Un interno de la prisión de Huelva intenta agredir a funcionarios con palos afilados

Acaip denuncia la «inacción» de Instituciones Penitenciarias ante el «aumento de graves incidentes» y la «falta de personal» en el centro

El pasado martes se produjo, de nuevo, un grave incidente en El Centro Penitenciario de Huelva ha sido escenario de un nuevo incidente protagonizado por un interno del mismo, quien con palos afilados intentó agredir a funcionarios de la prisión, si bien éstos consiguieron arrebatárselos con «arrojo» y redujeron al interno, «evitando una tragedia».

Así lo han comunicado desde el sindicato Acaip, que asegura que este incidente, que tuvo lugar este martes, «se suma al aumento exponencial de graves incidentes en el centro penitenciario de Huelva, que en muchos de los casos han acabado con trabajadores agredidos», han añadido, tras lo que han lamentado que «la respuesta tanto de la dirección del centro como del secretario general de Instituciones Penitenciarias ha sido tibia, por no decir que nula».

«A día de hoy, la mayoría de los reclusos que han participado en estos graves incidentes, por no decir todos, no han sido trasladados del centro penitenciario de Huelva», prosiguen desde Acaip, para el que este hecho «tiene una consecuencia clara: la sensación de impunidad que desde Instituciones Penitenciarias se transmite ante estos graves hechos y, por tanto, el grave deterioro de la seguridad y la integridad de los funcionarios de la prisión de Huelva», alertan.

Por otra parte, el sindicato denuncia que «el aumento de la conflictivad no se ha intentado contrarrestar con medidas dirigidas a paliar la falta de personal, hasta tal punto que de la nueva promoción de 900 plazas solo tres han sido destinados al centro penitenciario de Huelva a pesar de que el número de funcionarios asignados a este centros es sensiblemente inferior, con entre 30 o 40 funcionarios menos, que el de cualquier centro penitenciario de similares características», añaden.

Para Acaip, «la dirección parece inmersa en una espiral de programas de tratamiento experimentales que no se dotan de personal ni formación, y en algunos casos hasta se compromete la seguridad de los trabajadores, lo que contrasta con la dotación en publicidad institucional tanto pública como por vía interna dirigida a las autoridades penitenciarias de la Secretaria General con sede en Madrid», agregan.

El sindicato pone como ejemplo que «de forma sorprendente e incongruente con la clasificación de vida interior, se dispuso la salida de primeros grados a la piscina dentro de un programa de tratamiento para internos con régimen de vida restringido, comprometiendo la seguridad interior del centro, para posterior cerrar la instalación por graves deficiencias en las instalaciones», explican.

Por otra parte, desde Acaip inciden en que «tampoco se entiende, viendo las deficiencias de personal, que el director del centro admita el ingreso en prisión de detenidos por la Guardia Civil en operaciones en narcotráfico, aumentando de forma considerable el trabajo de los funcionarios del centro y afectando a todas las áreas». Además, «detectamos la descoordinación e improvisación entre Guardia Civil e Instituciones Penitenciarias, pagando los trabajadores del centro estas deficiencias, ya que muchos de estos detenidos son puestos en libertad en pocas horas», concluyen.

El nuevo protocolo contra agresiones a funcionarios de Justicia afectará a 573 profesionales en Huelva

CSIF aplaude la medida y destaca que es una Administración en la que no existe un servicio de atención

El sindicato CSIF ha celebrado el protocolo que la Junta de Andalucía ha elaborado para prevenir y actuar ante agresiones contra el personal funcionario de la Administración de Justicia en el ejercicio de su trabajo, que además ha contado con el visto bueno previo de los representantes sindicales. La central sindical ha reconocido que este conjunto de medidas “era imprescindible” y ha valorado la puesta en marcha de esta iniciativa que llevaba pidiendo desde el año 2017 ante el elevado riesgo al que se enfrentan los 573 empleados y empleadas que desempeñan sus tareas en las sedes judiciales de la provincia de Huelva.

