Condenan a un año de prisión al acusado de la muerte de un hombre en Huelva en 2019

El TSJA confirma sentencia de la Audiencia Provincial

La Sala Civil y Penal del Tribunal de Justicia de Andalucía (TSJA) ha desestimado los recursos presentados por las acusaciones particulares contra la sentencia dictada por la Audiencia Provincial de Huelva que condenaba a un año de prisión al acusado por la muerte de un hombre en el mes de abril de 2019 en un salón de juegos de la capital onubense.

De esta forma, confirma íntegramente la sentencia emitida por la Audiencia de Huelva tras el veredicto de culpabilidad del jurado popular, que lo consideraba responsable de un delito de homicidio imprudente con las eximentes incompletas de legítima defensa y miedo insuperable, por lo que fue condenado a un año de cárcel así como a indemnizar con un total de 115.890,23 euros a la madre, la pareja sentimental y el hijo menor del fallecido.

Así se expone en la sentencia del TSJA, consultada por Europa Press, que señala además que contra la misma cabe recurso de casación ante la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo.

Conforme al veredicto emitido por el jurado popular, la Audiencia consideró probado que acusado y víctima se conocían con anterioridad y habían tenido una relación de amistad hasta que el condenado inició una relación sentimental con la expareja del fallecido, lo que provocó desavenencias entre ambos. En este sentido, el fallecido «amenazó de muerte al encausado en varias ocasiones, causando en éste un estado de temor y miedo».

Así, según la sentencia de la Audiencia, los hechos tuvieron lugar la noche del día 10 de abril de 2019 en un salón de juegos de Huelva capital, cuando la víctima tuvo conocimiento de que el acusado se encontraba jugando en la mesa de la ruleta y decidió abandonar el local con los amigos que lo acompañaban, aunque regresó poco después al establecimiento en una furgoneta conducida por uno de sus amigos.

De este modo, la víctima se dirigió a la mesa de la ruleta donde se encontraba jugando el investigado y le propinó varios manotazos por la espalda, momento en el que comenzó un forcejeo entre ambos en el marco del cual se desplazaron alrededor de la mesa de la ruleta hasta colocarse detrás de una columna. En ese forcejeo, y «sin intención de causarle la muerte ni previendo dicho resultado mortal», el acusado dirigió un arma blanca al cuerpo del fallecido y se la clavó a la altura de la zona lumbar, prosigue la sentencia.

A continuación, según recoge la sentencia, el encausado abandonó el local «rápidamente» y dejó allí al agredido aún con vida, siendo trasladado éste por sus amigos allí presentes en un vehículo particular a un centro hospitalario donde, pese a la asistencia médica recibida, falleció sobre las 1,25 horas del día 11 de abril de 2019.

Durante el forcejeo, el condenado experimentó un estado de «temor y miedo» que, «aunque no fuera insuperable, disminuyó notablemente su voluntad o capacidad de elección sin llegar a anularla, lo que le llevó a apuñalarlo en dos ocasiones, causándole las heridas que le produjeron la muerte».

El acusado permaneció en situación de prisión provisional desde el día 13 de abril de 2019 hasta el 30 de noviembre de 2021, cuando fue puesto en libertad tras solicitarlo su defensa después de conocer el veredicto del jurado popular.

Inicialmente, tanto la Fiscalía como las acusaciones particulares ejercidas por la madre y la expareja del fallecido acusaron al investigado de un delito de homicidio y solicitaron para él penas de entre siete años y medio y catorce años de cárcel.

Herido grave un interno de la cárcel tras provocar un incendio en su celda de aislamiento

Acaip advierte de que la extinción y salvamento de internos por incendios intencionados son habituales

El sindicato Acaip ha informado este lunes de un suceso registrado el pasado sábado, 30 de abril, en el centro penitenciario de Huelva después de que un interno clasificado en artículo 91.3 del Reglamento Penitenciario –que refiere a internos «extremadamente peligrosos que participan en alteraciones regimentales muy graves que ponen en peligro la vida o integridad de funcionarios u otros internos»– incendió la celda que ocupaba en el módulo de aislamiento, usando para la combustión el colchón ignífugo de su celda y la ropa que tenía a su disposición.

