La mina de Riotinto se adhiere al Pacto Mundial de Naciones Unidas

Atalaya Mining se compromete a trabajar por un futuro sostenible para el planeta

Atalaya Mining, propietaria de la mina de cobre de Riotinto, se ha adherido a la Red Española del Pacto Mundial de Naciones Unidas, una adhesión con la que se compromete con los Diez Principios del Pacto Mundial y los 17 Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) aprobados por la Asamblea General de Naciones Unidas en la Agenda 2030: un plan de acción en favor de las personas, el planeta, la prosperidad y la paz.

«Se trata de una apuesta de Atalaya Mining por la responsabilidad que alinea los objetivos de negocio con una gestión sostenible de sus operaciones desde el aspecto social, ambiental y de gobernanza», han destacado desde la propia compañía.

El Pacto Mundial de la ONU, creado en el año 2000, es la mayor iniciativa en materia de sostenibilidad corporativa del mundo, con más de 13.500 entidades firmantes y presencia en más de 165 países. Con su incorporación, Atalaya, como operadora minera productora de metales, adscribe sus operaciones a los principios universalmente aceptados en las áreas de derechos humanos, normas laborales, medio ambiente y lucha contra la corrupción, comprometiéndose con ello a participar activamente en el progreso de un mundo más responsable y sostenible.

«Este compromiso es parte sustancial de la política de responsabilidad de la compañía, que da relevancia a esta cuestión con la creación de un departamento de Sostenibilidad dentro de la organización», subrayan desde la empresa, que asegura que su responsabilidad será la efectiva implementación de estas políticas, elaborando los informes de progreso preceptivos y la publicación de memorias de sostenibilidad, dando cuenta de sus actividades en función de los Objetivos de Desarrollo, así como la realización de acciones empresariales y corporativas responsables para contribuir a un mundo mejor.

El CEO de Atalaya Mining, Alberto Lavandeira, ha declarado que,  «para quienes formamos parte de Atalaya, la sostenibilidad y la responsabilidad son la base de los valores, que aplicamos a todos nuestros proyectos. La industria minera moderna ha demostrado su resiliencia y su contribución al bienestar en los momentos más difíciles, como la crisis sanitaria que estamos viviendo», ha agregado, tras lo que ha subrayado que «esa capacidad acarrea una gran responsabilidad que no vamos a eludir. Los Diez Principios del Pacto Mundial y los ODS de Naciones Unidas son un espejo donde nos miramos, que nos devuelve la imagen de un futuro mejor. Hay que trabajar para que esta visión se convierta en una realidad», ha concluido.

Sobre Atalaya Mining y el Proyecto Riotinto

Atalaya Mining es una compañía minera internacional cotizada en las bolsas de Londres y Toronto que produce 45.000 toneladas de cobre en la mina de Riotinto, en Huelva, a través de su filial española Atalaya Riotinto Minera. Asimismo, mantiene un porfolio de proyectos en diversas etapas de desarrollo para promover la extracción de metales incluyendo Masa Valverde y Touro.

Superando los 300 millones de euros, la histórica mina de Riotinto ha implementado un proyecto que incorpora las últimas innovaciones tecnológicas en el sector, así como los conceptos de seguridad y sostenibilidad ambiental de la minería del siglo XXI, destacan desde la empresa, que además ha realizado «importantes» mejoras ambientales generando alrededor de 1.000 empleos directos, concluyen.