Este protocolo, acordado a nivel andaluz, es pionero ya que Andalucía será la primera comunidad en contar con una herramienta de este tipo, que ya existía en otros servicios públicos pero no en la Administración de Justicia “a pesar de las circunstancias tan especiales de este sector y de que su personal está más expuesto, en especial a las agresiones verbales y psicológicas”, ha explicado CSIF. “A la particularidad de los asuntos que se tratan hay que añadirle que es una de las pocas ramas de la Administración carente de un servicio de atención al usuario, por lo que el ciudadano que debe acudir a órganos como el Registro Civil o los juzgados de guardia llega en persona hasta la misma mesa o el puesto del funcionario”, ha añadido.

En este sentido, además de resaltar que el sistema de cita previa implantado con motivo de la pandemia para aforar las sedes judiciales “aún se está afinando”, CSIF se felicita de que el protocolo profundice en la instalación de puntos de información para mejorar la relación con la ciudadanía. También considera positivo que se establezca la necesidad de crear un registro de agresiones en estos centros de trabajo porque, además de visibilizar el problema, el análisis de los datos facilitará la elaboración de un mapa de riesgo y la adopción de medidas preventivas concretas.

Según especifica la central sindical, el protocolo incluye medidas generales “correctoras”, como evitar el aislamiento del trabajador, ya sea físico u horario; disponer mobiliario adecuado al nivel de riesgo y zonas de espera apropiadas y cómodas para el público; asegurar una correcta gestión de colas y esperas; monitorizar las entradas, las salidas y las zonas de mayor riesgo; ofrecer una información clara a los usuarios sobre derechos, obligaciones y horarios, así como advertirles de las consecuencias de los actos agresivos; y desarrollar un plan de formación específico para el personal sobre el manejo de situaciones conflictivas.

Finalmente, CSIF también califica de “acierto” que el personal funcionario cuente ahora con pautas o actuaciones que deberá seguir cuando se enfrente a este tipo de comportamientos, así como con una guía básica de orientación jurídica de cara a las acciones legales que pueden emprender.

CSIF alerta de un déficit de funcionarios en la prisión de Huelva

El sindicato contabiliza un total de 22 vacantes sin cubrir en la prisión y cinco más en el centro de inserción, lo que representa un 6,8% del total de las plantillas

El sindicato CSIF ha alertado del déficit de funcionarios de prisiones en los centros de la provincia de Huelva, en los que hay concretamente 27 vacantes sin cubrir en las relaciones de puestos de trabajo (RPT): 22 en la penitenciaria y 5 más en el Centro de Inserción Social (CIS) David Beltrán, lo que supone un 4,7% y un 8,5% respectivamente del total de las plantillas, siendo una media del 6,8% en cómputo global.

Para la central sindical estos datos son “inadmisibles” y la carencia de efectivos de casi un siete por cierto en el ámbito onubense supone una merma de plantilla que «afecta a la carga de trabajo de los trabajadores» quienes “afrontan su trabajo diario con una enorme falta de medios y bajo una gran presión”.

Además de la falta de funcionarios, CSIF alerta sobre las agresiones a los profesionales y el no reconocimiento del personal de Instituciones Penitenciarias como agentes de la autoridad, como otras grandes deficiencias en el sistema penitenciario. De igual manera, la central sindical también pone de manifiesto “la pasividad” de los responsables de la Institución ante las injurias, calumnias o amenazas de las que son víctimas los trabajadores y las trabajadoras. En esta línea, pone de relieve la falta de desarrollo del Protocolo Específico de Actuación Frente a las Agresiones en los centros penitenciarios. CSIF habla de “olvido, dejadez, falta de apoyo institucional e incumplimientos de los compromisos adquiridos”.

Otro de los caballos de batalla de la plantilla y reivindicación histórica de esta organización se centra en la «insuficiente» Oferta de Empleo Público que «ni cubre bajas vegetativas ni da solución al envejecimiento actual de la plantilla». Por otra parte, la central sindical ha lamentado la falta de reconocimiento económico y administrativo de la plantilla, que tiene como consecuencia que trabajadores que desempeñan las mismas funciones tengan diferente remuneración.

