Ocho centros educativos de Huelva trabajan la inteligencia emocional en las aulas

Más de 250 docentes del área del CEP Huelva e Isla Cristina se han iniciado en inteligencia emocional desde 2019

Ocho centros educativos de la zona de actuación del Centro del Profesorado (CEP) de Huelva e Isla Cristina, están desarrollando a lo largo de este curso el proyecto RIE (Red de Inteligencia Emocional), un plan coordinado en el que más de 100 docentes comparten recursos, red virtual y experiencias para desarrollar esta importante competencia humana de forma directa en las aulas.

Los objetivos del proyecto son facilitar al alumnado de los centros educativos la identificación y distinción de las emociones propias; guiarle en la comprensión del mensaje que les proporcionan las emociones; entrenar con ellos y ellas la identificación y comprensión efectiva de las emociones de sus iguales y del personal docente; y ofrecerles técnicas de autorregulación para las emociones más frecuentes. La meta final que se marcan los centros implicados es ‘fortalecer los vínculos afectivos de la comunidad docente y reforzar la salud de la convivencia en los centros’.

De esta iniciativa, sin precedentes en la provincia, se están beneficiando unas 2.000 alumnas y alumnos, y ha sido impulsada por el CEP de Huelva e Isla Cristina con la consultoría onubense Lola Pelayo | Cambiar para Crecer, encargada del diseño del plan y de la formación previa de docentes.

La base metodológica del plan sigue los postulados del Modelo de las 4 ramas de Salovey-Mayer, así como los conceptos básicos de la inteligencia emocional desde la orientación biológica del estudio de las emociones.
Desde 2019, el CEP de Huelva e Isla Cristina trabaja intensamente para llevar la inteligencia emocional a las aulas, primero con la formación directa de docentes, y ahora con la facilitación de un plan de intervención tutelada en los centros que se han acogido a la iniciativa este curso.

Para la directora del CEP Huelva Isla Cristina, Ana Gómez, “es un gran paso que ocho centros estén trabajando durante todo el curso la inteligencia emocional a la vez y de forma coordinada, eso nos sitúa más cerca del objetivo final que es hacer de esta habilidad humana imprescindible el eje transversal del estilo educativo”.

Luz Cordero, coordinadora de Inteligencia Emocional en el CEP, “la formación debe ser el pilar sobre el que se desarrolle la inteligencia emocional en los centros educativos, por ello apostamos por formar a nuestro profesorado para incidir en la calidad educativa y promover el desarrollo integral del alumnado, aportando así a una ciudadanía respetuosa, equilibrada, responsable y feliz”.

“Ponérselo muy fácil y hacerlo muy práctico, fueron las primeras consignas que me dieron”, comenta Lola Pelayo, asesora del CEP en este proyecto, y añade que “lo más motivador es ver la implicación, la ilusión y el entusiasmo de tantas y tantos docentes para apoyar y acompañar emocionalmente a su alumnado”.

En los últimos 3 años, más de 250 profesoras y profesores de Huelva han cursado la formación de Iniciación en Inteligencia Emocional, diseñada y desarrollada por Lola Pelayo | Cambiar para crecer y germen del proyecto RIE. Han sido formaciones específicamente orientadas al desarrollo de las habilidades emocionales en las personas docentes, requisito imprescindible para poder educar emocionalmente a quienes educan.

En el presente curso, el CEP ha querido dar un paso más, ofreciendo la posibilidad de contar con un plan de desarrollo emocional del alumnado prediseñado, así como todas las herramientas necesarias. El objetivo ha sido pasar a la acción, y así lo han hecho los primeros ocho centros implicados.

La inteligencia emocional y el cine se alían por la diversidad en el IES Sebastián Fernández de Cartaya

El proyecto diseñado por Lola Pelayo prevé cuatro talleres centrados en habilidades sociales

El IES Sebastián Fernández de Cartaya ha presentado hoy el proyecto T-Veo, una iniciativa que conjuga la inteligencia emocional y las artes audiovisuales para trabajar en la integración del alumnado con diversidad, y para lograr la visibilidad de la diversidad funcional como un valor fundamental de nuestra sociedad.

Con estos objetivos, alumnado de 4º de Secundaria, junto con el alumnado del Aula Específica, trabajará hasta el mes de mayo, tutelado por el Aula de Cine de este centro educativo cartayero, para elaborar un cortometraje que ponga en valor los mensajes principales del proyecto T-Veo.

El proyecto está diseñado y desarrollado por la consultoría Lola Pelayo | Cambiar para Crecer y prevé la celebración de 4 talleres de Inteligencia emocional centrados en las habilidades sociales y las claves del trabajo en equipo. Además, se contará con la participación de profesionales del mundo del cine y la televisión, y de alumnado de otros centros educativos de la provincia onubense, que ejercerán como mentores o mentoras puntuales de los chicos y chicas participantes.

Asimismo, en el marco de T-Veo, se va a implicar al tejido asociativo de la localidad, y a instituciones y empresas locales, para lograr la máxima difusión del cortometraje que se prevé estrenar a finales del próximo mes de mayo.

El objetivo último del IES Sebastián Fernández y del proyecto T-Veo es, además de educar en valores, sensibilizar a la población general y dar visibilidad al colectivo con diversidad funcional que, a través de sus diferencias, enriquecen la sociedad que compartimos.

T-Veo es una iniciativa subvencionada económicamente por la Consejería de Educación y Deporte de la Junta de Andalucía a través del programa IMPULSA de la Dirección General de Atención a la Diversidad, Participación y Convivencia escolar.

Para el IES Sebastián Fernández, este proyecto viene a reforzar la consolidada línea de trabajo del centro por la defensa de los valores sociales más importantes que construyen una sociedad igualitaria y más justa.