiental que integre la totalidad de la zona 4 en su conjunto».

En concreto, en un escrito remitido a Fertiberia, la subdirectora de Dominio Público Marítimo-Terrestre, Ainhoa Pérez Pujol, insta a la mercantil a presentar un plan que incluya un estudio de alternativas y que suponga la menor ocupación posible del dominio público marítimo-terrestre».

“Fertiberia debe presentar un Estudio de Impacto Ambiental que integre la totalidad de la zona 4 en su conjunto como recoge la DIA de 23 de septiembre de 2020, que cumpla los requerimientos exigidos en la Ley de Evaluación Ambiental incluyendo un estudio de alternativas y que suponga la menor ocupación posible del dominio público marítimo-terrestre, contemplando la restauración de su integridad”, señala Pérez Pujol en su escrito.

Desde Mesa de la Ría se han hecho eco de este informe, con el que, a juicio de esta organización, se pone de manifiesto que el proyecto de Fertiberia no contempla «un verdadero plan de restauración para la Zona 4» de las balsas de fosfoyesos, ya que «lo aportado hasta la fecha adolece de enormes carencias e irregularidades», añaden.

En concreto, Mesa de la Ría cita «carencias» como la de «proponer un tratamiento diferenciado en diferentes sectores por no contemplar actuación alguna para el lugar donde se encuentran los residuos radiactivos de Acerinox, no plantear diversas alternativas de restauración medioambiental y no haber propuesto la ocupación de la mínima cantidad de marisma posible», señalan.

A este escrito del Ministerio hay que sumar un nuevo auto de la Audiencia Nacional en la misma dirección, ya que expone textualmente que la Declaración de Impacto Ambiental de la ‘Zona 4’, “conforme a lo previsto en la Ley de Evaluación Ambiental, ha de formar parte del procedimiento de otorgamiento y modificación de la autorización ambiental integrada”.

Para Mesa de la Ría, este auto, con fecha del pasado 11 de febrero, establece que la Junta de Andalucía no podrá otorgar la Autorización Ambiental Integrada (AAI) hasta que el Ministerio no emita Declaración de Impacto Ambiental sobre las actuaciones previstas para la ‘Zona 4’ de los fosfoyesos, con lo que «no resulta posible actualmente el pronunciamiento favorable de la Junta de Andalucía sobre el proyecto», destacan.

Tras analizar el último auto judicial y los informes del Ministerio, Mesa de la Ría ha mostrado su satisfacción con el hecho de que, «en algunas cuestiones de gran relevancia, la opinión de los jueces y de la administración estatal coincida con las tesis de esta organización», ya que sobre ello versa «una de las principales alegaciones presentadas por Mesa de la Ría contra el proyecto de enterrado de las balsas de fosfoyesos», explican.

Por último, desde esta organización sostienen que el último auto judicial «marca sin duda un camino importante» para impugnar el proyecto en los tribunales en caso de que la autorización ambiental integrada «fuera otorgada de manera favorable con anterioridad a la existencia de una declaración de impacto ambiental para la Zona 4».

La Fiscalía de la Audiencia Nacional abre diligencias procesales a la sentencia contra Fertiberia

Atiende al escrito presentado por la Asociación Mesa de la Ría (que nada tiene que ver con el partido político del mismo nombre) requiriendo la ejecución de la Sentencia de la Audiencia Nacional contra el vertido de fosfoyesos en la marisma de Huelva.

La Asociación Mesa de la Ría que dirige Aurelio González Peris y que se escindió del partido político Mesa de la Ría del que fue expulsado ha puesto patas arriba la problemática sobre las balsas de fosfoyesos al reabrir un caso judicial que parecía ya cerrado y que se encaminaba a realizar el proyecto de Fertiberia. Y es que la Audiencia Nacional ha abierto diligencias procesales a la sentencia contra Fertiberia intentando dar otro golpe de efecto en el tortuoso camino de la recuperación de los fosfoyesos.

En una nota de prensa enviada por la asociación han señalado que, «mientras la comunidad científica implicada, políticos y agrupaciones ciudadanas, emplean sus fuerzas en debatir y argumentar aspectos medioambientales y sanitarios del inmenso problema de los ‘fosfoyesos de Fertiberia’ en Huelva, la Asociación Mesa de la Ría, organización que lleva más de 15 años defendiendo los intereses de esta ciudad, trabaja en la única vía que no admite discusión y que zanja, de una vez por todas, las interminables líneas de debate que interesan a Fertiberia».

Según la asociación, «el derecho que nos asiste es el cumplimiento de la sentencia que emitió la Audiencia Nacional contra la mercantil el 27 de junio de 2007 y que no se ha ejecutado».

Esta Asociación se lo ha dicho al alto Tribunal mediante escrito argumentado con fecha  09/12/2020. A los Defensores del Pueblo nacional y andaluz en sendos escritos de fecha 22/02/2021. Al Director General de Calidad Ambiental. Y a la Fiscalía General del Estado.

Esta Fiscalía observa claros indicios de verosimilitud en los requerimientos que esta organización exigió a la Audiencia e incoa expediente abriendo Diligencias Procesales con fecha 02/02/2021.

La vía en la que la Asociación Mesa de la Ría, que nada tiene que ver con el Grupo Municipal del mismo nombre en el Ayuntamiento de Huelva (de hecho Aurelio García fue expulsado de esta formación política), trabaja para «evitar que Fertiberia se salga con la suya y nos deje en la marisma, de manera absolutamente ilegal, más de 120 millones de Toneladas de residuos peligrosos», es la que obliga, sin más dilación ni subterfugios, a la empresa, «a retirar los fosfoyesos. Se basa, simple y llanamente, en el cumplimiento de la mencionada sentencia del 2007».

Por ello desde la Asociación Mesa de la Ría, «exigimos la ejecución de esa sentencia en todos sus términos y para ello no es necesario hacer consideraciones medioambientales, sanitarias o técnicas».

En España «la ley nos protege y las sentencias se cumplen. Por eso le pedimos a toda la comunidad involucrada en el asunto de los ‘fosfoyesos de Fertiberia’, en especial a las Administraciones con competencias, que cierren el debate estéril en el que la empresa les ha metido, con el principal fin de aplazar la solución y así, por hartazgo, lograr la cesión a su proyecto, y centren toda su atención y esfuerzos en la ejecución de dicha sentencia.