El PSOE apuesta por una sanidad y educación públicas que pasan por su “peor momento” tras los tres años de Gobierno del PP

El número dos de la candidatura socialista de Huelva al Parlamento andaluz, Enrique Gaviño, destaca las propuestas de su partido

El PSOE de Huelva ha destacado sus principales propuestas electorales en materia de sanidad y educación para la provincia onubense, dos asuntos “esenciales para toda la sociedad andaluza que han definido a los gobiernos socialistas durante los años en que hemos contamos con la confianza de los ciudadanos”.

Así lo ha comunicado el número dos de la candidatura del PSOE de Huelva a las próximas elecciones andaluzas del 19 de junio, Enrique Gaviño, que ha lamentado que “en estos tres años de Gobierno del PP hemos pasado por el peor de los momentos en la comunidad autónoma en esta materia”.

“En estos años, el Gobierno no ha cuidado de los andaluces y andaluzas”, ha proseguido Gaviño a las puertas del centro de salud de Los Rosales, en el transcurso de un reparto electoral por la zona, donde ha puesto como ejemplo el hecho de que, “en plena pandemia, el PP ha recortado en la provincia los sistemas sanitarios públicos”.

En concreto, “12 centros de salud y servicios de urgencias fueron cerrados, perdimos personal sanitario y sufrimos constantemente la falta de importancia que le da el PP a la salud en Huelva”, ha añadido el candidato socialista, tras lo que ha lamentado que, si “nefasta” es la atención primaria, “peor” aún es la atención hospitalaria.

Gaviño ha explicado que “en Andalucía tenemos a 50.000 personas esperando que se les atienda para una prueba u operación y a más de 1.000 en la provincia que llevan más de un año esperando a que se les opere”, datos “insostenibles” que evidencian una situación hospitalaria que “no se puede contener”, ha apostillado.

El número dos de la lista del PSOE también ha puesto como ejemplo el hecho de que los chares de la provincia no han tenido “ni un solo paso para que sean realidad”, lo que contrasta con la forma de proceder del Gobierno central, que “ya está licitando la carretera de acceso” al hospital de alta resolución de Lepe, ha agregado.

Sin embargo, “la Junta de Andalucía, en su voracidad privatizadora, se ha gastado 200 millones de euros en un sistema de concierto con un hospital privado que está al lado, el Virgen de la Bella, que no presta ni la mitad de los servicios que necesitan los ciudadanos y ciudadanas de la Costa”, ha proseguido Gaviño.

Por último, el candidato socialista se ha referido al Hospital Materno-Infantil, con el que “venimos sufriendo todos los devaneos que el PP puede hacer”, ha criticado Gaviño, tras lo que ha recordado que “la última de las ocurrencias es instalarlo en las salas de consultas externas del Juan Ramón Jiménez”, una medida que “los profesionales sanitarios ya han dicho que es inviable”, ha añadido.

Frente a ello, el PSOE apuesta, tal y como ha comunicado el candidato socialista, por un Materno-Infantil “moderno y nuevo, tal y como estaba planificado, con una inversión de 29 millones de euros”.

Ese es “el primero de nuestros compromisos”, ha continuado Gaviño, tras lo que ha indicado que el segundo es que “nos dejen de volver loco para tener cita con el médico”, para lo que los socialistas se comprometen a llevar a cabo la “inversión necesaria para que todos los ciudadanos y ciudadanas sean atendidos por su médico de cabecera en dos días”.

De otra parte, sobre el ámbito de la educación, Enrique Gaviño ha recordado que en estos tres años y medio “el PP ha recortado el número de docentes y eliminado 175 aulas completas en la provincia y colegios enteros como el Tres Carabelas en la capital”, por lo que “no hacen una apuesta por la educación pública, sino por mantener los conciertos con la educación privada”, ha añadido.

Ante ello, el candidato del PSOE ha mostrado el compromiso de su partido con la educación pública, un compromiso que pasa por medidas como garantizar la educación pública y gratuita para todos los niños de 0 a 3 años, la reducción de la ratio a menos de 20 niños y niñas en cada clase, una formación profesional que responda a las necesidades de nuestra tierra y garantizar una financiación digna de la Universidad.