Según ha detallado Acaip en un comunicado, al saltar la alarma contraincendios, los funcionarios del área de vigilancia actuaron de manera «impecable, rápida y profesional, poniendo en riesgo su propia integridad física a pesar de usar los equipos de respiración autónoma y todos los medios de extinción disponibles para sofocar el fuego».

Así, consiguieron extinguir el incendio y sacar al interno de su celda, pero «en tal estado de salud crítica por la inhalación de humo y las quemaduras sufridas que apenas tenía constantes vitales», siendo trasladado «a toda urgencia» para su atención por los servicios sanitarios del centro penitenciario, que lograron salvar su vida.

Ya una vez estabilizado se solicitó la atención del 061, que lo trasladó en estado «muy grave» al hospital Juan Ramón Jiménez de Huelva bajo la vigilancia de la Policía Nacional. Posteriormente, de madrugada fue devuelto al centro penitenciario, quedando «bajo la supervisión de los servicios médicos al faltar plazas para ubicarlo de nuevo en aislamiento», según Acaip.

Dicha organización ha señalado que el incendio provocado generó tal cantidad de humo que fue necesario «desalojar en tiempo récord y con el máximo de seguridad» a los cuatro internos, también clasificados como «extremadamente peligrosos», que se encontraban en la misma galería para evitar la intoxicación por la inhalación de humo.

Advertencia de Acaip

Desde Acaip han aprovechado la ocasión para advertir de que «en los últimos años se ha convertido en habitual la extinción y salvamento de internos en varios incendios intencionados», la mayoría de ellos en el módulo de aislamiento, donde se ubican los internos «más peligrosos del centro penitenciario, que son incapaces de vivir en régimen ordinario en los módulos comunes, y han de vivir en la cárcel de la cárcel con las máximas medidas de seguridad de todo el centro».

Acaip alerta de que los funcionarios de prisiones «apenas» cuentan «con formación para la extinción de incendios», y «desde la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias se olvidan de dar una formación universal y anual en materia de contraincendios», por lo que considera que «es obvio que es necesario que toda la plantilla del Centro Penitenciario de Huelva sea formada en esta materia de forma constante».

En esa línea, Acaip subraya que «los funcionarios de prisiones no somos bomberos, y nos estamos enfrentando a situaciones que, literalmente, nos estamos jugando la vida», por lo que la administración penitenciaria «debe aportar soluciones más eficaces, por un lado que hagan reducir este tipo de incidentes y, por otro, no exponga de esta manera la vida de trabajadores».

Además, Acaip advierte del «incremento de personas que ingresan en prisión con graves problemas psiquiátricos», de forma que «prácticamente el 30 por ciento de la población reclusa tiene problemas mentales», si bien «la administración penitenciaria no reduce el déficit de facultativos en todos los centros penitenciarios y, en concreto, en el centro penitenciario de Huelva, donde después de estos años siguen sin realizarse consultas médicas por la falta de facultativos», de modo que «no se puede hacer un seguimiento adecuado del estado sanitario de la población reclusa, ni mucho menos de internos con estas graves patologías».

«Si hubiera en seguimiento médico en condiciones se reduciría el riesgo que se produjera este tipo de situaciones», según continúan desde Acaip Huelva, desde donde, finalmente, han querido «ensalzar la encomiable labor que realizan los funcionarios de prisiones», en particular los del centro onubense «para salvaguardar la vida de los internos que están bajo nuestra tutela».

Alumnos del Pintor Pedro Gómez inician el rodaje de un documental sobre la antigua cárcel de Huelva

Realizarán una narración a través de entrevistas cuyo primer invitado ha sido el profesor Pedro Feria Vázquez

Alumnos del IES Pintor Pedro Gómez han iniciado esta semana el rodaje del cortometraje documental “La antigua cárcel de Huelva: la ley del silencio”. Este proyecto audiovisual surge en el contexto de la materia de Historia del Mundo Contemporáneo de Primer de bachillerato de artes escénicas.

