Condenado a ocho meses de prisión por matar dos perros y arrojarlos a un arroyo en Beas

Habían entrado previamente en una finca de su propiedad

Un hombre ha sido condenado a ocho meses de prisión por el Juzgado de Instrucción 5 de Huelva por dos delitos de maltrato animal con resultado de muerte –cuatro meses de condena por cada uno– tras matar a tiros a dos perros que entraron en su finca en Beas y arrojarlos posteriormente a un arroyo que discurre por su propiedad.

Según recoge la sentencia, a la que ha tenido acceso Europa Press, se considera probado que el acusado sobre las 7,45 horas del 4 de marzo de 2022 se encontraba en su parcela, sita en el camino de los Cinco Olivos del término municipal de Beas, cuando «enfadado a causa de que un perro de raza podenco y otro mezcla de razas había entrado en su propiedad le propino varios disparos con su escopeta de caza a uno de ellos, causándole la muerte y arrojándolo a continuación a un arroyo de su propiedad».

El escrito indica que, posteriormente, «se dirigió al otro le disparo mortalmente dos veces y tiró también su cadáver al arroyo», por lo que el magistrado considera que estos hechos «declarados probados» son constitutivos de dos delitos de maltrato animal con resultado de muerte.

Por estos hechos, además de la condena de ocho meses, le impone un año y 4 meses de inhabilitación especial para oficio o comercio que tenga relación con animales y para la tenencia de los mismos, así como el acusado tendrá que indemnizar al propietario de los perros en la cantidad que se acredite en ejecución de sentencia.

Finalmente, al carecer el acusado de antecedentes penales computables a efectos de reincidencia, así como cumplir los requisitos del artículo 80 y siguientes del Código Penal, se suspendido durante un plazo de dos años la pena de prisión impuesta «haciéndole todos los apercibimientos legales, quedando condicionada al abono de la responsabilidad civil».