Asimismo, señala como reivindicaciones del sindicato en este ámbito la configuración de una nueva estructura de cuerpos penitenciarios, la promoción profesional, una nueva carrera administrativa, partidas económicas que incorporen modificaciones salariales y el principio de indemnidad o la defensa jurídica de los profesionales, entre otras.

En este contexto, CSIF ha recordado que -junto con otras organizaciones sindicales- ha declarado la situación de conflicto colectivo en el ámbito de Instituciones Penitenciarias.

Funcionarios denuncian una escalada de violencia en la cárcel de Huelva

Acaip denuncia la falta de personal médico por lo que el riesgo es «extremo»

El sindicato de funcionarios de prisiones ACAIP ha denunciado que en el Centro Penitenciario de Huelva se está incrementando «de una manera alarmante» el número de incidentes protagonizados por internos de módulos especiales, aquellos  incapaces de vivir en celdas ordinarias, y que por su «peligrosidad extrema han protagonizado atentados contra la vida de otros internos o de funcionarios, intentos de fuga o altercados muy graves en salidas al hospital».

Ante esta violencia «inusitada y desmedida de dichos internos, han de ser recluidos en departamentos especiales para minimizar los incidentes regimentales muy graves que puedan protagonizar» por lo que cualquier salida a un juzgado o un hospital de estos internos conlleva la movilización de un gran número de efectivos de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, que «se retraen de las labores policiales comunes, y que, en consecuencia, supone una merma de la seguridad ciudadana».

Pero este incremento de incidentes «muy graves protagonizados por internos clasificados en 91.3 se conjuga con la falta de médicos que desde este sindicato recientemente hemos denunciado públicamente y que la Administración es incapaz de resolver en un momento tan delicado como el que estamos viviendo con la pandemia del Covid-19».

«Desamparados a nuestra suerte por la Administración Penitenciaria, esta conjunción de carencia de médicos y aumento de conflictividad» de estos internos extremadamente peligrosos en primer grado tiene como «víctimas directas» tanto el resto de personal sanitario como el persona del área de vigilancia al no contar con las atribuciones médicas cubiertas para dictaminar las medidas sanitarias oportunas así como la vigilancia y cuidados médicos que legalmente se establece. Así, a la inseguridad médica, se le une la inseguridad jurídica.

Por otro lado, la falta de médicos en el Centro Penitenciario de Huelva es un grave problema que deja sin cobertura sanitaria permanente de urgencia a la población reclusa, pero también a los propios trabajadores de Instituciones Penitenciarias, Guardia Civil, trabajadores ajenos que desarrollan trabajos de mantenimiento y reformas, o de los familiares visitantes.

Siete funcionarios de la cárcel dan positivo en Covid 19

Ningún caso entre los 1.100 integrantes de la población reclusa hasta el momento

Un total de siete funcionarios de la prisión provincial de Huelva están actualmente infectados por Covid 19 según ha afirmado el delegado del sindicato de prisiones, ACAIP, Juan José Serrano quien ha afirmado también que durante la primera ola “no tuvimos ningún caso” pero si “en esta segunda ola donde tenemos en la actualidad a 7 compañeros afectados”.

Todos los casos se han dado entre los funcionarios ya que hasta el momento no se ha identificado ningún caso entre la población reclusa. Pese a eso, desde la dirección de la cárcel de Huelva sí se han tomado algunas preventivas frente a la Covid 19, por ejemplo, se han suspendido los permisos de salida y los vis a vis a los presos y para permitir el contacto de los presos con el exterior se han aumentado las videollamadas y se ha ampliado el horario de comunicación en los locutorios.

Durante la intervención de Juan José Serrano en el programa Punto de Vista de Teleonuba, también se habló sobre la conflictividad de la cárcel donde hay incidentes “de forma habitual”. De hecho, hace un par de semanas, saltó la noticia de que los funcionarios habían tenido que intervenir en una pelea a palos dentro del presidio.