Así, los alumnos se centrarán en  un discurso de reivindicación de la situación patrimonial de la antigua cárcel así como del legado como Memoria Histórica que la misma significa.

La narración está creada a través de entrevistas desde diversas perspectivas que irán perfilando la historia de esta institución, sobre todo en sus últimos años, e intentarán con testimonios contados por los protagonistas, investigadores y gente cercana al entorno,  abarcar el pasado, presente e incluso el futuro del lugar en el contexto de la ciudad de Huelva.

La primera entrevista se ha realizado a Pedro Feria Vázquez, doctor e investigador de Historia Contemporánea, profesor actualmente en la Universidad de Valdivia (Chile).

El alumnado espera que el cortometraje pueda tener una buena acogida, y además anima a todos aquellos que tengan algo que contar sobre el lugar que contacten con el centro para poder realizar una entrevista y conocer todas las perspectivas sobre la historia de este conocido y lúgubre espacio que existe en la ciudad.

Desde el IES Pintor Pedro Gómez animan a todos los que tengan información al respecto y quieran participar en el documental a ponerse en contacto con ellos a través del mail Baecarcelhuelva@gmail.com

Los presos de Huelva han logrado al menos ‘colar’ 63 teléfonos móviles dentro de la cárcel

Se han encontrado escondidos en latas de refresco o en suelas de zapato para burlar la vigilancia

Funcionarios de prisiones de la cárcel de Huelva han logrado incautar hasta 63 teléfonos móviles en los últimos años según han señalado fuentes del sindicato Acaip. Los teléfonos móviles son un objeto prohibido dentro de las prisiones para evitar la continuación del delito, entre otros, de bandas organizadas o de violencia de género. Esto los convierte en elementos «muy cotizados entre los presos, generando un mercado negro con los problemas regimentales que esto genera».


En el periodo que comprende los años 2017 a 2021 se han incautado un total de 63 teléfonos móviles en el Centro Penitenciario de Huelva, siendo el año 2018 el de mayor número de aprehensiones con 19.


Desde ACAIP-UGT han querido destacar el trabajo que realizan los empleados públicos penitenciarios para
evitar el comercio ilícito de estos elementos prohibidos en las prisiones. En muchos casos, estos teléfonos
son utilizados para continuar con la actividad delictiva y sustraerse al control de las comunicaciones. Se
trata de objetos muy cotizados por aquellos internos que tienen restringidas las comunicaciones como los
presos por violencia de género, delitos de terrorismo o pertenecientes a bandas organizadas y las
relacionadas con el narcotráfico.


El uso de estos teléfonos puede generar deudas entre los internos e incidentes por el control de los mismos,
por ello, los trabajadores penitenciarios dedican grandes esfuerzos en el decomiso de estos objetos, la
mayoría de los cuales se camuflan fácilmente por su reducido tamaño y escapan a los detectores de metales
al ser sus componentes de plástico. De hecho, «podemos encontrarlos en los lugares más insospechados,
como suelas de zapatos, botes de refresco o en productos higiénicos, por lo que es preciso una requisa
exhaustiva de los módulos, lo que requiere del personal necesario y de una formación especializada».


Para cumplir el mandamiento constitucional de reinserción y reeducación «es imprescindible una convivencia ordenada dentro de las prisiones, y la introducción de objetos prohibidos perjudica gravemente el funcionamiento normal de un centro penitenciario por lo que son precisos los medios materiales y humanos suficientes, por un lado, para evitar su entrada y, por otro, realizar el control en el interior». Pero todo esto requiere, a su vez, del «correcto funcionamiento de los inhibidores de las prisiones y que se adapten a las nuevas tecnologías». Si limitamos las posibilidades de uso, reducimos la utilidad y evitamos el comercio ilícito.


Desde ACAIP-UGT insisten en que haya una «relación de puestos de trabajo acorde o igual a centros penitenciarios similares. Estimando que hay un déficit en torno a 40 trabadores. Mientras la Secretaría General de IIPP asigna un más que insuficiente contingente de 8 funcionarios para hacer sus prácticas en los centros onubenses que no palian las deficiencias de personal de ninguno de los dos centros de Huelva».


