TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

El Riotinto Balompié acepta la dimisión del técnico por tener «distintos puntos de vista»

Comparte nuestras noticias

El club asegura que es «lo mejor» para la entidad

El Riotinto Balompié ha aceptado la dimisión del hasta ahora entrenador del club, Carlos Conejero, que comunicó su decisión a la entidad tras la denuncia interpuesta por el Ayamonte CF por supuesta alineación indebida del equipo riotinteño el pasado domingo.

El club de la cuna del fútbol asegura que ha llegado a un acuerdo para la desvinculación del entrenador como consecuencia de que ambas partes tienen «distintos puntos de vista sobre temas de suma importancia para nuestra entidad», lo que ha provocado que Conejero presente la dimisión y que la Junta Directiva la acepte, continúan desde el club.

Desde el Riotinto Balompié han añadido que aceptar su dimisión «es lo mejor para el club», tras lo que han agradecido al hasta ahora entrenador del equipo «los servicios prestados» y le han deseado «suerte para el futuro».

Tal y como ya informó TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-, Conejero, que llegó al club hace tres semanas, presentó su dimisión como técnico del club por discrepancias con la directiva, principalmente por carecer de ficha durante todo este tiempo, ha indicado.

El “detonante”, indicó, ha sido lo ocurrido tras el último encuentro, cuando el Ayamonte presentó una reclamación por alineación indebida del Riotinto Balompié, explicó el ya exentrenador riotinteño en declaraciones a este periódico.

“Esta semana ya ha llegado mi ficha, pero viendo las circunstancias he decidido dimitir”, continuó Conejero, que pidió por a la directiva “que me den de baja en la federación para quedar libre y poder fichar por otro club hasta final de temporada”, indicó.

Carlos Conejero espera que el Riotinto Balompié “no sea finalmente sancionado”, señaló el técnico, que asegura que durante este tiempo ha traído jugadores al equipo, con lo que considera que “el plantel está hecho”.