TINTO NOTICIAS

TINTO NOTICIAS

El periódico de la Cuenca Minera

‘Campillo solidario’ ayuda a los vecinos y vecinas de la Cuenca Minera

Comparte nuestras noticias

Las campilleras Ana Belén y Victoria Cuaresma Fernández ponen en marcha el proyecto para ayudar a las personas en situación de vulnerabilidad

La Cuenca Minera de Riotinto asistió el pasado mes de junio al nacimiento del proyecto ‘Campillo Solidario’, una iniciativa impulsada por las campilleras Ana Belén y Victoria Cuaresma Fernández en colaboración con el Ayuntamiento de El Campillo y la asociación Unidos Por El Alto con el fin de ayudar a las personas de la comarca que se encuentran en situación de vulnerabilidad, a quienes les entregan ropa y materiales que necesiten donados previamente por las personas colaboradoras.

La idea surge a raíz de la crisis provocada por la pandemia del coronavirus. “Veíamos cómo a diario las familias sufrían dificultades socioeconómicas. Creemos que es una labor que deberían hacer todos los ciudadanos y por eso surgió la idea y estamos nosotras aquí”, comentan Ana Belén y Victoria en declaraciones a TINTO NOTICIAS -El periódico de la Cuenca Minera de Riotinto-.

Ante ello, ambas contactaron, por un lado, con el Consistorio campillero, que les facilitó un local para poner en marcha la iniciativa, y por otro lado, con la asociación Unidos Por El Alto, que ya puso en marcha una iniciativa similar en Minas de Riotinto. “Gracias al asesoramiento y a la colaboración que tenemos de ellos el proyecto ha salido adelante. Nos hubiera sido muy difícil sin su ayuda”, afirman. Además, tienen un grupo de voluntarias que les ayudan, concretamente, un grupo juvenil de niñas de entre diez y once años de El Campillo.

La iniciativa comenzó hace un mes bajo el nombre ‘Armario Solidario’ y la respuesta de las personas que han colaborado para ayudar ha sido «impresionante», indican. “Se han puesto en contacto con nosotros, no exagero si digo que de forma masiva. El local lo tenemos a reventar de cosas, hasta el punto que hemos tenido que decir ya. Los objetos voluminosos no podemos recogerlos porque no caben en el local, no cabe ya nada más”, postulan Ana Belén y Victoria.

De momento, el número de personas a las que se ha podido dar cobertura sobre las necesidades que requerían asciende a cinco. Para solicitar la ayuda, se puede hacer a través de diversos medios: la página de Facebook ‘Campillo Solidario’ y a través del Ayuntamiento de El Campillo. “Ellos simplemente nos dicen qué es lo que esa familia solicita: tallas, artículos específicos… y ya nosotros lo gestionamos sin siquiera saber de quiénes se tratan”, postulan Ana Belén y Victoria, quienes remarcan que en ambos casos las personas que soliciten la ayuda serán tratados con “total privacidad”.

Para otorgar material, se puede hacer a través de la página de Facebook, el ayuntamiento de El Campillo o a través de puntos de recogida como la peluquería de Gema Mora o la de Sonia Hermoso, donde se puede depositar todo lo que vean necesario para que otras familias puedan aprovecharlo.

Ahora se plantean, debido a la cantidad de cosas han recibido, ponerse en contacto con asociaciones o ayuntamientos de la Cuenca Minera y de otros lugares. “Aunque estamos ayudando a familias, entran muchas más cosas de las que nos demandan”, dicen las organizadoras de la iniciativa.

Entre sus proyectos futuros está la idea de ampliar actividades formativas con cursos para familias vulnerables, elaboración de currículums y preparación para entrevistas de trabajo. Se trata, según apuntan, de “formar un poquito a las familias y darles herramientas para que no necesiten tanto la actividad caritativa o benéfica sino que tengan esas herramientas propias para que se puedan buscar la vida por ellos solos”.

Ana Belén y Victoria Cuaresma Fernández quieren agradecer al Ayuntamiento de El Campillo por confiar en ellas y a todas las personas que han colaborado para que dispongan del material necesario. “A través de esta actividad que estamos llevando, hemos comprobado que El Campillo y la Cuenca Minera son muy solidarios. Porque en tiempos difíciles, la solidaridad puede salvarnos”, recalcan.