Además, «hay que adaptar el organigrama de los centros penitenciarios a las nuevas formas de delincuencia,
y redimensionar la relación de puestos de trabajo para ajustarlas a las nuevas funciones. Por todo ello
reclamamos que se reinicie la negociación de la Ley de Función Pública Penitenciaria para afrontar los
nuevos retos a los que se enfrenta la institución».

Acusan a una enfermera de la cárcel de Huelva de intentar envenenar a siete funcionarios con metadona

El escrito de acusación pone sobre la mesa como les introducía las sustancias en la comida

El caso por el envenenamiento de varios funcionarios de prisiones que tuvo lugar en 2018 en Huelva sigue su curso en los tribunales por lo que ya se ha presentado un escrito de acusación contra María Elena M.S.S., la única acusada por los hechos y que según este escrito, adelantado por Diario de Sevilla, se enfrenta a más de 40 años de cárcel por el intento de envenenar a siete compañeros del equipo de médicos y enfermeros de la cárcel de Huelva.

La acusación particular entiende que María Elena «tenía un enfrentamiento personal» con el supervisor de farmacia porque ella había disputado con él este cargo que provocaba «públicos enfrentamientos».

Entre las prácticas que presuntamente llegó a realizar esta enfermera está la de administrar nordiazepam y metadona en las lentejas y el atún con tomate o en el café de sus compañeros, provocando en todos los casos vómitos y mareos a los afectados, la práctica la llevó a cabo en varias ocasiones hasta que una de las veces, los afectados sospechando que algo raro pasaba se hicieron un test multidrogas dando todos ellos positivo en metadona.

El juicio aún está pendiente de fecha para la vista oral

Un año de cárcel por el apuñalamiento mortal de un hombre en un salón de juegos de Huelva

El juez no ve intencionalidad en el acto y tiene en cuenta las amenazas de muerte previas

La Audiencia Provincial de Huelva ha condenado a un año de cárcel al varón acusado por la muerte de un hombre en el mes de abril de 2019 en un salón de juegos de la capital onubense, todo ello tras el veredicto de culpabilidad emitido por un jurado popular, que lo ha considerado responsable de un delito de homicidio imprudente con las eximentes incompletas de legítima defensa y miedo insuperable.

En una sentencia fechada el día 21 de diciembre, contra la que cabe interponer recurso de apelación ante el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), la Audiencia condena además al investigado a indemnizar con un total de 115.890,23 euros a la madre, la pareja sentimental y el hijo menor del fallecido, según ha indicado el TSJA en una nota de prensa.

Conforme al veredicto emitido por el jurado popular, la Audiencia considera probado que acusado y víctima se conocían con anterioridad y habían tenido una relación de amistad hasta que el condenado inició una relación sentimental con la expareja del fallecido, lo que provocó desavenencias entre ambos. En este sentido, el fallecido amenazó de muerte al encausado en varias ocasiones, «causando en éste un estado de temor y miedo».

Así, según la sentencia, los hechos tuvieron lugar la noche del día 10 de abril de 2019 en un salón de juegos de Huelva capital, cuando la víctima tuvo conocimiento de que el acusado se encontraba jugando en la mesa de la ruleta y decidió abandonar el local con los amigos que lo acompañaban, aunque regresó poco después al establecimiento en una furgoneta conducida por uno de sus amigos.

De este modo, la víctima se dirigió a la mesa de la ruleta donde se encontraba jugando el investigado y le propinó varios manotazos por la espalda, momento en el que comenzó un forcejeo entre ambos en el marco del cual se desplazaron alrededor de la mesa de la ruleta hasta colocarse detrás de una columna. En ese forcejeo, y «sin intención de causarle la muerte ni previendo dicho resultado mortal», el acusado dirigió un arma blanca al cuerpo del fallecido y se la clavó a la altura de la zona lumbar, prosigue la sentencia.

