Coordinados con la parroquia ortodoxa de Huelva

Dos onubenses, el director de la Asociación Arrabales (que ofrece soluciones para el tratamiento y rehabilitación de las drogodependencias y otras adicciones), Federico Pérez, y un voluntario de la misma, Juan Manuel Fariña, camionero de profesión, saldrán este jueves a las 19,00 horas en furgoneta hacia Polonia para llevar un cargamento de material sanitario y traer de vuelta a un sacerdote, una mujer y cinco niños ucranianos.

Así lo ha indicado a Europa Press el directo de Arrabales, quien ha apuntado que esto se hace coordinado con la parroquia ortodoxa de Huelva, toda vez que ha manifestado que se encuentran “desbordados” y “abrumados” por toda la ayuda que están recibiendo por parte de vecinos de Huelva y “un poco asustados” por no saber lo que se encontrarán en el camino debido a las situaciones que se están dando derivadas del conflicto, aunque “todo está organizado y bien contabilizado” y tienen “contacto con la Guardia Civil”.

En este punto, ha explicado que conducirán sin parar, turnándose para conducir cada cuatro horas, de forma que harán unas 80 horas de viaje entre ida y vuelta –unos 8.200 kilómetros–, aunque de regreso tratarán de adaptar algunas paradas “conforme a las necesidades de los niños”.

Pérez ha apuntado que están “muy sensibilizados” con la situación, al tiempo que ha reiterado que se encuentran “desbordados” por la cantidad de personas que han ofrecido su ayuda, así como ha señalado que hay “más de 200 familias” que se han ofrecido voluntarias para acoger a refugiados pero que ellos no tienen “ninguna posibilidad” de decidir ni de coordinar eso.

Con respecto a las personas que traerán de vuelta, ha destacado que “todos ellos tienen ya asignadas viviendas de acogida” y que en la parroquia “aún necesitan mucha ayuda”.