Riotinto procesa cuatro millones de toneladas de mineral en el primer trimestre de 2021

La cifra supone un incremento cercano al 6% respecto al mismo período de 2020

Atalaya Riotinto Minera, operadora de la mina de cobre de Riotinto, ha presentado sus resultados operativos del primer trimestre de 2021, que vuelve a arrojar cifras «positivas» para el Proyecto Riotinto, de las que destacan las 13.979 toneladas de cobre metal producidas.

Estos datos, aunque mejoran los del mismo periodo de 2020, son una magnitud ligeramente inferior al trimestre precedente, cuando se produjeron 14.332 t, lo que «se debe a una decisión de la empresa para dar robustez al modelo de negocio, maximizando el valor del yacimiento a largo plazo», explican desde la compañía.

«La estrategia es -agregan- aprovechar el buen ritmo de tratamiento de las nuevas instalaciones y el alza en el precio del cobre para procesar parte del mineral de baja ley que tiene almacenado, manteniendo un flujo de ingresos regular», de modo que se ha reportado una ley media de 0,41% frente al 0,44% que se marcó en el último trimestre del pasado año, produciéndose recuperaciones metálicas medias de 84,79%, inferiores en casi un punto a las del ejercicio anterior.

Para la empresa, «estos resultados confirman que la inversión de más de 80 millones de euros para la modernización de las instalaciones no solo ha permitido aumentar la producción, sino que aporta solidez al modelo: ni el efecto de la pandemia por covid-19 ni la disminución de la extracción de mineral de la corta, según el diseño de mina proyectado, han incidido negativamente en los resultados operativos», como tampoco lo ha hecho «la reducción de la producción por la parada de mantenimiento de 7 días efectuada en este trimestre, que ha sido compensada por el record obtenido en el mes de marzo, cuando se han tratado hasta 1.5 millones de toneladas de mineral», agregan.

Asimismo, la compañía asegura que sigue trabajando en nuevos proyectos de eficiencia: «los esfuerzos se centran en reducir el consumo de agua y cal, mediante la implementación de un sistema de espesado de estériles de planta», para lo cual ha instalado «nuevos equipos que entrarían en funcionamiento a mediados de año», han detallado.

«Paralelamente, se inician los trabajos de ingeniería del proyecto para establecer una planta de producción de cátodos de cobre puro a partir de concentrados de cobre producidos en Riotinto, mediante el sistema E-LIX. Ello con vistas a completar el estudio de viabilidad que le permitiría operar a nivel industrial; entretanto, la planta piloto se encuentra funcionando a pleno rendimiento para seguir aportando información útil a este proceso», prosiguen desde la empresa.

Para Alberto Lavandeira, CEO en Atalaya Mining, “estamos encantados de reportar un trimestre de fuerte progreso en Proyecto Riotinto. Este sólido desempeño en la producción sigue posicionándonos en la parte alta de nuestra planificación para el resto de 2021”. Además, destaca que se continuarán evaluando e implementando más medidas de eficiencia para seguir generando valor, especialmente con el desarrollo de la planta solar que alimentará de energía a la operación, una vez obtenidos los permisos. “Este proyecto confirma la apuesta de Atalaya por la sostenibilidad, permitiendo una reducción significativa de la huella de carbono y una optimización de los costes a largo plazo”, agrega

Sobre Atalaya

Atalaya Riotinto Minera, filial de Atalaya Mining, es la operadora de la histórica mina de Riotinto, un nuevo proyecto minero que «incorpora las últimas innovaciones tecnológicas en el sector, así como los conceptos de seguridad y sostenibilidad ambiental propios de la minería del siglo XXI», remarcan desde la compañía.

Riotinto es hoy una mina de cobre a cielo abierto que ha producido 55.890 toneladas de cobre en concentrado en 2020. Cuenta con 197 millones de toneladas de reservas de mineral de cobre y trabaja «constantemente» en la identificación de nuevos recursos para seguir alargando la vida de la explotación, que actualmente se sitúa en 12 años, añaden.

La puesta en marcha del Proyecto Riotinto ha supuesto una «gran» inversión industrial que incluye «importantísimas mejoras ambientales» y la creación de más de 450 empleos directos, concluyen.