«ESTADO DE TEMOR Y MIEDO» DEL ACUSADO
A continuación, y según recoge la sentencia, el encausado abandonó el local «rápidamente» y dejó allí al agredido aún con vida, siendo trasladado éste por sus amigos allí presentes en un vehículo particular a un centro hospitalario donde, pese a la asistencia médica recibida, falleció sobre las 1,25 horas del día 11 de abril de 2019.

Durante el forcejeo, el condenado experimentó un estado de «temor y miedo» que, «aunque no fuera insuperable, disminuyó notablemente su voluntad o capacidad de elección sin llegar a anularla, lo que le llevó a apuñalarlo en dos ocasiones, causándole las heridas que le produjeron la muerte».

El acusado ha permanecido en situación de prisión provisional desde el día 13 de abril de 2019 hasta el pasado día 30 de noviembre de 2021, cuando fue puesto en libertad tras solicitarlo su defensa después de conocer el veredicto del jurado popular, que lo consideró culpable de un delito de homicidio imprudente con las eximentes incompletas de legítima defensa y miedo insuperable.

Inicialmente, tanto la Fiscalía como las acusaciones particulares ejercidas por la madre y la expareja del fallecido acusaron al investigado de un delito de homicidio y solicitaron para él penas de entre siete años y medio y catorce años de cárcel.

Alerta en la prisión de Huelva tras detectarse un brote entre los presos de al menos 15 positivos

Podrían producirse más ya que la ausencia de test ha hecho que se hayan interrumpido las pruebas

Fuentes del sindicato ACAIP han informado de un brote en la prisión provincial de Huelva con el que se han detectado 15 positivos en internos en un mismo módulo residencial del centro penitenciario.

Según han señalado fuentes de ACAIP la cifra de contagiados en el interior del establecimiento sigue creciendo. A la espera de más positivos que puedan darse en las últimas horas, ya que no se han podido realizar más test por faltas de pruebas test.

La tasa de contagiados en Huelva provincia es superior a los 600 por 100 mil habitantes y «todos debemos saber que las Prisiones son termómetros de lo que sucede fuera del recinto penitenciario, sobre todo en materia de salud, por lo que el pasado tres de agosto la dirección del centro suspendió las comunicaciones vis a vis así como proponiendo la suspensión de los permisos de salida». Según el sindicato, esta medida adoptada por el director del centro, se antoja «tardía y escasa a la vista de los resultados que se están produciendo en estas últimas horas».

Desde ACAIP Huelva, se han registrado múltiples escritos a la Dirección de la prisión y Junta de Andalucía para que se realicen un rastreo de los funcionarios de prisiones que han podido estar contacto con dichos reclusos que han dado positivo, se aumente los  medios personales y materiales para prevención y en la  detección de casos dentro del centro penitenciario . Y  en otro sentido, también  las suspensión de las obras que se están realizando en el centro penitenciario como suspensión de la entrada de todo el personal externo del centro penitenciario que no intervenga en la actividad esencial diariamente dentro del centro penitenciario.

ACAIP ha querido recordar «la carencia de facultativos que hay en el centro penitenciario de Huelva actualmente únicamente dos en activo en la actualidad. Carencia que se hace más palpable en este tipo de situaciones y que contrasta con el dispendio que hace instituciones penitenciarias en unas obras faraónicas de muy poca utilidad para el día a día en el trabajo de los funcionarios de prisiones».

 

Funcionarios de la prisión de Huelva salvan la vida de un interno

Acaip destaca su rápida actuación para sacarlo de una celda incendiada, donde pusieron «en riesgo su propia integridad física»

Funcionarios de la prisión de Huelva han salvado la vida de un interno durante una actuación que tuvo lugar en la noche de este pasado domingo, cuando se originó un grave incendio intencionado en el módulo de Aislamiento que fue provocado por un interno utilizando el colchón de su celda y la ropa que tenía a su disposición.

Así lo han comunicado desde el sindicato Acaip Huelva, que ha destacado que la rápida y profesional actuación de los funcionarios del área de vigilancia, poniendo en riesgo su propia integridad física, consiguió sacar al interno de la celda incendiada, pero en tal estado de salud crítico por la inhalación de humo y las quemaduras sufridas que fue necesaria su atención por los servicios sanitarios del centro penitenciario para salvar su vida. Una vez estabilizado por la atención del 061, fue trasladado en estado muy grave al Hospital Infanta Elena, donde todavía sigue ingresado.

