Constituido el jurado del Reto Malacate

Será el encargado de decidir el ganador del premio de 25.000 euros que conceden las fundaciones Atalaya y Río Tinto a la mejor idea de negocio en la Cuenca Minera

El jurado encargado de determinar cuál es el mejor proyecto presentado a la primera edición del Reto Malacate, que otorgará 25.000 euros para que el ganador ponga en marcha su idea de negocio en la Cuenca Minera de Riotinto, ha quedado constituido este jueves, cuando se ha producido la primera reunión de este órgano independiente, que ha tenido lugar en la Sala de Juntas de la Facultad de Ciencias Empresariales de la Universidad de Huelva, en el Campus de La Merced.

La reunión ha sido conducida por los representantes de las fundaciones convocantes, José Luis Bonilla, director de la Fundación Río Tinto, y Jesús Caballos, de la Fundación Atalaya Riotinto, y ha contado con la participación de los profesionales de reconocido prestigio provenientes de diversos ámbitos de la provincia de Huelva que constituyen el jurado, formado por María José Asensio, profesora titular del departamento de Economía General y Estadística (UHU); Patricia Ferrer, directora financiera de la Mina de Riotinto (Atalaya); Pedro Flores, gerente del Grupo de Desarrollo Local de la Cuenca Minera (ADR); José Luis García-Palacios, presidente de la Federación Onubense de Empresarios (FOE); Francisco J. Martínez, catedrático de la Facultad de Ciencias Empresariales (UHU); Luis J. Pérez-Bustamante, director de Huelva Información; y Priscila Moreno, gerente de la asociación de empresas mineras (AMINER), que ha tenido que excusar su asistencia por motivos de salud.

Los organizadores de este certamen de apoyo al emprendedor han podido explicar al jurado los parámetros de valoración de las propuestas presentadas, aportándoles toda la documentación presentada por los participantes hasta la fecha del cierre del plazo de presentación de candidaturas, que se abrió el pasado mes de mayo, cerrándose a finales de septiembre. En las próximas semanas y en sucesivas reuniones, el jurado acordará el ganador del premio, tras lo que el fallo se hará público en un evento que tendrá lugar en la segunda quincena de noviembre.

El Reto Malacate

Diez son los proyectos que aspiran a ser el ganador de la primera edición del ‘Reto Malacate’, la iniciativa conjunta de Fundación Río Tinto y Fundación Atalaya para promover el emprendimiento en los municipios de la Cuenca Minera onubense

De los diez proyectos que optan al premio de 25.000 euros aportado por ambas fundaciones, cinco radican en Nerva, tres en Zalamea la Real, uno en Campofrío y el resto ha sido elaborado por emprendedores de diversas procedencias, que tal como reza en las bases, plantean ideas a desarrollar en alguno de los municipios o en el conjunto de la comarca de la Cuenca Minera.

Los objetivos del ‘Reto Malacate’ son promover tejido empresarial, ayudar a los emprendedores, diversificar el tejido productivo, aprovechar nuevos nichos de actividades económicas y contribuir a la generación de empleo. «No se trata de tapar urgencias del presente sino de apoyar propuestas que puedan tener continuidad y sean capaces de crecer por sí mismas a partir de un impulso inicial que suponen los 25.000 euros de premio», destacan desde las fundaciones convocantes.

Los responsables del ‘Reto Malacate’ consideran que «una de las principales carencias en el ámbito de los municipios de la Cuenca es la debilidad del tejido productivo, históricamente dependiente de la minería y sujeto, por tanto, a las circunstancias propias de la actividad extractiva». Por ello, «ambas fundaciones pensamos que es precisamente en un momento de auge de la actividad minera como el actual cuando hay que plantear medidas que busquen la diversificación empresarial local, pensando incluso en un futuro sin operación minera».

La denominación ‘Reto Malacate’ refleja el reto que lanzan los promotores a los emprendedores de la comarca para que demuestren que existen ideas y personas dispuestas a desarrollarlas. Por otra parte, el malacate es un emblema de la comarca que sugiere una interpretación simbólica ligada al emprendimiento: es una máquina o estructura que se usa para sacar a la superficie los minerales del subsuelo, del mismo modo esta iniciativa pretende hacer aflorar las mejores ideas de emprendimiento y desarrollo local para que se conviertan en realidades.

Sobre las Fundaciones

La Fundación Atalaya fue puesta en marcha por Atalaya Mining, la compañía minera que opera la mina de Riotinto, como vehículo para liderar las acciones de responsabilidad social de la empresa minera, mientras que la Fundación Río Tinto, desde su creación en 1987, está dedicada al estudio y preservación del patrimonio industrial heredado de la antigua empresa minera y a su recuperación en proyectos que generen valor añadido a la comarca, como el Parque Minero de Riotinto.