‘La luz apagada’ de Pábilo Editorial, quinto libro de ProLeo

Manu Gálvez ha escrito un «magistral retrato de lo cotidiano» que cuenta con el programa municipal

Pábilo Editorial publica la primera obra en solitario del autor zaragozano Manu Gálvez, ‘La luz apagada’, un magistral retrato de lo cotidiano de un personaje obsesivo que camina sobre un alambre tan real como imaginado. Una publicación respaldada por el Programa Municipal de Promoción de los Libros de las Editoriales Onubenses (ProLeo).

Con el potente hilo conductor de la vida del protagonista en el diciembre contemporáneo de las calles de Madrid, el autor logra que el lector casi se convierta en un personaje más de la novela, teniendo que discernir en muchas ocasiones si lo que cuenta es real o solo forma parte de su universo imaginario.

Igualmente, Manu Gálvez escenifica una muy meritoria construcción de personajes secundarios que son fundamentales para el proceso introspectivo del protagonista, unos secundarios imprescindibles en la trama, personajes normales de una ciudad normal en un entorno normal de una sociedad normal (con lo bueno y lo malo de lo normal).

‘La luz apagada’, que cuenta además con una espectacular portada obra de la ilustradora Clara Romeo Pasamar, sale a la venta el 2 de diciembre y estará disponible en librerías de toda España, en la plataforma Todos tus libros y en la web de Pábilo Editorial.

‘La luz apagada’ es el quinto libro que nace amparado por ProLeo, Programa Municipal de Promoción de los Libros de las Editoriales Onubenses, impulsado por la Concejalía de Cultura del Ayuntamiento de Huelva y con el que se busca aumentar la visibilidad tanto de los autores y autoras que publiquen con Pábilo Editorial y Editorial Niebla como de sus libros a través de acciones como ayudas a la producción o diferentes campañas de promoción.

Sobre Manu Gálvez   

Manuel Gálvez Giral nace en Zaragoza, aunque muy poco después se desplaza a Madrid con sus padres, siendo la ciudad donde vive desde entonces. Podríamos decir que es un mañileño, un maño de Madrid que desde muy pequeño tuvo interés por la lectura, lo que le llevó al paso natural de la escritura.

Su interés pasa a ser más serio cuando se fija en el articulismo periodístico con toques literarios como lo hacían Francisco Umbral o José Luis Alvite, sus dos máximos referentes.

Sus primeros textos los cuelga en las redes sociales y allí conoce a gente que le ayuda a poder publicarlos en medios digitales como El Imparcial, El gol del Cierzo, The Citizen o El Libre, entre otros. En dichos artículos escribe sobre cualquier temática, ya sea política, social, deportiva o cultural. También escribe sobre música independiente en 8como80 y Segundo Premio. Colaboró también escribiendo en dos antologías de escritores aragoneses del siglo 21 cuyo título es Enjambre (Editorial Comuniter). Y lo último, antes de la novela ‘La luz apagada’, fue escribir un relato para el libro Historias de Malasaña de la editorial Bala Perdida.