El incendio provocado generó tal cantidad de humo que fue necesario desalojar a toda prisa a los internos que se encontraban en la misma ala para evitar la intoxicación por la inhalación de humo, provocando también graves daños materiales no sólo en la celda inutilizada sino también en las zonas comunes del módulo residencial.

Desde el sindicato apuntan también que en el módulo de aislamiento se encuentran los internos más peligrosos del centro penitenciario, que son incapaces de vivir en régimen ordinario en los módulos comunes, y han de vivir con las máximas medidas de seguridad de todo el centro.

Para Acaip Huelva, estos incendios intencionados en celdas de gran virulencia hacen patente la necesidad de que los funcionarios de prisiones tengan una formación contra incendios continuada y anual para toda la plantilla del centro penitenciario, pero «desafortunadamente la formación es cicatera y no se oferta anualmente ni a más de un número muy reducido de profesionales», lamentan.

Por último, Desde Acaip Huelva han ensalzado la «encomiable» labor que realizan los funcionarios y funcionarias de prisiones y, en particular, en el centro onubense, para salvaguardar la vida de los internos y las internas que están bajo su tutela, «aunque la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias está dilatando indefinidamente unas negociaciones para establecer a sus trabajadores un incremento salarial digno (al igual que Policía Nacional y Guardia Civil), el aumento de plantillas para paliar el elevado déficit de funcionarios de prisiones en toda España (en vigilancia y en otras áreas como la sanitaria donde hay una sangrante falta de médicos para completar las relaciones de puestos de trabajo), el reconocimiento legal de la condición de agente de la autoridad o una formación adecuada, etc», concluyen.

La cárcel de Huelva estrena el primer módulo mixto de toda Andalucía con 17 hombres y ocho mujeres

Se trata de una unidad terapéutica en la que siguen un tratamiento educativo

El director general de Ejecución Penal y Reinserción Social de Instituciones Penitenciarias (IIPP), Miguel Ángel Vicente Cuenca, ha inaugurado en Huelva este martes, junto al secretario general de la Subdelegación del Gobierno, Manuel Jesús Iglesias, y el director del Centro Penitenciario, Raúl Barba, el primer módulo mixto de Andalucía.

Se trata de una nueva Unidad Terapéútica (UTE) en la que ocho mujeres y 17 hombres siguen un tratamiento terapéutico-educativo. Hasta la fecha, Huelva sólo contaba con una UTE para hombres que albergaba a 110 privados de libertad, según han informado en una nota de prensa.

En este módulo, que lleva en funcionamiento apenas una semana, internas e internos realizan todas las actividades en común y comparten talleres ocupacionales, pero cuentan con aseos diferenciados por sexo y sus celdas se ubican en plantas diferentes.

Así, las primeras palabras que ha dirigido el director general de Ejecución Penal han sido de agradecimiento al personal de vigilancia, tratamiento, sanitarios y resto de trabajadores por la labor de concienciación y de apoyo de los internos durante los meses más duros de la pandemia «porque con miedos e incertidumbre estuvieron junto a vosotras y vosotros desde el primer momento», ha dicho.

A continuación Miguel Ángel Vicente ha explicado que cuando un hombre ingresa en prisión tiene todas las posibilidades frente a él «de itinerarios y oportunidades», mientras que las mujeres, al representar solo un 7,4 por ciento de toda la población penitenciaria, «no tienen las mismas facilidades».

El director general ha recordado además que, junto con la pena privativa de libertad, la mujer ingresa en prisión «con las preocupaciones propias de ser madres, hijas o parejas». Y ha subrayado que, con el paso de tiempo, las mujeres dejan de recibir las visitas con la frecuencia del primer momento. Esto con los hombres no ocurre», ha proseguido.

