Salud declara no apta para consumo el agua del núcleo urbano de Nuevo Portil

La presencia de trihalometanos supera los valores normativos establecidos

La Consejería de Salud y Consumo, a través de su delegación territorial en la provincia de Huelva, ha emitido este lunes una resolución en la que se declara la ‘no aptitud para consumo humano’ del agua distribuida en el núcleo de población de ‘Nuevo Portil’, perteneciente al municipio de Cartaya, al confirmarse analíticamente que supera los valores de trihalometanos establecidos en la norma para este parámetro químico.

Se ha resuelto la prohibición del uso del agua suministrada a través de la red para su bebida, así como para la preparación de alimentos con la misma, pero sí puede utilizarse para higiene personal y limpieza.

La resolución conlleva el requerimiento al gestor de esa red de distribución, por parte de la Delegación Territorial de Salud y Consumo, de la obligación legal de establecer un suministro alternativo de agua apta para el consumo de la población mientras dure la situación.

Desde la Junta de Andalucía han comunicado que el Ayuntamiento deberá comunicar a la población afectada la calificación del agua y los usos permitidos y deberá analizar diariamente este parámetro hasta que los valores vuelvan a los límites permitidos de acuerdo a la normativa.

Por último, desde la Administración autonómica han anunciado que por parte de la Delegación Territorial de Salud y Consumo se realizará un seguimiento continuo de las medidas adoptadas y de los resultados de la vigilancia analítica del agua de la red.