Convocan ayudas de hasta 3.500 euros para los autónomos

Todas las personas de la Cuenca Minera de Riotinto que realicen o quieran iniciar una actividad empresarial o profesional como trabajadoras autónomas pueden conseguir una ayuda de hasta 3.500 euros. Es gracias a la convocatoria ‘Línea 1 de subvenciones al Trabajo Autónomo 2017: Fomento de la creación de empresas de trabajo autónomo’, que ha puesto en marcha la Consejería de Economía y Conocimiento y que ya ha sido publicada en el Boletín Oficial de la Junta de Andalucía (BOJA).

Los interesados e interesadas tienen de plazo para presentar su solicitud hasta el próximo 1 de marzo, para lo que pueden acudir a una de las dos sedes que el Centro Andaluz de Desarrollo Empresarial (CADE) tiene en la comarca, en Minas de Riotinto y Nerva, en función del que corresponda a cada municipio.

La convocatoria, cuyas bases están reguladas por la Orden de 2 de diciembre de 2016, establece que las personas beneficiarias de las ayudas tienen que cumplir un total de tres requisitos: estar dadas de alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos o en la mutualidad correspondiente en el momento de la presentación de la solicitud, desde el 30 de diciembre de 2017 hasta el 1 de marzo de 2018; haber estado inscrita como demandante de empleo y no ocupadas en la fecha de reconocimiento de alta; y no haber estado de alta en ese mismo régimen en los dos años inmediatamente anteriores a la fecha del establecimiento como trabajadoras autónomas.

La cuantía de la ayuda oscila entre los 2.000 y los 3.500 euros. Una vez concedida, las persona beneficiaria tiene la obligación de permanecer en alta en el Régimen Especial de Trabajadores Autónomos durante los 12 meses posteriores desde el día siguiente de que finalice el plazo de la convocatoria, fijado para el 1 de marzo.

Hallan oro de gran pureza a las puertas de la Cuenca Minera

La Cuenca Minera de Riotinto cuenta en sus inmediaciones con una relevante cantidad de oro en estado de gran pureza. El hallazgo ha sido realizado por la minera Matsa -Minas de Aguas Teñidas- en el vecino municipio de Almonaster la Real, concretamente, en la Mina Magdalena, uno de los tres yacimientos que explota la citada compañía en Huelva.

La multinacional suiza Trafigura, que posee el 50 por ciento de Matsa, desvela el descubrimiento en su último informe anual, relativo al 2017, en el que se indica que el oro encontrado no sólo es comercializable, sino que puede ser obtenido mediante un procedimiento «rápido y directo», sin necesidad de llevar a cabo una gran inversión.

El periódico digital español El Confidencial, que se hizo eco este martes de tal informe, añade, en base a unas declaraciones recogidas al director de la planta de Matsa, Antonio Gámiz, que casi el 25 por ciento del bloque de mineral hallado es «oro libre» que no está mezclado con pirita y que cuenta con una densidad de unos 19 gramos.

«La idea de Matsa -explica El Confidencial- es poder sacar al mercado oro en barras, también denominado doré, que se puede enviar directamente a las refinerías para conseguir los lingotes con una pureza del 99,5 por ciento», si bien la empresa aún se encuentra en una fase de pruebas que espera finalizar antes de final de este año.

El importante alcance de este hallazgo ha sido confirmado por los estudios desarrollados por la empresa en colaboración con la Universidad de Huelva.

Atalaya Mining invertirá 80 millones para mejorar sus procesos industriales

Atalaya Mining, la propietaria del Proyecto Riotinto, invertirá 80 millones de euros en tecnología para sus instalaciones de producción de cobre del complejo minero-metalúrgico de Minas de Riotinto. Así ha sido aprobado por el Consejo de Administración de la compañía, una medida que viene acompañada del anuncio de ampliación de capital de la empresa matriz, cotizada en las bolsas de Londres y Toronto.

En junio de este año, Atalaya inició un estudio sobre una potencial modernización de las instalaciones. El concepto era mejorar la eficiencia de su proceso productivo con la incorporación de equipamiento de última generación. Las conclusiones del estudio han sido positivas, por lo que el Consejo de Administración ha aprobado la ejecución del proyecto, incluyendo los mecanismos de financiación necesarios. Así, una vez obtenidas las autorizaciones administrativas pertinentes, la compañía acometerá la construcción y puesta en marcha de las nuevas instalaciones.

