Condenado a tres meses y un día de prisión por maltratar a un galgo en Huelva

A la persona le constan numerosos antecedentes penales por robo con fuerza y hurto

El Juzgado de lo Penal número 3 de Huelva ha condenado a tres meses y un día de prisión a un hombre por maltrato animal, al «no proporcionar» los «adecuados cuidados» a un galgo de su propiedad. Asimismo, según recoge la sentencia, esta persona contaba previamente con numerosos antecedentes penales por robo con fuerza, hurto y atentado y conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas.

La sentencia, a la que ha tenido acceso a Europa Press, indica también que se suspende la pena de prisión durante dos años «condicionada, además, a la realización de un programa formativo o educacional en materia de medioambiente y protección animal».

Asimismo, se considera probado que el condenado era propietario de una perra de raza galgo a la que «no proporcionaba los adecuados cuidados, alimentación, ni asistencia veterinaria» y que la misma fue hallada «vagando» por Marismas del Polvorín «desnutrida, deshidratada y con hipotermia».

Además, la sentencia indica que el animal presentaba un estado «caquéctico» con «múltiple lesiones cutáneas y musculares en el lomo, el cuello y las extremidades», con «heridas abiertas» que le habían producido «una infección generalizada», así como padecía filaria «por no haberle proporcionado el preceptivo tratamiento preventivo», por lo que «no era capaz de mantenerse de pie».

De la misma manera, apunta que las lesiones que presentaba eran de «varios días o semanas» con «necrosis y tejidos cicatrizados secundarios» y que el animal «carecía de las preceptivas vacunas» y no estaba registrado en el Registro Andaluz de Identificación Animal (RAIA) como perdido ni dado de baja.

Finalmente, el propietario cedió la titularidad de la galga a una asociación protectora de la provincia y reconoció lo hechos, llegando a un acuerdo de conformidad las partes y el Ministerio Fiscal que consistía en la pena impuesta, toda vez que esta incluye también la inhabilitación especial para el ejercicio de oficio o comercio relacionado con animales durante dos años.