‘Microensayos’, nuevo libro póstumo del pensador onubense Ernesto Feria Jaldón

La obra será presentada este miércoles en la Biblioteca Pública Provincial de Huelva

La Editorial Alfar ha publicado un nuevo libro póstumo del pensador onubense Ernesto Feria Jaldón. Se trata de ‘Microensayos’, una obra formada por seis textos referidos a la condición humana y escritos con un estilo radical e inconformista, sin especulaciones gratuitas. A través de ellos, el autor desvela un pensamiento tan sorprendente como original que enraíza con su preocupación por el sufrimiento humano y la injusticia que conoció, de primera mano, desde su profesión de médico rural.

Ubicado en la tradición de médicos humanistas europeos como Marañón, Martín Santos o Laín Entralgo, Ernesto Feria Jaldón nos acerca, a través de su mirada, al ser humano que hay siempre detrás del paciente, así como al pensamiento nutrido por innumerables lecturas y un conocimiento profundo de los desarrollos científicos del siglo XX en los distintos campos de la biología, la medicina o la psicología.

El libro será presentado este miércoles en Huelva por el profesor de filosofía Lucio García, autor del prólogo, y por Josefa Feria, hija del autor, quienes darán a conocer la obra en un acto que tendrá lugar a las 19.30 horas en la Biblioteca Pública Provincial de Huelva y que se celebra en el marco del ciclo ‘Letras Capitales’.

Natural del municipio onubense de Villanueva de los Castillejos, Ernesto Feria Jaldón (1922-1993) es autor de una interesante obra ensayística considerada como una interesante aportación en el ámbito creativo del pensamiento, la mayoría de la cual dejó escrita e inédita y se ha ido publicando tras su muerte. Además, desde 1963 hasta su muerte no dejó de publicar artículos en la prensa onubense, fundamentalmente de corte filosófico, antropológico y literario.

Aunque Ernesto Feria Jaldón escribió un libro de poesía ‘Cuando no queda nada’, su creación intelectual es principalmente ensayística, entre la que se encuentran obras como ‘Juan Ramón Jiménez. Psicocrítica’, ‘Crítica de la razón tecnológica’, ‘Artículos’, ‘Estudios sobre Kafka’, ‘El Deseo y la Libertad. Notas para una Ontología Científica’, ‘Baudelaire, su corazón al desnudo’, ‘De re medica. Vida y pensamiento de un médico rural’, ‘Las abstracciones del aburrimiento y otros escritos’ y ‘Microensayos’.

Dos son las grandes vertientes por donde discurrió su pensamiento: de una parte el ensayo filosófico, que plasmó en dos libros y en una buena cantidad de artículos; y de otra, los trabajos de psicocrítica o patografía que dedicó a sus escritores preferidos: Juan Ramón Jiménez, Franz Kafka, Charles Baudelaire o Rainer María Rilke.

Ernesto Feria Jaldón pertenece a esa tradición de médicos filósofos humanistas españoles que tan interesantes aportaciones han hecho en el campo de la cultura. Su pensamiento bebe de las fuentes de la llamada Filosofía de la Sospecha ( Marx, Nietzsche y Freud), pero también de la Antropología Estructural, interesándose sobre todo por el problema del conocimiento de uno mismo, por saber por qué somos ignorantes de nuestro ser y qué barreras dificultan ese conocimiento.

Su perspectiva intelectual estaba íntimamente vinculada a su circunstancia vital: era médico, y esta relación entre Medicina y Filosofía determinó, sobremanera, su producción intelectual. La primera cuestión que aborda en su creación filosófica es el problema de la libertad. Hijo de su tiempo, parte de los presupuestos fenomenológicos del existencialismo, construyendo a partir de ahí un discurso filosófico apoyado básicamente en el psicoanálisis -las obras de Freud y Lacan- y en algunas categorías marxistas.

Otra tesis central en su obra es la importancia concedida al fenómeno de la tecnología, a la que concibe como un instrumento del deseo humano para ejercer la dominación del hombre por el hombre. Causa y consecuencia del individualismo desatado de nuestro tiempo, para él la tecnología es la herramienta mediante la cual el hombre hace superfluo al hombre, una teoría considerada como una aportación de gran interés.

El otro eje sobre el que gravita su creación es el de la Psicocrítica. Con la herramienta psicoanalítica de la mano, se introduce en el pensamiento y en la obra de ciertos autores que para él tienen una significación especial. Nos muestra el pathos artístico de estos escritores, tratando de dar unidad a sus vidas y obras y construyendo, en torno a ellos, un penetrante y esclarecedor análisis psicológico que amplifica, de manera considerable, sus dimensiones.

Su obra es la de un individuo aislado intelectualmente (José Antonio Gómez Marín lo definió como «el saber insular», pero que no por ello carece de originalidad y brillantez. En ella encontramos una creación apasionada y tremendamente personal, y por eso auténtica y verdadera, pues es testimonio de una búsqueda que nada le debe ni a la fama, ni al poder, ni al halago. Se trata de una obra de soledad, pero radicalmente viva, pues en sus renglones se respira y vive lo más lúcido del pensamiento europeo del S.XX.