Además, ha destacado que cuando la Secretaría General de Instituciones Penitenciarias apuesta por este tipo de programas lo hace por convicción pero que son los hombres «los primeros que tenemos que transformarnos porque nuestros actos no son inocuos y tienen consecuencias». A su juicio, «este módulo mixto es responsabilidad de todos».

Por su parte, el director de la prisión onubense, Raúl Barba, ha subrayado la importancia de un día como el de hoy. «Es la primera vez que en los centros penitenciarios de Andalucía se cuenta con un módulo terapéutico mixto. Ha costado mucho pero estamos muy contentos», ha indicado.

Este nuevo proyecto no quiere circunscribirse únicamente a las mujeres presas en Huelva, sino que amplía su oferta a todas las internas de cualquier centro penitenciario que reúna los requisitos necesarios.

Con la culminación del módulo mixto se dará «un paso decisivo» en la transformación del Centro Penitenciario de Huelva, considerado hasta ahora como un centro de hombres con un módulo de mujeres, en un Centro Penitenciario para hombres y mujeres.

Su creación forma parte de la estrategia de la actual Administración penitenciaria para favorecer la igualdad en un ámbito masculino si se atiende a las cifras. Con la inauguración del módulo de Huelva ya son 13 los módulos mixtos abiertos en diez centros de la Administración General del Estado. De ellos, cinco son módulos de respeto y ocho unidades terapéuticas.

 

El Ayuntamiento adquiere la titularidad de la antigua prisión provincial

El Consistorio pretende recuperar para la ciudadanía el conjunto edificatorio

El alcalde de Huelva, Gabriel Cruz, ha firmado hoy ante notario las escrituras por las que el Ayuntamiento pasa a ser titular del conjunto edificatorio de la antigua prisión provincial, en la Avenida Federico Molina de la capital. En los términos anunciados la semana pasada por la ministra de Hacienda, María Jesús Montero, durante su visita institucional a Huelva, culmina así la permuta con la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios, hasta ahora propietaria de un inmueble que el Consistorio onubense recuperará para uso y disfrute de la ciudadanía.

El alcalde ha destacado el “paso clave que supone la materialización de este trámite para hacer realidad una aspiración histórica de Huelva, poniendo un conjunto edificatorio tan emblemático como la antigua cárcel al servicio de la barriada de Isla Chica y de toda la ciudad”.

Un camino que se despejó a finales del año pasado, una vez liquidada la totalidad del pago por parte del Ayuntamiento para acatar la sentencia condenatoria por el incumplimiento del convenio de permuta en la anterior etapa política municipal.

La intención del Ayuntamiento es que la recuperación de la antigua prisión provincial -que, aparte de su valor como patrimonio histórico y arquitectónico está catalogado como Lugar de Memoria Histórica-, suponga un antes y un después para el entorno de Isla Chica, contribuyendo a dinamizar la barriada desde el punto de vista social y económico. “Un objetivo que el Pleno del Ayuntamiento de Huelva se marcó con la aprobación de una moción hace ya casi 20 años y que por fin va a ver la luz”, ha señalado el regidor.

Como paso previo necesario para haber culminado hoy la transferencia de propiedad, en el Pleno municipal de octubre de 2020, el Consistorio aprobó el abono de 1,2 millones de euros para terminar de desembolsar el principal y los intereses impuestos en la sentencia dictada por la Sección Segunda de la Audiencia Provincial el 9 de mayo de 2016.

Hay que recordar que en virtud del convenio que el anterior equipo de Gobierno del PP firmó en 2006 con la Sociedad de Infraestructuras y Equipamientos Penitenciarios, se acordó que el Ayuntamiento sería el propietario de la antigua prisión a cambio de 2,2 millones de euros y la parcela de un centro de inserción social.

Ante el incumplimiento de este convenio en lo que respecta a la aportación económica, el organismo estatal interpuso en enero de 2015 un contencioso que el juez resolvió a su favor, condenando al Ayuntamiento a pagar esos 2,2 millones y 660.000 euros en intereses y costas. En diciembre de 2019, desde el actual equipo de Gobierno se aprobó en el Pleno un primer pago por valor de 1.584.842 euros y con el paso dado en el Pleno del pasado mes de octubre se completó el pago.