Ecologistas en Acción pide la paralización de la actividad minera en Riotinto

La organización conservacionista amenaza con exigir responsabilidades penales a a quienes permitan, «por acción u omisión», el funcionamiento de la mina

Ecologistas en Acción ha salido al paso de la decisión del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) de declarar firme la sentencia que anuló la Autorización Ambiental Unificada (AAU) a la mina de Riotinto por un defecto administrativo en el proceso de información pública, de la que TINTO NOTICIAS -El Periódico de la Cuenca Minera de Riotinto- se hizo eco a través de esta información.

En concreto, la organización conservacionista considera que la mina de Riotinto carece de autorización para funcionar, por lo que ha exigido la paralización cautelar de la actividad minera, ya que «la AAU está anulada y es una condición imprescindible para poder seguir con la explotación», ha argumentado.

A través de un comunicado, Ecologistas en Acción ha señalado que «no es posible otra situación jurídica que la paralización de la actividad», tras lo que ha indicado que «es responsabilidad de la Junta de Andalucía ejecutar la sentencia del TSJA ratificada por el TS». 

Asimismo, la organización conservacionista ha advertido de que exigirá responsabilidades civiles y penales a todas las autoridades que «permitan, por acción u omisión, el funcionamiento ilegal de una actividad minera con un alto riesgo de siniestralidad ambiental», tal como a su juicio ha advertido recientemente el científico experto Steven Emerman a través de un estudio del que este periódico se hizo eco a través de esta información.

Desde Ecologistas en Acción han recordado, por último, que el motivo para anular la AAU y posteriormente la autorización de funcionamiento minero reside en que «se vulneraron las obligaciones de información y los derechos de participación ciudadana previstos en el artículo 19 del Decreto 356/2010, que obliga a un periodo de información pública después de emitir el informe de compatibilidad ambiental».

La versión de la organización ecologista contrasta con la postura que siempre ha mantenido la empresa al respecto. En concreto, Atalaya Riotinto Minera explicó recientemente que la sentencia que anuló la autorización de reinicio de la actividad minera, dictada el pasado mes de abril, no ponía en cuestión la continuidad del proyecto ni afectaba a los planes de la empresa de invertir más de 80 millones de euros en la «modernización necesaria para ampliar la actividad productiva».