El Ayuntamiento aprueba bonificaciones fiscales para todos los impuestos municipales

Algunas de estas modificaciones de las ordenanzas fiscales buscan fomentar buenas prácticas ambientales tanto en ciudadanos y ciudadanas como empresas

El Ayuntamiento de Huelva ha aprobado una serie de nuevos incentivos tributarios que afectan a la totalidad de los impuestos municipales. Así lo ha anunciado la teniente alcalde de Economía, Presidencia y Relaciones Institucionales, María Villadeamigo Segovia, en una rueda de prensa en la que ha informado de todas las modificaciones que se realizarán en las ordenanzas fiscales para la aplicación de estas bonificaciones.

Unas medidas que fueron ratificadas en el pleno municipal del pasado 21 de diciembre y que son fruto del acuerdo entre los distintos grupos que conforman la corporación pues, como ha detallado la primera teniente alcalde “estas medidas nacen, una vez más, del consenso de todos los grupos y concejales no adscritos que han participado, o han querido participar, en las distintas reuniones técnicas del grupo de trabajo creado con tal fin, pues entendemos que este tipo de propuestas deben ser fruto del trabajo de todos y no tan solo de aquellos que formamos parte del equipo de gobierno”.

El primer grupo de medidas adoptadas, que afecta a los impuestos sobre Vehículos de Tracción Mecánica, Actividades Económicas y sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, presentan un marcado carácter medioambiental, y van dirigidas tanto a la ciudadanía como a empresas. Con ellas se quiere dar un paso más en el intento de promover el uso de alternativas menos contaminantes y fomentar el ahorro energético, buscando favorecer el uso de buenas prácticas ambientales, con el fin de incentivar conductas más ecológicas entre la población y los responsables de actividades económicas.

“Actualmente nos encontramos ante una serie de retos encaminados al diseño y a la definición de una sociedad que sea compatible con el cuidado del planeta y mejorar las vidas y las perspectivas de las personas, retos que se encuadran básicamente dentro de los Objetivos de Desarrollo Sostenible marcados en la Agenda 2030 y en los que también las entidades locales deben tener un protagonismo especial” declaraba Villadeamigo en la rueda de prensa.

De esta forma, con respecto al Impuesto sobre Vehículos de Tracción Mecánica se ampliará la bonificación máxima del 75% hasta ahora tan solo reconocida a los vehículos eléctricos, a todos los clasificados en virtud de su potencial contaminante como vehículos 0 emisiones (los identificados con la pegatina azul). Además, también se introduce una nueva bonificación del 25% de la cuota durante cuatro años a los vehículos ECO de nueva matriculación, híbridos y propulsados por gas (los identificados con la pegatina verde y azul).

En lo relativo al impuesto sobre Actividades Económicas aquellas empresas que instalen sistemas para el aprovechamiento de energías renovables en sus establecimientos podrán bonificarse el 10% del coste de dicha instalación, siempre que este no supere el 50% de la cuota del impuesto. Asimismo, dicha tasa se bonificará en un 50% a las empresas que establezcan un sistema de transporte colectivo para sus empleados.

Para el impuesto sobre Construcciones, Instalaciones y Obras, se incrementa la rebaja al máximo legal del 95% en las obras para la individualización de contadores de suministro de agua y para la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos. También serán bonificadas en un 75% las instalaciones de sistemas de energía solar fotovoltaicos conectados a la red de distribución eléctrica. Se bonificarán en un 50% la obras de instalación de sistemas solares térmicos para agua caliente sanitaria, de reducción de la demanda energética en viviendas mediante la mejora de su envolvente térmica y las de sustitución e incorporación de fuentes de energía renovables para calefacción, climatización y ventilación en las viviendas. Por último, la rebaja fiscal será del 25% para las instalaciones u obras realizadas en inmuebles no destinados a viviendas (comerciales, industriales, sociales etc.), para la instalación de fuentes de energía renovables, así como también de reducción de su demanda energética mediante la mejora de su envolvente térmica.

En lo que al Impuesto sobre Bienes Inmuebles se refiere, se ha extendido la bonificación del 95% a los inmuebles que sean de titularidad de una entidad que haya sido declarada por el Ayuntamiento de Utilidad Pública Municipal. “Queremos corregir el vació existente en la ley 49/2002 de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos, que declara exentas del IBI tan solo a las declaradas de interés público estatal. Es por ello, que proponemos bonificar en el máximo legalmente contemplado a las declaradas por este Ayuntamiento con igual carácter.” informaba Villadeamigo.

Por último, en el Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de naturaleza Urbana (Plusvalía) se vuelven a incrementar las bonificaciones actualmente existentes a las transmisiones por herencia de la vivienda habitual del fallecido o fallecida, pues, como explicaba la teniente alcalde “entendemos que es en este tipo de situaciones son difíciles de afrontar cuando se producen para los ciudadanos y ciudadanas más vulnerables económicamente”

Se calcula que, una vez publicadas en el Boletín de la Provincia (BOP) y pasado el plazo de reclamaciones, estas medidas podrían entrar en vigor en torno a mediados del mes de marzo del próximo año 2023.