Denuncian «maltrato profesional» a más de 6.000 trabajadores del SAS en Huelva

Los sindicatos CSIF, SMA, CCOO y UGT participan en una nueva concentración por el «impago» del 15% de la productividad pendiente del año 2019

Nueva concentración de protesta conjunta de los sindicatos CSIF, SMA, CCOO y UGT, tras la primera movilización de la semana pasada, ante la “nula respuesta” de la Junta de Andalucía para afrontar el abono del 15% de la productividad aún pendiente del año 2019 a los profesionales del Servicio Andaluz de Salud (SAS), han valorado, concretamente, desde el CSIF, que asegura que, después de la concentración del pasado martes, «no se ha producido ningún avance y el SAS no ha atendido las justas reclamaciones de los sindicatos para que se pague el 100% del Complemento de Rendimiento Profesional (CRP), que es parte de la nómina de los trabajadores y que les pertenece legítimamente».

El responsable provincial de Sanidad de CSIF, César Cercadillo, explica que se trata de “un derecho retributivo consolidado de las plantillas y que la propia Junta se comprometió a abonar en su totalidad”. Sin embargo, ahora la Administración “pretende meter la mano en el bolsillo del personal y dejar sin pagar unas cantidades que oscilan entre los 200 y 600 euros por trabajador”, añade, tras lo que explica que, en la provincia de Huelva, según estimaciones de CSIF, son más de 6.000 los profesionales del SAS que siguen pendientes de ese abono.

Cercadillo ha insistido en que “continuaremos con las movilizaciones hasta que el SAS cumpla con su compromiso e iniciaremos, además, las medidas legales oportunas si se mantiene en su posición de sustraer la productividad, precisamente en este año tan difícil marcado por la pandemia, a unas trabajadoras y unos trabajadores que están dedicados al 200% a los pacientes doblando turnos, sin hacer los descansos obligatorios y acudiendo a sus puestos de trabajo en días que no les corresponden para hacer frente a la crisis sanitaria derivada de la Covid-19”.

El portavoz de CSIF ha exigido “la inmediata rectificación” del SAS en lo que ha calificado como “un maltrato laboral sin precedentes a quienes siguen dando lo mejor de ellos, con una dedicación y un esfuerzo incuestionables, ante la gravedad de la situación que se vive en la sanidad pública”.

Finalmente, Cercadillo ha manifestado que, precisamente en un contexto de pandemia sin precedentes, los sindicatos se han tenido que movilizar continuamente para frenar los «abusos» del SAS con sus profesionales cuando más necesitaban el respaldo de la Administración: «desde la falta de recursos y personal hasta la intención de negar descansos e imponer turnos y movilidad, pasando, ahora, por la negativa a abonar el 15% del CRP pendiente de 2019», concluye.