Detienen a tres personas tras hallar 14 kilos de cogollos de marihuana en una nave industrial de Huelva

También disponían de otra construcción para el almacenaje del material y útiles necesarios para el cultivo

La Guardia Civil ha procedido a la detención de tres personas, e investiga a una cuarta, como presuntos autores de los delitos de tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

La denominada “Operación Trasnochadores”, se inició tras obtener indicios de la existencia de dos naves industriales que estarían relacionadas con el “cultivo indoor” de marihuana.

Continuando con las indagaciones, y al efecto de confirmar las sospechas, los investigadores emprendieron una serie de visitas discretas a una de las naves, confirmando que el inmueble no presentaba ninguna actividad laboral aparente, además de emanar un fuerte olor a cannabis sativa y percibir un incesante ruido de motores eléctricos en continuo funcionamiento.

Tras las investigaciones realizadas por los agentes, se llevó a cabo un dispositivo policial, donde fueron detectadas las personas relacionadas en el cultivo cuando se disponían a retirar parte de los cogollos del interior de una de las naves, con el objetivo de realizar la posterior venta en el mercado negro.

Por todo ello, se procedió a la entrada y registro de las dos naves situadas en diferentes polígonos industriales de Huelva, localizando en el interior de una

De ellas un cultivo de marihuana con capacidad de 400 plantas que ya habían sido cortadas, encontrándose en fase de secado, siendo intervenidos 14 kilos de cogollos de marihuana.

La nave se encontraba acondicionada para crear las condiciones idóneas de humedad y temperatura necesarias para el crecimiento de las plantas, estando destinada íntegramente para llevar a cabo las labores de cultivo, desarrollo y recolección de la marihuana.

La otra nave industrial era utilizada para el almacenaje del material y útiles necesarios para este tipo de cultivos.

Así mismo, la plantación estaba conectada de forma fraudulenta al suministro eléctrico y al abastecimiento del agua, lo cual podía haber provocado un riesgo grave de incendio debido a las condiciones de la instalación, poniendo en peligro la seguridad de la zona afectada.

Hasta el momento han sido detenidas tres personas e investigada a otra, continuando abierta la operación no descartándose nuevas detenciones.

Esta Operación ha sido llevada a cabo por el Equipo ROCA 4 de la Guardia Civil, dentro de las actuaciones que realiza atribuidas a la Operación MILLER, la cual presta especial atención al “cultivo indoor”, realizado con técnicas de selección genética y producción intensiva.