La polémica por un vídeo en patinete de la alcaldesa de Riotinto llega al ámbito político

El PP pide la dimisión de Rocío Díaz mientras que la primera edil asegura que no se ha incumplido ninguna ley y acusa de «corrupción» a los populares

El diputado provincial del Partido Popular Adrián Moreno ha pedido la dimisión de la alcaldesa socialista de Minas de Riotinto, Rocío Díaz, después del “comportamiento irresponsable” en el que se ve a la edil conduciendo un patinete eléctrico junto dos amigas, sin cascos ni mascarillas, en un vídeo subido a la red» y que ha trascendido al ámbito político.

Moreno ha lamentado que la alcaldesa se haya “saltado las normas de seguridad vial y sanitarias conduciendo por las calles de Riotinto, de noche, sin casco de seguridad ni mascarilla anticovid cuando debe ser ejemplo para sus vecinos”. Por su parte, la alcaldesa Rocío Díaz, ha negado la mayoría de estas acusaciones y ha explicado a través de las redes sociales que, «tras cenar con varios amigos, dos intimas amigas mías y yo, cogimos, en lo que nos pareció un acto insignificante, el patinete eléctrico de otro amigo en común». «No fue incumpliendo la normativa vial de tener que llevar casco, ya que se trata de un patinete. Y fue durante 30 segundos. Hay gente que quiere hacer daño, leña del árbol caído, y no voy a consentirlo».

El popular ha denunciado que es evidente la “irresponsabilidad y la temeridad” con la que ha actuado la alcaldesa de Riotinto que ahora pretende justificar este “comportamiento inaceptable» que “no está a la altura de la representación que ostenta”.

“Mientras la mayor parte de los ciudadanos cumplen las normas, la alcaldesa socialista de Riotinto se las salta. Es inadmisible que que después exija a los ciudadanos que respeten las normas, si después es la propia edil de Riotinto la que las incumple”.
   
Por su parte, el diputado provincial ha instado al PSOE y a la coordinadora de la gestora, María Luisa Faneca, a actuar con responsabilidad en este asunto y “no faltar más al compromiso de ejemplaridad poniendo freno a las conductas irresponsables por parte de sus dirigentes”.

Así, ha recordado que el PSOE sigue “refugiando” al concejal socialista en Almonte imputado José Miguel Espina, sin que le hayan cesado a pesar de que se va a sentar en el banquillo de los acusados o al portavoz socialista en Villalba del Alcor que fue pillado por la Guardia Civil al saltarse las normas Covid en una fiesta privada, pero no ha dimitido y tampoco el PSOE le ha cesado de sus cargos en el Ayuntamiento y en la Diputación Provincial”.

 

 

La alcaldesa de Riotinto ha aclarado que «sí es cierto que no llevábamos puesta la mascarilla. Éramos tres personas de un círculo muy cercano, que estamos juntas a diario, que habíamos compartido mesa minutos antes. Las tres vacunadas contra el Covid-19. Sé que soy un personaje público. Sé que represento a un pueblo como lo es el de Minas de Riotinto. Sé que hay actos que una autoridad -una Alcaldesa, en mi caso- no puede permitirse. Pero lo que no entiendo, y de corazón lo digo, es que se manipule una hecho como este para manchar mi imagen».

 

 

Del mismo modo, a través de Facebook las alcaldesa ha aclarado que pedirá «las disculpas que sean necesarias por compartir un monopatín como dos amigas. Tal es el revuelo, que me arrepiento de haberlo hecho, aunque tampoco entiendo que se me intente crucificar por algo así». No obstante, ha reiterado que, «a todas aquellas personas a las que les haya molestado mi actitud, les ofrezco la más sinceras de las disculpas. Aprenderé de este error. Me servirá para seguir madurando como persona y como profesional».

En declaraciones a Tinto Noticias, la alcaldesa ha aclarado que la circulación de monopatines la regulan ordenanzas municipales y que Riotinto no tiene ninguna al respecto. La alcaldesa ha aclarado que no va a dimitir «porque no he hecho ningún acto de corrupción ni malversación de fondos en el Ayuntamiento, todo lo contrario pueden decir ellos, porque están imputadas tanto la anterior alcaldesa como la actual portavoz del PP por 27 contrataciones ilegales a dedo por 1,5 millones de euros que todavía no sabemos donde está, además de una bolsa de empleo en la que entró su sobrina a dedo fijas las cuales eché yo cuando entré en el Ayuntamiento». 

Rocío Díaz ha señalado que para acusar «hay que tener las espaldas y la conciencia muy limpia yo y mi equipo de Gobierno tenemos la conciencia muy limpia de que no se ha hecho ningún acto ilícito dentro del Ayuntamiento de Minas de Riotinto y no se si ellos pueden decir lo mismo, pero espero que suscite la misma polémica y que el Partido Popular de Huelva pida también la dimisión tanto de la anterior alcaldesa del Ayuntamiento como de la actual portavoz por corrupción y malversación de fondos de todos los riotinteños.