Los bartolinos Javier y José Carlos Macías representarán a España en la Cape Epic de Sudáfrica

El Ayuntamiento de San Bartolomé acoge la presentación de la participación de los ciclistas en una de las pruebas más duras y prestigiosas del mundo

El Ayuntamiento de San Bartolomé de la Torre ha acogido la presentación de la participación de los ciclistas bartolinos, Javier y José Carlos Macías, en la Cape Epic de Sudáfrica, una de las pruebas más duras y prestigiosas del mundo en la que competirán en pareja.

La dupla, que será además la representación española en esta prueba, tomará la salida el próximo 20 de marzo en la localidad sudafricana de Lourensford. Juntos deberán recorrer 700 kilómetros con 17.250 metros de desnivel positivo durante 7 días.

La alcaldesa de San Bartolomé de la Torre, María Eugenia Limón, ha mostrado el apoyo y el respaldo del Ayuntamiento a estos dos bartolinos que son “un referente” en el mundo del ciclismo y el deporte y ha subrayado que van a llevar el nombre de San Bartolomé de la Torre a lo largo de la prueba.

Ambos ciclistas se han mostrado ilusionados ante el inicio de esta prueba en la que confían en realizar un buen papel, pese a ser la primera vez que la disputen. Ambos cuentan con un amplio bagaje deportivo que les ha llevado a cosechar importante triunfos.

La Universidad de Huelva desarrollará sistemas energéticos renovables en África

Los investigadores de la Onubense Juan Pérez Torreglosa y Reyes Sánchez Herrera participan en un proyecto internacional

Los investigadores Juan Pérez Torreglosa y Reyes Sánchez Herrera de la Universidad de Huelva están participando en el proyecto de cooperación internacional ‘Renewable Energies por Africa: Effective valorization of Agri-food wastes’ (REFFECT AFRICA), iniciativa con la que se quiere aumentar el acceso a la electricidad en el continente africano mediante sistemas basados en gasificación alimentados con residuos agrarios.

Además, dichos sistemas se aprovecharán para proporcionar otros beneficios a las comunidades tales como análisis y abastecimiento de agua potable, producción de calor para procesos industriales (incluido sistemas de refrigeración para mantener medicamentos, como por ejemplo vacunas) y generación de biofertilizantes que pueden ser usados en las explotaciones agrarias (siguiendo un modelo de producción en ciclo cerrado)desarrollar sistemas de energías renovables y persigue adaptar tecnologías de energías renovables a la valorización de residuos agrarios y la energía solar fotovoltaica, además de abastecer de agua potable a las comunidades de diferentes zonas del continente africano.

Este proyecto, impulsado por investigadores de la Universidad de Jaén cuenta con una financiación de alrededor de 7 millones de euros y en el mismo participan 29 socios, de 17 países diferentes (12 países africanos y 5 países europeos), entre ellos la Onubense, además de que está cofinanciado por la convocatoria ‘Green Deal’ del Programa Marco Europeo Horizonte 2020.

Concretamente, como ha explicado la profesora Reyes Sánchez Herrera, «se basa en el diseño, construcción y puesta en marcha de tres contenedores energéticos en tres puntos estratégicamente elegidos del continente africano: Marruecos, Ghana y Sudáfrica. El corazón del contenedor es un gasificador que tratará los desechos agrícolas de cada uno de esos lugares. Ese contenedor tendrá como producto energía térmica y eléctrica que redundará en la promoción económica y social de los lugares y que tendrá como subproducto un fertilizante agrícola».

«La falta de red o su deficiencia para que funcionen estos contenedores hace necesario incorporar un sistema de energía auxiliar que está formado por placas fotovoltaicas. Precisamente, desde la Universidad de Huelva nos encargaremos, entre otras cosas, de su diseño, construcción y puesta en marcha».

El proyecto comenzó a ejecutarse el pasado mes de noviembre y durante los próximos cinco años quiere mejorar la calidad de vida de países en vías de desarrollo, mediante la puesta en marcha de formas alternativas de energías que vaya mitigando la dependencia de estas zonas del continente a los combustibles fósiles. Además de que tendrá un gran impacto en generación de empleos rurales y la promoción de la economía circular. Además, se pretenden desarrollar actividades relevantes en cuanto a la formación y cualificación respecto a los sistemas energéticos implantados para asegurar un desarrollo de nuevos mercados y negocios.

REFFECT AFRICA parte de la premisa del potencial energético en cuanto a recursos naturales que posee África y que no están siendo aprovechados por las comunidades locales. Estas oportunidades permitirán su desarrollo y transformación económica.

Detectan una plaga de insectos africanos que atacan a las naranjas de Huelva

El ‘Scirtothrips aurantii’ ataca a los cítricos cuando aún son pequeños

La Junta de Andalucía ha confirmado la presencia de una nueva plaga foránea en plantaciones de naranjos de la provincia de Huelva. Se trata de ‘Scirtothrips aurantii’, que ataca sobre todo a las naranjas cuando son todavía pequeñas y, al igual que otros insectos de este tipo, les ocasiona una amplia cicatriz alrededor del pedúnculo, que se va ensanchando conforme crecen los frutos, quedando sin valor comercial.

También se han detectado ataques de este insecto en plantaciones de diversos frutos rojos, como fresas, frambuesas, moras y arándanos. Por el momento, en estos casos no atacan a los frutos, sino a las plantas, pero como éstas quedan tan debilitadas, el resultado es que merma mucho la producción.

Los primeros ataques se vieron en los municipios onubenses de Lepe y Cartaya, pero enseguida se extendieron a otros colindantes como Ayamonte, Punta Umbría, Gibraleón, Bollullos, San Bartolomé, San Silvestre, Villanueva de los Castillejos y Lucena del Puerto.  La Consejería de Agricultura de Andalucía ha extendido su Plan de Vigilancia Fitosanitaria sobre esta plaga a la provincia de Sevilla, al temerse que prosiga su expansión, por lo que es de esperar que, como pasó en otros casos, en un sentido u otro, también acabe llegando a la Comunitat Valenciana.

Esta plaga está considerada de cuarentena por parte de la Comisión Europea y hasta ahora constaba su presencia en Yemen y 16 países africanos, entre ellos Sudáfrica, Egipto, Etiopía, Zimbabwe o la isla francesa de Reunión.