El principal objetivo de esta importante inversión es la mejora de la eficiencia de su proceso de tratamiento de mineral. Con esta finalidad, se van a instalar nuevos equipos, de mayor capacidad y menores requerimientos en términos de consumo energético, mantenimiento y costes. Entre estos equipos, destaca la construcción de una nueva sección de trituración, la instalación de un nuevo molino tipo SAG, que será de los más grandes de Europa, así como de nuevas celdas de flotación de gran capacidad, además de otras infraestructuras.

Alberto Lavandeira, consejero delegado de la compañía, ha destacado la relevancia de la inversión industrial que se va a acometer: “Nuestros estudios han demostrado que la inversión tecnológica en nuestras instalaciones, algunas de ellas construidas en los años 70, va a incrementar la robustez del proyecto a largo plazo. Trataremos más mineral con menos costes. Eso significa que podremos procesar mineral de menor ley y que yacimientos que están en nuestra concesión y que hoy no son rentables, pueden llegar a serlo. Incluso con minería subterránea, como por ejemplo las masas de Alfredo y San Antonio”.

Esta nueva inversión viene a sumarse a las ya realizadas por Atalaya Mining, que en total superaría los 300 millones de euros sólo en la histórica mina onubense. Supone además un nuevo revulsivo económico para la provincia, con picos importantes de contratación de personal en las labores de instalación, que durarían unos 18 meses. Además, la mayor capacidad de producción de cobre significará sin duda un incremento de las necesidades de personal fijo, aunque todavía no hay datos concretos en este aspecto.

Este proyecto de actualización tecnológica está en línea con los planes de la compañía productora de cobre, que mantiene su estrategia de crecimiento sostenido en el sector de la minería metálica, con intereses en proyectos en España y otras regiones, en base a la excelencia técnica y la experiencia operativa de su equipo humano.

Nuevas ayudas a fondo perdido para la creación o ampliación de negocios en la Cuenca

Los emprendedores de la Cuenca Minera de Riotinto que quieran abrir un negocio o ampliar o modernizar su empresa o actividad pueden conseguir una ayuda a fondo perdido del 50 por ciento de su inversión. Es gracias a una nueva edición del Programa de Desarrollo Rural Leader, cuya primera convocatoria de ayudas está abierta hasta el próximo 29 de enero.

Los interesados en acceder a estas subvenciones pueden obtener más información en la sede de la Asociación para el Desarrollo Rural (ADR) de la Cuenca Minera, situada en la Avenida Concha Espina de Minas de Riotinto, junto al Cuartel de la Guardia Civil.

Además de informar sobre todos los pasos necesarios para el acceso a las ayudas, desde el ADR también ponen a disposición de los interesados un servicio de acompañamiento en todo el proceso de tramitación de las mismas.

Asimismo, la Asociación para el Desarrollo Rural de la Cuenca Minera ha convocado una reunión  informativa para todas las personas interesadas en presentarse a la convocatoria. La cita es el próximo miércoles 10 de enero a las 18.00 horas en la sala de reuniones de la citada sede del ADR.

La mina salda su deuda histórica con la Seguridad Social

La empresa Atalaya Mining, propietaria de la mina de Riotinto, ha saldado en los últimos meses la deuda con la Seguridad Social que heredó con la adquisición de la mina, que ascendía a 16,9 millones de euros, de modo que la compañía ha conseguido eliminar una de las más importantes cargas que tenía la explotación, tal y como ha informado la empresa en su página web.

Esta deuda, que en pesetas ascendía a los 2.800 millones, estaba asociada a los terrenos mineros en forma de hipoteca y podría haber sido ejecutada en alguno de los momentos de incertidumbre tras el cierre y liquidación de la mina.

El acuerdo que en su momento cerró el nuevo proyecto con la Seguridad Social, que incluía el pago de la deuda en plazos con sus intereses correspondientes, impidió, según la empresa, la ejecución de la misma, lo que hubiera añadido, a su juicio, una dificultad al proceso de reapertura.

Gracias a la capacidad de generar ingresos de la nueva mina en marcha, aseguran desde la empresa, se ha restituido al erario público una importante suma de dinero y, a partir de ahora, el complejo minero-metalúrgico de Riotinto «se puede enfocar a lo que mejor sabe hacer, producir cobre y crear riqueza y empleo en el tejido económico de la región».