El Museo Minero de Riotinto incorpora una colección de explosivos inertes

Las piezas, donadas por Maxam, muestran 5.000 años de actividad minera en la Faja Pirítica Ibérica 

Maxam, la compañía más importante de Europa y la segunda del mundo en el sector de la fabricación de explosivos para minería, canteras, ingeniería civil y defensa, ha donado al Museo Minero de Fundación Río Tinto una colección de explosivos inertes que se han incorporado a los contenidos expositivos de las salas en las que se muestra a los visitantes, a través de piezas singulares y otros elementos, 5.000 años de la actividad minera desarrollada en la Faja Pirítica Ibérica.

El Museo Minero de Riotinto expone a partir de este mismo lunes esta colección en la sala 11, de Arqueología Industrial, con la finalidad de acercar al público, de primera mano, la importancia del uso de los explosivos empleados en minería, así como sus características y tipología.

Por otra parte se quiere resaltar la historia común de la empresa donante y Riotinto, que tiene su principal reflejo en la denominación de los explosivos que siguen empleándose en la actualidad: Riogel, Rionitro, Riogur, en referencia y homenaje al pasado de la compañía.

En efecto, Unión Española de Explosivos, empresa fundada en 1872 por Alfred Nobel, formó parte entre 1970 y 1994 del grupo de empresas que explotaron Riotinto (Unión Explosivos Río Tinto, Rio Tinto Minera SA, etc.). Muchos de los explosivos desarrollados en estos años, así como los iniciadores, Riodet o Riocord, llevan incorporado el prefijo Rio por Riotinto. En 1994, Unión Española de Explosivos inició un nuevo camino en solitario y desde 2006 tomó el nombre de Maxam, marca comercial con la que opera desde entonces en todo el mundo.

Fundación Río Tinto, gestora del Museo que constituye el corazón del Parque Minero de Riotinto, ha querido agradecer públicamente a MAXAM esta donación que «refleja su compromiso con la divulgación del uso de los explosivos en minería, al tiempo que nos ayuda a dar a conocer una historia común».

El Museo Minero de Riotinto amplía su colección industrial con cuatro nuevas piezas

El Museo Minero de Riotinto ‘Ernest Lluch’ ha incorporado a su colección de Arqueología Industrial cuatro piezas de maquinara gracias a la donación realizada por la empresa Insersa (Ingeniería de suelos y explotación de recursos S.A), una «importante» donación compuesta por un camión Pegaso 3045 con equipo de perforación Gardner Denver (MMRT 12.022); un camión Pegaso Comet con equipo de perforación Longyear 44 (MMRT 12.023); un camión Pegaso Comet con equipo de perforación Longyear 44 (MMRT 12.024) y un Volquete Tramrock Toro 50 D (MMRT 12025).

Desde Fundación Río Tinto, entidad gestora del Museo, se valora la «importancia» de las piezas, al tiempo que agradecen a la compañía su «implicación» en todo el proceso de donación de las mismas, que «ayudarán a comprender las distintas operaciones donde participaron», añaden. Las perforadoras fueron usadas en numerosos sondeos de investigación en toda la Faja Pirítica Ibérica, mientras que el Tramrock Toro 50 D (MMRT 12025) fue el primer volquete empleado en interior en Aguas Teñidas (Almonaster La Real) para cargar el mineral desde el frente de arranque a la zona de procesado.

Tres de las piezas donadas pueden verse ya en el exterior del Museo Minero, mientras que la cuarta se ha ubicado en el área de Peña de Hierro. La Fundación acometerá próximamente la restauración de todos los elementos, según han anunciado desde la propia entidad tras una visita realizada a las nuevas piezas por parte del consejero delegado de Insersa, Javier de Aspe; su director de Administración, Rafael Moreno; el director del Museo, Aquilino Delgado, y el director general de la Fundación Río Tinto, José Luis Bonilla.