El Jesús Hermida acogerá la presentación del libro ‘Marxismo y comunicación’, de Francisco Sierra

El catedrático de la Universidad de Sevilla y colaborador de Tinto Noticias estará acompañado por el excoordinador general de IU en Andalucía Antonio Maíllo

El centro de la Comunicación Jesús Hermida de Huelva acogerá el próximo 21 de mayo a las 18.30 horas la presentación del libro ‘Marxismo y Comunicación. Teoría Crítica de la Mediación Social’, una obra del catedrático de Comunicación de la Universidad de Sevilla y columnista de Tinto Noticias Francisco Sierra Caballero.

El autor estará acompañado por el excoordinador general de Izquierda Unida en Andalucía y exportavoz del grupo de IU en el Parlamento andaluz, Antonio Maíllo, así como por el presidente de la Asociación de la Prensa de Huelva y redactor de este periódico, Juan F. Caballero, y la activista onubense María Gadea.

Tal y como ya informó este periódico, ‘Marxismo y comunicación. Teoría Crítica de la Mediación Social’ ofrece al público las líneas maestras de fuerza que sistematizan algunos de los principales aportes de la visión materialista, todo ello para sentar las bases de desarrollo del pensamiento emancipador en comunicación desde la tradición marxista.

El ensayo, además de rendir tributo al sabio de Tréveris, ha sido escrito con la intención de aportar al lector elementos básicos para una necesaria crítica materialista de la mediación social y alumbrar una evidencia inexcusable en tiempos de libre comercio: la dimensión política de toda mediación cognitiva. Y es que, tal y como indicó Douglas Kellner, la política y la economía, como matriz de abordaje de la comunicación, significa que la producción y distribución de la cultura tiene lugar en un sistema económico particular, en una forma de producción y reproducción social específica que no puede ni debe ser eludida si algún sentido tiene la ciencia desde el punto de vista social (Kellner, 1997).

La conexión entre los aspectos culturales y comunicativos, los tecnológicos y económicos y los político-informativos y tecno-estéticos que están en la base del modelo de análisis marxista puede en este sentido, cuando menos, definir un marco lógico de comprensión global. Fruto de la interrelación existente entre los diferentes niveles de acción, este marco resulta revelador tanto de los problemas de orden práctico, entre ellos el de la lógica desinformativa de la posverdad, como de aspectos sustantivos de los modelos de representación ideológica presentes en la práctica teórica contemporánea.

Más allá y más acá de Marx, la revisión de los aportes seleccionados a lo largo del libro pueden contribuir a despejar cierto desdibujamiento que sobre la teoría marxista han querido proyectar culturalistas o funcionalistas reciclados al identificar la teoría crítica con el modelo economicista de la vulgata al uso sobre las teorías del control social frente a la compleja lectura propia de un pensamiento relacional que tiende a pensar la realización de la lógica del valor y el fetichismo de la mercancía desde una definición materialista consustancial a toda mediación social.

La obra constituye un acto político y de naturaleza reflexiva, en la medida que trata de situar los aportes fundamentales de la tradición crítica en el nuevo marco de relaciones que se deben pensar contra corriente, dando sentido a la realidad más allá de la razón sedentaria. El autor persigue la idea matriz y original de deconstruir las formas contemporáneas de dominio del poder simbólico desde la recuperación de una tradición negada que debe y puede ser leída en nuestro tiempo a contrapelo de la historia.

Sobre el autor

Francisco Sierra Caballero es catedrático de Teoría de la Comunicación de la Universidad de Sevilla y es considerado uno de los mayores expertos del mundo en materia de comunicación, como se pone de manifiesto por su amplísima trayectoria en este ámbito y sus profundos conocimientos sobre el mismo.

De hecho, Sierra ha trabajado como experto en políticas de comunicación, nuevas tecnologías y participación ciudadana en la Comisión Europea y otros organismos internacionales como la Unesco y Unasur. Además, actualmente es presidente de la Unión Latina de Economía Política de la Información, la Comunicación y la Cultura y director de la Sección de Comunicación y Cultura de la Fundación de Investigaciones Marxistas (FIM).

Sierra es además investigador del Instituto Andaluz de Investigación en Comunicación y Cultura (Inacom) y director del Grupo Interdisciplinario de Estudios en Comunicación, Política y Cambio Social, así como director del Departamento de Periodismo I y editor de la Revista de Estudios para el Desarrollo Social de la Comunicación.

Antonio Maíllo supera definitivamente el cáncer

El que fuese coordinador general de IU en Andalucía y concejal de Aracena recibe el alta tras cinco años de lucha contra la enfermedad

El excoordinador general de Izquierda Unida en Andalucía, Antonio Maíllo, ha logrado vencer al cáncer tras un largo proceso de curación que se ha prolongado durante cinco años, desde que en 2016 le fue diagnosticada esta enfermedad en el estómago. El también exconcejal de IU en el municipio onubense de Aracena lo ha hecho público en una entrevista en la Cadena SER, concretamente con Pepa Bueno en el programa Hora 25, donde Maíllo ha comunicado que ya ha recibido el alta completa, de modo que ya no padece la enfermedad.

«Me han dado el alta», ha anunciado el que fuese máximo responsable de IU en Andalucía entre 2013 y 2019, tras lo que ha realizado una clara defensa de la sanidad pública. En concreto, Antonio Maíllo ha defendido que este tipo de situaciones deben afrontarse «con mucha confianza en el personal sanitario, en los médicos, en el tratamiento, en el cuidado de la sanidad pública».

El excoordinador general de IU en Andalucía, que se ha mostrado «muy contento» de superar la enfermedad, ha reconocido que le daba pudor contar esto, pero «me han dicho que lo diga porque ayuda a las personas en proceso de curación», ha explicado, al tiempo que ha querido lanzar un mensaje de ánimo a las personas que padecen la enfermedad. «Se puede salir, y eso es siempre una buena noticia», ha comentado.

Antonio Maíllo ha desarrollado la mayor parte de su carrera política en la provincia de Huelva, a la que llegó hace 25 años, en 1996, cuando obtuvo su plaza definitiva de profesor en el IES San Blas de Aracena, municipio en el que fue candidato a alcaldía por Izquierda Unida y concejal de esta formación durante ocho años, entre 2003 y 2011, tras lo que en 2012, tras el acuerdo de gobierno entre el PSOE e IU, fue nombrado director general de Administración Local de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales de la Junta de Andalucía.

Su nombramiento como coordinador general de IU en Andalucía se produce en junio de 2013, cuando la XIX Asamblea Andaluza de la organización lo eligió como tal con el mayor respaldo de la historia de la misma, del 83 por ciento. Un año después, en julio de 2014, fue elegido en elecciones primarias como candidato a la Presidencia de la Junta de Andalucía con un 88,39 por ciento de los votos.