Bernardo Montoya solicitará comparecer de nuevo ante la juez

El presunto asesino de Laura Luelmo pide cobrar el paro para pagar a su nuevo abogado

El presunto autor del crimen de Laura Luelmo, Bernardo Montoya, solicitará comparecer de nuevo ante la titular del Juzgado de Instrucción número 1 de Valverde del Camino, Elvira Mora. Esa es la primera actuación que llevará a cabo su nuevo abogado defensor, el sevillano Miguel Rivera, el tercero que asume la defensa de Montoya y el primero que lo hace de forma particular tras la renuncia de los dos anteriores, los onubenses Servando Carranza y José Luis Cera, que lo hicieron de oficio.

El objetivo del nuevo abogado es que su defendido explique ante la juez y las partes personadas en el procedimiento su nueva versión de los hechos, la misma que el propio Montoya trasladó a los funcionarios de la cárcel de Morón de la Frontera, en la que se declaró inocente y acusó a su expareja del crimen de la joven profesora zamorana asesinada en El Campillo el pasado 12 de diciembre.

En declaraciones realizadas al diario Huelva Información, el letrado asegura que, después de que la investigación ha ido hasta ahora en sólo una línea, «ahora se trata de asumir o de aceptar la nueva versión o, por el contrario, rechazarla y tomarla simplemente como una argucia defensiva de última hora», lo que dependerá de la solidez de la nueva declaración y de las pruebas que aporte su defendido, tal y como informa la periodista Raquel Rendón.

La personación del abogado Miguel Rivera en el caso, que se formalizó este martes en el Colegio de Abogados de Sevilla, se produce poco después de que Bernardo Montoya, en una carta remitida al Servicio Andaluz de Empleo (SAE) de Nerva, solicitase la renovación de la prestación por desempleo que cobraba desde que salió de la cárcel en octubre del año pasado, una medida con la que el presunto autor del crimen de la profesora zamorana pretende «pagar a mi abogado», tal y como indica en la carta.

En la misiva, como ha adelantado ‘Viva Huelva’, Montoya argumenta que «no estoy condenado», sino «en prisión preventiva a la espera de juicio», así como que, por ese mismo motivo, no pudo ir a sellar a la oficina del SAE de Nerva el pasado 23 de enero, tal y como informa el periodista Edu Siles.