Asociaciones de vecinos exigen que se paralice la peatonalización de la plaza de San Pedro

Lamentan no haber tenido posibilidad de aportar nada al proyecto

Las asociaciones de Vecinos de San Pedro y de San Sebastián de Huelva han solicitado la paralización del Proyecto Constructivo de Peatonalización de la Plaza de San Pedro y que «se atienda a las demandas que los vecinos y ciudadanos onubenses en general realizan sobre el mismo», toda vez que han lamentado de nuevo «no haber tenido posibilidad alguna de aportar nada al mismo».

Así lo han señalado en un comunicado tras una reunión mantenida este martes entre ambas asociaciones, que han solicitado asimismo una reunión «urgente» con el alcalde de Huelva, Gabriel Cruz.

«Criticamos que a pesar de las numerosas peticiones de reunión, solo se nos convocara cuando el proyecto estaba aprobado por decreto y en proceso de adjudicación, con lo cual no se ha podido aportar nada», han apuntado.

Las asociaciones han exigido el mantenimiento de la plaza «en su concepción histórica, cultural y tradicional», con «su diseño de solería, palmeras, jardinería, farolas y bancos tipo Huelva, así como el Monumento a San Manuel González» y una concepción de plaza «como espacio para estar los ciudadanos, para su ocio y actividades, como antesala de la propia iglesia de San Pedro como ha sido así durante más de cinco siglos».

«No se puede convertir en una plaza arqueológica pues no es un museo, sino un lugar para estar y convivir en todo su espacio», han manifestado antes de solicitar también «la actuación urgente en la jardinería, la recuperación de las buganvillas, setos y rosaledas» y «no la plantación de arbustos ni otras plantas que nada tienen que ver con el diseño de la plaza».

De la misma manera, consideran que la escalera de la parroquia de San Pedro «debe mantenerse tal cual está» y realizar «su restauración», ya que «forma parte del Bien de Interés Cultural que es la propia iglesia; lo mismo que se pretende hacer en el muro y escalinatas de la fachada al Paseo de Santa Fe», así como han valorado que la propuesta planteada «no permite el tránsito de las cofradías y su construcción provocaría dos muros residuales a ambos lados que nada benefician a la plaza».

«El acceso por la calle Juan Agustín de Mora debe estudiarse en profundidad para mejorar la accesibilidad, dada la dificultad que entraña la misma tanto para peatones como para los pasos procesionales.

El proyecto presentado por el Ayuntamiento es un engaño, pues la plaza no aumenta sino que se reduce con la pretendida lámina de agua y las dos plataformas con escaleras y masa arbórea que tapa la visión de plaza, además de que el desnivel haría caminar como en la cubierta de un barco», han concluido.