Piden la exhumación de un vecino de Aracena asesinado en el 37 en el cementerio de La Soledad

Una nieta de Miguel Martín Moya solicita al Ayuntamiento de Huelva que interceda ante la Junta de Andalucía tras casi un año sin obtener respuesta

Eran las 05.30 horas del 13 de abril de 1937 cuando Miguel Martín Moya, vecino de Aracena, zapatero y campesino y miembro de la Sociedad de Trabajadores de la Tierra de UGT, fue asesinado en las inmediaciones del cementerio municipal de La Soledad de Huelva por seis efectivos de la Guardia Civil, que daban así cumplimiento a una sentencia dictada contra él por el consejo de guerra permanente de la ciudad de Huelva.

Más de 83 años después, el pasado 28 de septiembre de 2020, una nieta de Martín Moya, Concepción Martín Pérez, que actualmente reside en Sevilla, solicitó a la Consejería de Cultura y Patrimonio Histórico de la Junta de Andalucía, en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y Democrática, que proceda a desarrollar las actuaciones necesarias para recuperar los restos de su familiar y que «se me realicen las pruebas genéticas oportunas para una futura identificación» de los mismos, tal y como expone Concepción en su solicitud, a la que ha tenido acceso TINTO NOTICIAS.

La nieta de Manuel Martín Moya conoce incluso dónde fueron depositados exactamente los restos de su abuelo, en el patio San Antonio de Padua de la fosa común del referido cementerio, «distando de la placa por el Norte veintiocho metros, por el Sur seis metros, por el Este tres metros y por el Oeste seis metros», tal como se recoge literalmente en diligencia del registro.

Casi un año después de aquella solicitud, Concepción Martín Pérez aún no ha tenido respuesta de la Junta de Andalucía, por lo que, el pasado 31 de agosto de este mismo 2021, pidió la colaboración del Ayuntamiento de Huelva, para lo que ha contado con la ayuda del Grupo de Trabajo por la Recuperación de la Memoria Histórica y Democrática de Huelva, entidad memorialista que ha sido la encargada de solicitar al Consistorio onubense que inste a la Consejería a proceder a la exhumación y recuperación de los restos de su familiar represaliado.

En un escrito dirigido al alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, desde esta entidad se explica que «Concepción Martín Pérez, nieta de Miguel Martín, actualmente vecina de Sevilla, ha solicitado la ayuda y colaboración de este grupo de trabajo memorialista para interceder ante este Excmo. Ayuntamiento que usted preside y recuperar, a la mayor brevedad posible, los restos de su abuelo represaliado y poder otorgarle así la debida dignidad a su memoria».

«Por todo ello, tenemos a bien contactar con usted con objeto de poder iniciar dicho procedimiento administrativo que pueda dar respuesta a la solicitud de Dª Concepción Martín y en cumplimiento de la Ley de Memoria Histórica y Democrática de Andalucía (Ley 2/2017 de 28 de marzo), la cual, en su artículo 9, delega en las entidades locales la obligación de instar a la consejería competente en materia de memoria democrática a realizar las acciones pertinentes que den como resultado la exhumación y recuperación de los restos de los familiares represaliados durante el genocidio franquista», prosiguen en el escrito.

En base a ello, desde este grupo de trabajo solicitan al Ayuntamiento que inicie, «a la mayor brevedad posible, los procedimientos y actuaciones necesarias para la exhumación y entrega a los familiares de los restos de Miguel Martín Moya, que se encuentran depositados el cementerio municipal de La Soledad de esta capital», tal y como se expone textualmente en el escrito, al que se adjunta, como documento adicional, copia de la inscripción de la defunción de Miguel Martín Moya en el Registro Civil de Huelva.