Detienen en Huelva a un preso huido y condenado por asesinato

El detenido es considerado un delincuente «muy peligroso» que ha estado en prisión por asesinato, homicidio o tenencia ilícita de armas

La Guardia Civil ha detenido en Huelva a un varón que se encontraba huido de la justicia y reclamado por tres partidos judiciales distintos de ámbito nacional desde el pasado mes de septiembre de 2020, cuando debió ingresar de nuevo en prisión tras un permiso penitenciario.

La denominada operación policial HK ARIZA se inició en el pasado mes de diciembre tras recibirse una información que situaba en la capital onubense a la persona que responde a las iniciales de JLAL, de 42 años de edad, «delincuente muy peligroso» y condenado por un delito de homicidio doloso y tenencia ilícita de armas, por lo que la Guardia Civil entendió que podía «estar ocultándose en casa de uno de sus familiares».

«Tras gestiones realizadas en su entorno familiar se detectó un cambio de domicilio de uno de sus miembros, consiguiéndose averiguar el nuevo domicilio, donde pudiera estar oculto el fugado, por lo que se establecieron vigilancias sobre el mismo, así como sobre sus moradores, al objeto de comprobar si la persona requisitoriada pudiera encontrarse en esa vivienda», han explicado desde el Instituto Armado.

Asimismo, las mismas fuentes han informado de que, tras llevarse a cabo una serie de vigilancias, se pudo comprobar que el prófugo se encontraba en esta vivienda y que salía en ocasiones con un familiar, por lo que en una de las salidas se procedió a su detención.

Desde la Guardia Civil han destacado que la actuación de los agentes tuvo lugar «de forma rápida y contundente», ya que «se tenía constancia de la peligrosidad de la persona a detener, al haber estado en prisión cumpliendo condena por delitos tales como asesinato, homicidio o tenencia ilícita de armas», añaden.

Por todo ello se instruyeron diligencias que fueron entregadas en el Juzgado de Instrucción número uno de Huelva para su posterior ingreso en prisión. La operación ha sido llevada a cabo por agentes pertenecientes a la Unidad Orgánica de Policía Judicial de la Guardia Civil en Huelva.