Los vinos de Huelva se examinan en el Primer Concurso de Poda

Se establecen tres premios de tijeras eléctricas valoradas entre 1.600 y 300 euros

El vino de la provincia de Huelva se somete a examen el próximo sábado 14 de enero en el ‘I Concurso de Poda Condado de Huelva’, organizado por el Consejo Regulador de las Denominaciones de Origen Protegidas Condado de Huelva, Vinagre del Condado de Huelva y Vino Naranja del Condado de Huelva, cuyas pruebas darán comienzo a primera hora de la mañana en una finca amparada ubicada en Rociana del Condado.

La poda es una de esas fases de gran importancia, que tiene lugar durante los meses de enero y febrero, siempre en los días de menor humedad, para favorecer que el corte cicatrice mejor. Estos meses son los más propicios ya que la cepa se encuentra en estado vegetativo, como dormida, según ha informado la organización en una nota.

Manuel Infante, presidente del Consejo Regulador de las denominaciones de origen protegidas Condado de Huelva, asevera que el trabajo en el campo “no para en todo el año, cada fase por la que pasamos es importante porque afectará a la posterior y todo ello tendrá su repercusión en la vendimia, y por tanto, en los vinos que se producen”.

Infante ha añadido que con este evento se quiere “reivindicar la figura del agricultor tradicional, su esfuerzo y su trabajo” y ha roto una lanza en favor de éstos “porque si no velamos por ellos para que puedan mantener sus explotaciones y para que los jóvenes se incorporen al campo, iremos perdiendo población y eso es lo que no queremos”.

El jurado estará formado por los ingenieros técnicos agrícolas de Bodegas Contreras Ruiz, la Cooperativa Nuestra Señora del Socorro, la cooperativa Vinícola del Condado y la cooperativa agroalimentaria Virgen del Rocío; Antonio Contreras, Pedro Clemente, Vector Núñez y Eugenia León, además de por el profesor de la Universidad de Huelva Carlos Weiland.

Estos valorarán tanto el equilibrio de las cepas -que los pulgares estén correctamente repartidos alrededor de las mismas-, como el apurado de los cortes -que se hagan de forma limpia sin que queden yemas latentes en la base de los mismos-; y la carga de yemas, que tiene que ser la adecuada para favorecer la productividad.

Cada participante podará tres plantas conductoras en espaldera y con sistema de conducción en cordón Royat doble, acorde a la normativa del Consejo Regulador Condado de Huelva.

Se han establecido tres premios de tijeras eléctricas: para el primer clasificado ‘Infalo Eléctrocoup F3020′, o similar, valorada en 1.600 euros; segundo clasificado una ‘Kuril KTP37D’, o similar, valorada en 500 euros y para el tercer clasificado la ‘Kuril KTP25D’ ,o similar valorada, en 350 euros.

En la actualidad, la Denominaciones de Origen Protegidas Condado de Huelva, Vinagre del Condado de Huelva y Vino Naranja del Condado de Huelva cuentan con un viñedo de unas 2.600 hectáreas, siendo las variedades blancas las más representativas y de ésta la uva Zalema. Este viñedo se encuentra en dieciocho términos municipales: Almonte, Beas, Bollullos par del Condado, Bonares, Chucena, Gibraleón, Hinojos, La Palma del Condado, Lucena del Puerto, Manzanilla, Moguer, Niebla, Palos de la Frontera, Rociana del Condado, San Juan del Puerto, Trigueros, Villalba del Alcor y Villarrasa, amparando a veinticuatro bodegas y cooperativas de la comarca.

Este primer concurso de poda cuenta con el patrocinio de la Fundación Caja Rural del Sur y la colaboración ‘Etiquetas Macho’ y ‘Agrojardin Almonte’.

Además, en esta jornada de concurso y convivencia “contaremos con la visita del viceconsejero de Agricultura, Pesca, Agua y Desarrollo Rural de la Junta de Andalucía, Vicente Pérez, y del delegado del ramo en Huelva, Álvaro Burgos, mostrando así el apoyo de esta institución a nuestros viticultores y nuestro Consejo Regulador” afirma el presidente del mismo.