Featured Video Play Icon

La UHU ve a Huelva a las puertas del «mejor momento económico de su historia»

José Manuel Andújar destaca el papel de la Universidad para la puesta en marcha del proyecto CEUS, que “no habría visto la luz sin su apoyo”

El Centro para Ensayos, Entrenamientos y Montaje de Aeronaves no Tripuladas (CEUS) que el Ministerio de Defensa, a través del Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, construirá en sus instalaciones del Arenosillo de Moguer puede llevar a la provincia onubense a “vivir el momento de mayor nivel económico de su historia”, pues “puede suponer una generación de negocio, de empleo y de bienestar social como probablemente nunca se ha vivido en Huelva”.

Así de claro y rotundo se ha manifestado el catedrático de Ingeniería de Sistema y Automática de la Universidad de Huelva (UHU), José Manuel Andújar, al tiempo que ha destacado el papel “importante” que ha jugado la Onubense para la puesta en marcha de este proyecto, sobre todo en la última fase en la que se retomó su puesta en marcha, hasta el punto de que “sin el apoyo de la Universidad de Huelva habría sido difícil que este proyecto hubiera salido a la luz”, ha remarcado el representante de la UHU después de la reciente aprobación de su Declaración de Impacto Ambiental.

Para Andújar, la importancia del proyecto CEUS para la provincia es “enorme”, pues “garantiza que el desarrollo de los aviones no tripulados de Europa se va a hacer en Huelva”, y todo ello en un momento en el que “hay una corriente enorme de desarrollo científico y tecnológico en el mundo para desarrollar aviones no tripulados”, ya que, “al igual que en un futuro los coches no llevarán conductor a bordo, los aviones tampoco llevarán piloto”, ha explicado.

José Manuel Andújar

Una vez que el proyecto cuenta con la Declaración de impacto Ambiental favorable y por tanto con el visto bueno para el inicio de las obras, Andújar sostiene que ahora es el momento de que los poderes públicos de Huelva, los poderes sociales y los poderes económicos hagan “su trabajo de captar empresas e inversiones para que el proyecto genere economía en el entorno y sea el efecto tractor más importante que nunca ha tenido Huelva para desarrollar su economía y por tanto el bienestar de los ciudadanos”.

Respecto a la inversión total, el catedrático cree que es “difícil de cuantificar”. La inversión inicial será de 28 millones de euros, pero “esto es el embrión y estoy convencido de que no va a dejar de crecer. En el momento que las empresas europeas y de fuera de Europa vean que disponen de unas instalaciones inigualables y con las mejores características para desarrollar aviones no tripulados se van a instalar en Huelva”, por lo que “la inversión que se podía generar alrededor de ese proyecto podría ser de miles de millones de euros”, ha recalcado.

Respecto al papel jugado por la Universidad de Huelva, José Manuel Andújar ha explicado que ha sido “importante” desde que nació el proyecto aproximadamente en 2011 ó 2012, debido a la “vinculación tan fuerte que tenemos con el Instituto Nacional de Técnica Aeroespacial, con el que tenemos muchos proyectos conjuntos, por lo que hemos participado de forma muy activa”, ha indicado. No obstante, el papel ha sido “especialmente muy importante desde hace un año”, cuando el centro CEUS “estaba prácticamente perdido” y, tras varias reuniones entre diferentes administraciones, “la Universidad y el Ayuntamiento de Moguer presionaron al Ministerio de Defensa y este decidió volver a poner en marcha el proyecto”, como así ha ocurrido, ha proseguido.

La Universidad de Huelva cuenta además, desde 2015, con un máster en sistemas aéreos no tripulados de forma remota al que llegan alumnos y alumnas de muchos países del mundo. En este punto, Andújar ha destacado que “van a tener las mejores instalaciones para su formación, por lo que vamos a formar a los mejores ingenieros y a los mejores técnicos que pueda haber, además es un momento ideal, porque tanto las necesidades que va a tener el CEUS como las empresas que esperamos que se instalen en el centro van a necesitar mano de obra muy cualificada”, de modo que “el máster va a ser el la puerta de entrada de esa mano de obra al entorno de lo que va significar el ecosistema del CEUS”, ha concluido.