Organizan un grupo de voluntarios para buscar a la joven desaparecida en El Campillo

Aunque son muchas las personas que han mostrado su interés en participar, de momento la Guardia Civil no ve conveniente que participen más de 50 personas

Compañeros de la profesora del instituto IES Vázquez Díaz de Nerva que desapareció el pasado miércoles en El Campillo, Laura Luelmo, han organizado un grupo de voluntarios para participar en la búsqueda de la joven este sábado junto a la Guardia Civil.

La batida comenzará temprano con un grupo de reducido de unos 50 voluntarios, ya que, aunque se han ofrecido muchas más personas, desde la Benemérita creen que la masificación podría ser contraproducente para obtener el resultado deseado y facilitar el hallazgo de la joven, que cuenta con una estatura de 1,65 metros y, cuando desapareció, según las primeras investigaciones, llevaba ropa deportiva.

La joven, tal y como ya adelantó Tinto Noticias -el periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, es natural de Zamora y residía en El Campillo desde hace unos días tras incorporarse el pasado 4 de diciembre como profesora del Instituto de Enseñanza Secundaria (IES) Vázquez Díaz del municipio vecino de Nerva.

Su desaparición fue denunciada por un familiar el pasado jueves desde la provincia castellano leonesa, tras lo que la Guardia Civil ha iniciado las investigaciones y puesto en marcha la búsqueda para hallar a la desaparecida, en la que participan el servicio aéreo y el grupo cinológico de búsqueda y localización de personas de la Benemérita.

Asimismo, desde la Guardia Civil informaron a esta redacción que, al parecer, la chica salió de su domicilio el miércoles con ropa de deporte para correr, tras lo que no se ha sabido nada más de la desaparecida. Además, según ha podido saber este periódico, en la casa donde reside la desaparecida no se ha hallado nada extraño. Sólo se ha echado en falta ropa deportiva, lo que casa con la tesis de que salió el miércoles a correr, como al parecer aseguró la propia joven a través de un mensaje a algún familiar o amigo.

La vivienda se encuentra situada en la Plaza del Arriero de la localidad campillera y fue alquilada por esta joven a otra profesora del instituto de Nerva, según han confirmado a este periódico fuentes del centro educativo, donde se encuentran “muy preocupados” por la desaparición de Laura.